Ante la crisis política y electoral, ex asesor de Televisa propone cambiar de nombre al PRI

El asesor estelar de Enrique Peña Nieto, desde abril de 2016, y todo poderoso ex vicepresidente de Ventas y Mercadotecnia de Grupo Televisa, Alejandro Quintero, sugirió un plan mercadológico para diluir el desgaste del gobierno peñista y del PRI, proponiendo un nuevo nombre y otro Plan de Acción

Por Jenaro Villamil | Homozapping

Imprimir

En vísperas de las elecciones en el Estado de México y ante la proximidad de la Asamblea Nacional del tricolor el próximo mes de agosto, una “brillante idea” se comienza a manejar en el alto mando del PRI y en Los Pinos desde principios de mayo: para frenar la crisis del partidazo lo importante es cambiarle el nombre.

A sus 87 años de edad, el partido gobernante ha tenido tres denominaciones: Partido Nacional Revolucionario (PNR), creado en la época de Plutarco Elías Calles en 1929; Partido de la Revolución Mexicana (PRM), durante el sexenio de Lázaro Cárdenas; y Partido Revolucionario Institucional (PRI), desde la época de Miguel Alemán Valdés hasta la actualidad.

La sugerencia del cambio de nombre del PRI no es nueva. Ya en la época de Carlos Salinas de Gortari se manejó la posibilidad de rebautizarlo como Partido de la Solidaridad Nacional; a finales del siglo pasado, Genaro Borrego, ex líder nacional priista, y Roberto Campa propusieron también cambiarle las siglas al tricolor; y en julio del 2006, el entonces gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, lanzó la idea de rebautizar al PRI como Primero México.

LEER MÁS:  Feminicidio de mujer destripada, pone a temblar a Ecatepec: El País

En 2017 la nueva idea surgió en el corazón de Los Pinos. El asesor estelar de Enrique Peña Nieto, desde abril de 2016, y todo poderoso ex vicepresidente de Ventas y Mercadotecnia de Grupo Televisa, Alejandro Quintero, sugirió un plan mercadológico para diluir el desgaste del gobierno peñista y del PRI, proponiendo un nuevo nombre y otro Plan de Acción.

Se desconoce cuál es el nuevo nombre que le quieren dar al tricolor, pero es claro que Alejandro Quintero propuso un cambio cosmético para una crisis sistémica que puede llevar al PRI a su primera gran derrota electoral en el Estado de México, la “joya de la corona” del peñismo y del priismo.

En los corrillos políticos, quien ha propuesto también este cambio es la diputada federal del Estado de México, la priista Martha González Calderón, cercana también al entorno de Los Pinos y al coordinador de los diputados federales, César Camacho Quiroz.

El cambio de nombre del PRI ha generado resistencias en viejos liderazgos y dirigentes del partido porque no creen que con una “simple maquilladita” se logre remontar la crisis por la que atraviesa el tricolor y tampoco consideran que el más autorizado para hacer esta propuesta sean el propio Peña Nieto y su asesor Alejandro Quintero Iñiguez, a quienes ven como corresponsables de la pantanosa campaña que está ocurriendo en el Estado de México.

LEER MÁS:  Delfina Gómez protestará ante IEEM ante posible imposición de Del Mazo

Quintero Iñiguez participa en el “cuarto de guerra” del candidato a gobernador Alfredo del Mazo Maza, que ha sido un desastre. Son cuatro mandos con ideas distintas que no han logrado cuajar. Quintero está junto con otros consultores como Jordi Segura y la ex vocera de Felipe Calderón, Alejandra Sota, la misma de la que se quejó Josefina Vázquez Mota le dijo en la contienda presidencial de 2012 como “la pinche Sota”.

Quintero Iñiguez llegó al entorno de Los Pinos después de haber sido relevado de la manera más grotesca el 20 de enero de 2015 de la vicepresidencia de Ventas y Mercadotecnica de Televisa. De él dependía el 60 por ciento de los ingresos de Televisa tanto por la vía comercial como por los convenios con partidos políticos, gobiernos estatales y aspirantes presidenciales como fue el entonces Peña Nieto.

Peña Nieto y Quintero son viejos conocidos. El “Plan de Acción” para llevar a Peña Nieto a Los Pinos desde el cargo de gobernador del Estado de México fue trazado por Alejandro Quintero desde octubre de 2005, a través de sus empresas brókers como TV Promo y Radar, que finalmente fueron admitidas por Televisa como intermediarias.

LEER MÁS:  Dividido, débil y sin candidato presidencial llega PRI a su asamblea nacional

Ese famoso convenio multimillonario entre el gobierno mexiquense y Televisa siempre fue negado por ambas partes, pero ahora rinden frutos: Los Pinos “rescató” a Quintero y éste pretende “rescatar” al PRI de una posible derrota en las elecciones presidenciales del 2018.

La mayoría de los cuadros priistas con muchos años en estas batallas ven su propuesta de maquillar al PRI simplemente como una “mala broma”.

Comentar con facebook