Analfabetismo en México es sinónimo de falta de oportunidades

El analfabetismo es una expresión de la desigualdad y la falta de oportunidades persistentes en el país

9 de septiembre de 2014.-Cerca de seis millones de mexicanos mayores de 15 años no saben leer ni escribir y esta carencia limita el ejercicio de sus derechos fundamentales y el acceso a distintos servicios.  El analfabetismo es una expresión de la desigualdad y la falta de oportunidades persistentes en el país, estableció Verónica Reyes Pérez, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la UNAM.

Pueblos-indigenas-en-Mexico-izamef-wordpress-com

Para combatir el rezago, la política pública debe vincularse con las necesidades de las comunidades y los responsables diseñar instrumentos para evaluar el avance de los programas relacionados, recomendó la especialista en ocasión del Día Internacional de la Alfabetización, que se conmemora este 8 de septiembre.

LEER MÁS:  Empresas y gobiernos se alían para desvirtuar consultas previas en pueblos indígenas

Reyes Pérez enfatizó que de cinco millones 800 mil analfabetas en el país, 3.5 millones son mujeres. Del total, la mayoría vive en Veracruz, Oaxaca, Guerrero y Chiapas, entidades con graves problemas de marginación y altos índices de reprobación en el país. Es un asunto vinculado a la falta de oportunidades: 75 por ciento de embarazos no deseados entre la población de 15 y 20 años son de jóvenes que no saben leer ni escribir, ejemplificó.

“Sin estas posibilidades ¿cómo pueden firmar un contrato, tener un trabajo digno, comprar medicinas y educar a sus hijos o exigir sus derechos fundamentales?”, cuestionó. La académica, jefa del Departamento de Investigación Educativa de la FES Acatlán, subrayó que el analfabetismo demuestra la desigualdad persistente en el país.

Para erradicar el problema, las políticas públicas deben ser de largo aliento e identificar las zonas de alta marginación, con instrumentos de seguimiento y evaluación. Asimismo, se requieren enlaces comunitarios para promover los beneficios e impulsar la participación de sus habitantes en las tareas respectivas.

LEER MÁS:  Abunda informalidad laboral en estados del sur del país

La especialista aludió a la relevancia de los programas de servicio social de las instituciones educativas para atender la problemática referida.  En la UNAM destacan las iniciativas comunitarias impulsadas por la Dirección General de Orientación y Servicios Educativos (DGOSE) con distintos esquemas en beneficio de poblaciones marginadas.

Desde la academia pueden investigarse las causas y motivos del rezago, proponer acciones para incidir en las comunidades e incluir a los estudiantes en estos trabajos a través del servicio social. Se trata de involucrarlos en la solución del problema y retribuir los beneficios recibidos en su estancia en la Universidad, apuntó.

LEER MÁS:  TransCanada y gobierno discriminan a indígenas, se quejan ante la ONU

Este año la UNESCO propone el lema “yo sí puedo” para conmemorar el Día Internacional de la Alfabetización. En México es posible atender el rezago con acciones planificadas, concertadas y de largo plazo. Todos podemos ayudar a resolverlo, concluyó.

(Invdes)

Comentar con facebook