7 de las escenas sexuales más controvertidas del cine

Según narra el director, antes de comenzar un día de rodaje, Marlon Brando estaba untando mantequilla en una tostada para el desayuno cuando se le ocurrió una espantosa idea

Regeneración, 5 de diciembre del 2016.-Luego de trascender en los medios una entrevista de 2013, en la cual el director del clásico cinematográfico, Bernando Bertolucci, explica cómo fue planeada la escena de abuso sexual en la película “El último tango en París”. Esto ha causado indignación en el mundo del séptimo arte.

Según narra el director, antes de comenzar un día de rodaje, Marlon Brando estaba untando mantequilla en una tostada para el desayuno cuando se le ocurrió una espantosa idea. Se la comentó al director Bernardo Bertolucci y el resto… es historia.

La historia del séptimo arte que, por desgracia, aún remueve la entrañas de muchos cuando observan este clásico. Pero no es la primera vez que una controversia rodea a un filme cuyo contenido sexual es cuestionado por su rudeza.

Estas son otras siete películas con escenas sexuales que causaron escándalo en su momento e incluso hoy en día, según el portal BBC

1. La Naranja Mecánica (1971)

La Naranja Mecánica

En el galardonado filme de Stanley Kubrick, lleno de escenas violentas, el protagonista y tres de sus secuaces irrumpen en una residencia, donde atacan a una pareja y abusan sexualmente de la mujer.

Esta escena y otras más con contenido sexual explícito y violento hicieron que la película fuese clasificada como “solo para adultos” en Estados Unidos y se proyectara de manera limitada en Inglaterra.

En los años siguientes a su estreno, el filme provocó protestas y reportes de prensa de crímenes que supuestamente imitaban la trama de ficción, señaló el diario The New York Times.

La actriz que protagonizó esa escena, Adrianne Corri, también se quejó de las múltiples tomas que requirió Kubrick para filmarla, reportó la página web especializada en cine IMDB.

En todas las repeticiones Corri, quien murió en marzo de este año, debía permanecer con la ropa rasgada y casi desnuda.

“La filmación de la escena era tan complicada que la actriz originalmente seleccionada renunció“, señaló IMDB.

A pesar de la polémica, la película fue nominada a cuatro premios Oscar, incluida la categoría de mejor película.

2. Don’t look now (1973)

LEER MÁS:  Edad de asesino de Valeria no cuadra, Eruviel Ávila no ha contactado a familia: madre

La película de suspenso, protagonizada por Donald Sutherland y Julie Christie, cuenta la historia de una pareja que viaja a Venecia luego de que su hija pequeña muere en un trágico accidente.

El filme del británico Nicolas Roeg recibió buenas críticas, pero también fue objeto de controversia por la escena de sexo que interpretaron los actores.

En ella, él le practica sexo oral a su esposa, en una de las primeras escenas de este tipo en la historia del cine comercial, según Mark Sanderson, autor de un libro sobre el filme del Instituto Británico del Cine (BFI, por sus siglas en inglés).

Por esta secuencia la película se estrenó en Estados Unidos e Inglaterra bajo la clasificación de “solo para adultos”.

Y se mantuvo controvertida durante unos años más, cuando la BBC omitió la escena al estrenarla para televisión, decisión que sumó varias quejas de los televidentes, señaló Sanderson.

3. Blue Velvet (1986)

La película del estadounidense David Lynch fue descrita como una “mezcla juguetona y perturbadora de lo real, lo surreal y lo fantástico“, por el crítico Philip French, del diario The Guardian.

En el filme un joven llamado Jeffrey descubre una oreja humana abandonada en un jardín. Su decisión de investigar el extraño hallazgo lo lleva a participar en una relación sadomasoquista y violenta entre Frank Booth y Dorothy, una cantante.

El personaje de Frank, interpretado por Dennis Hopper, utiliza una máscara en la que inhala algún tipo de sustancia que enriquece su experiencia sexual con Dorothy.

sta secuencia y otras más causaron polémica entre la crítica.

Roger Ebert, periodista del Chicago Sun Times, criticó en aquel entonces la manera en que el personaje de Dorothy, interpretado por Isabella Rossellini, fue “humillado y denigrado frente a la cámara”.

La actriz italiana dijo en una conferencia en 2002 que “Blue Velvet” tuvo dificultades con la distribución por ser un filme “de medianoche” y que tras su estreno obtuvo “muchas malas reseñas”.

“Especialmente yo, pues dijeron que estaba dispuesta a hacer porno y quitarme la ropa para lograr algún tipo de reconocimiento cercano al que alcanzó mi madre”, dijo la hija de la estrella del cine Ingrid Bergman.

4. Kids (1995)

Protagonizada por actores menores de edad, la primera escena de “Kids” muestra a un adolescente convenciendo a una niña de 12 años para mantener relaciones sexuales por primera vez.

LEER MÁS:  Daniel Day-Lewis, Cameron Diaz, Sean Connery, y otros que 'dejaron' la actuación

“Todos estos chicos estaban actuando, porque ni siquiera eran activos sexualmente. Tenían como 15 o 16 años”, le dijo a la revista Rolling Stone Leo Fitzpatrick, quien interpretó el papel de “Telly”.

“Yo había tenido sexo quizá una sola vez antes en mi vida”, señaló el actor.

Por escenas como esas, la crítica se dividió entre describirla como un retrato de una generación precoz en sus prácticas sexuales y de consumo de drogas, o como “pornografía infantil”, como reseñó la periodista del diario The Washington Post, Rita Kempley.

El filme recibió una clasificación de NC-17 (para mayores de 17 años) por la Asociación Cinematográfica Estadounidense (MPAA, por sus siglas en inglés)

Su director, Larry Clark, apeló a la decisión pero el ente mantuvo la etiqueta y recomendó que el filme no se editara para que conservara su impacto, reportó el portal IMDB.

5. Ojos bien cerrados (1999)

nicolekidman

La secuencia más icónica del filme, según los críticos, muestra a Tom Cruise (en el papel de William Harford) topándose con varios actos sexuales entre personas enmascaradas mientras deambula por varios salones de una mansión.

A pesar de su alto contenido erótico, el estudio Warner Bros alteró digitalmente la escena de la orgía para mantener la clasificación “R” que permite que los espectadores menores de 17 años vean la película en compañía de un adulto.

Decisión que no fue bien recibida por algunos fanáticos de su director, Stanley Kubrick, quien murió poco después del final del rodaje.

La crítica de cine de The New York Times Janet Maslin calificó esas alteraciones como “un chiste”.

“El significado y efecto de los actos presenciados siguen siendo los mismos”, dijo en su reseña de 1999.

La versión sin censura del filme, protagonizado por Cruise y Nicole Kidman, se lanzó en Estados Unidos en 2007 bajo el formato de DVD.

6. Irreversible (2002)

Escena de la película Irreversible

La escena de violación en la película del director argentino Gaspar Noé es una secuencia sin cortes de casi diez minutos.

La actriz italiana Mónica Bellucci, quien interpreta a Alex, se marcha de una discoteca y de camino a casa es atacada y abusada por un hombre en medio de un sombrío túnel peatonal.

LEER MÁS:  Leonardo DiCaprio devuelve Oscar

“No sabía cómo iba a actuar esa escena hasta que llegó el momento de hacerla. Fue fuerte porque se filmó de una manera muy realista“, dijo Bellucci en una entrevista en 2002.

La intérprete admitió que la película fue altamente controvertida y que “algunos la amaron y otros la odiaron”.

David Ansen, de la publicación Newsweek, escribió en su reseña que varias mujeres abandonaron la sala de proyección cuando se exhibió la película en el Festival de Cannes.

Y lo mismo ocurrió en otras salas de cine, según artículos de prensa.

“Esta película es difícil, lo entiendo, pero es importante”, argumentó Belluci.

7. Anticristo (2009)

La película de Lars von Trier comienza con una secuencia en cámara lenta donde hay sexo explícito que termina con dos escenas vívidas de mutilación genital.

Y así continúa la cinta de horror, llena de escenas cargadas de violencia sexual y sadomasoquismo.

Sólo pude ver los increíblemente espeluznantes últimos 20 minutos de la película a través de mis dedos“, reseñó Peter Bradshaw, crítico del diario británico The Guardian.

Von Trier señaló en su momento que hacer la película lo ayudó a superar una depresión paralizante, pero el resultado causó profunda incomodidad en más de un espectador.

Para varios críticos las escenas de explícita violencia sexual no se justificaron en la trama.

El director danés dijo “sentirse bien” cuando le preguntaron por la reacción negativa hacia su película, reportó Reuters.

Y esta sigue dando de qué hablar, pues en febrero de este año un tribunal en Francia prohibió su proyección en cines, televisión y video por su contenido sexual y violento.

Un grupo católico llamado Promouvoir pidió que se vuelva a clasificar para evitar que cualquier menor de 18 años pueda verla.

 

Comentar con facebook