Agentes del INM niegan comida a migrantes para que acepten deportación voluntaria

“Tú hoy no comes”, con esa orden los agentes del INM amenazan y castigan a los migrantes indocumentados que no quieren firmar su deportación voluntaria.

 

Regeneración, 3 de agosto de 2017.- El Comité Ciudadano del Instituto Nacional de Migración (INM) realizó un monitoreo en el que tuvieron acceso a 17 estaciones migratorias del país y donde pudieron detectar que los agentes federales y custodios privados, así como personal que trabaja en las estaciones, amenazan a quienes no aceptan la expulsión voluntaria negándoles medicinas básicas y productos de higiene personal.

“Tú hoy no comes”, con esa orden los agentes amenazan y castigan a los migrantes indocumentados que no quieren firmar su deportación voluntaria.

El Comité Ciudadano documentó que, los migrantes son hostigados y agredidos física y verbalmente.

“Yo tengo cinco amenazas de muerte de los guardias y también de migración. Nos maltratan, nos humillan con insultos. Y hay veces que voy a ingerir mis alimentos y el guardia me dice que no puedo pasar al comedor”, dijo un migrante detenido en la estación de Iztapalapa, en la Ciudad de México.

LEER MÁS:  Policías asesinaron a niño hondureño de 10 años que buscaba reunirse con su madre en EU

El texto señala que “las personas afectadas identificaban intencionalidad en el maltrato, como la humillación, el amedrentamiento disciplinario o el hostigamiento para forzar la deportación”.

El documento apunta que, en el caso del acceso a la salud, “en los centros migratorios más grandes, el acceso a los servicios médicos está condicionado a la voluntad de los guardias de seguridad”.

Además, se identificó un uso sistemático de medidas de aislamiento en “celdas de castigo” o “cuartos de tratamiento especial”, que las personas detenidas suelen llamar “pozo” o “calabozo” por tratarse generalmente de espacios que no reúnen las condiciones dignas elementales.

“Lo que a mí me pasa yo no se lo digo a nadie, porque nadie aquí adentro me puede ayudar. Si uno levanta la mano para reclamar, lo que hacen es llevarlo al pozo. He visto cómo han agredido a los que se llevan a ese lugar, porque se pelean o dicen algo, o porque se quieren defender de las agresiones de los mismos guardias”, acusó un migrante detenido en una estación del INM en Tapachula.

LEER MÁS:  Gobierno de Trump pone fin a programa para menores refugiados de Centroamérica

Incluso, los migrantes dijeron que no solo son amenazados por los agentes de seguridad, también por funcionarios del área jurídica del INM.

Una mujer centroamericana denunció que una funcionaria del INM la “desanimó” para que no iniciara el proceso de asilo, diciéndole que estaría encerrada mucho tiempo en una estación migratoria hasta que se resolviera el trámite.

“¿Sabías que tienes que esperar tres meses (para el trámite)? Y no cuentan días hábiles. Además, las probabilidades de que te digan que no son muchas. Así que mejor regrésate, porque a veces el proceso dura hasta seis meses”, dijo la funcionaria, según el testimonio de la mujer entrevistada.

Jan Jarab, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, criticó que esta táctica para desincentivar el refugio es “un problema sistémico” en el país.

LEER MÁS:  6 personas al borde de la muerte, luego de que les inyectaron 'líquido desconocido'

“Si a los migrantes se les dice que no pidan asilo porque van a pasar mucho tiempo encerrados en estaciones migratorias donde las condiciones son deplorables, entonces no es regreso voluntario. Se podría llamar regreso ‘pseudo-voluntario’”, dijo.

 

 

 

Con información de Animal Político 

Comentar con facebook