Compartir

En el evento, Carmen Aristegui, calificó la situación de México como un “colapso humanitario”. “No puede ser que tengamos un elefante blanco en medio de la sala y nadie lo vea”, dijo.

Regeneración, 20 julio 2017.- La periodista Carmen Aristegui recibió el Premio a la Libertad de Expresión en Iberoamérica que entrega la Casa Amèrica de Catalunya, en el Salón de Crónicas del Ayuntamiento de Barcelona, fue presidido por el Alcalde accidental de Barcelona, Gerardo Pisarello, acompañado por el director general de Casa Amèrica Catalunya, Antoni Traveria.

Marta Nin, subdirectora de Casa Amèrica Catalunya, leyó un escrito de Carlos Payán Velver, maestro del periodismo mexicano y Premio Casa Amèrica Catalunya a la Libertad de Expresión 2015, quien recordó a la audiencia que “los periodistas asesinados en México han sido los primeros defensores del país en contra del hampa y los políticos asociados” y subrayó: “Un país que no defiende sus periodistas no merece figurar en el mapa”.

LEER MÁS:  Detención arbitraria de periodistas y universitarias en Hidalgo

En el evento, Carmen Aristegui, calificó la situación de México como un “colapso humanitario”. “No puede ser que tengamos un elefante blanco en medio de la sala y nadie lo vea”, dijo.

“Es necesario que la sociedad mexicana se quite de encima el pasmo que la embarga. Nos hemos tragado cosas que cualquier democracia no habría aceptado, como la desaparición de las 43 personas de Ayotzinapa. ¿Qué más tiene que pasar en el horror en el que vivimos?”, añadió.

La periodista aprovechó el acto para denunciar que en México se han desarrollado varias maneras de atacar a los periodistas.

LEER MÁS:  Llevaba cuatro años muerta en la cocina de su casa; la hallaron momificada en España

Aristegui también recordó las represalias sufridas a raíz de sus contrastadas investigaciones periodísticas que han destapado escándalos que afectan al mismo Presidente de México Enrique Peña Nieto.

Reclamó una “herramienta de defensa legal” que proteja los informadores ante los intentos de censurar su trabajo.

“Una sociedad no puede abandonar a sus periodistas. La muerte de un periodista es también la muerte de la libertad y quitar a la sociedad su derecho a saber”, dijo en su discurso.

El pasado 19 de junio, el diario estadounidense The New York Times publicó que periodistas como Carmen Aristegui y Carlos Loret de Mola, así como los defensores de derechos humanosMario Patrón y Stephanie Brewer, entre otras personas, han sido espiados por el Gobierno mexicano.

LEER MÁS:  Portugal y España empatan 3-3 en Rusia 2018

En el caso de Aristegui, los mensajes recibidos ocurrieron durante sucesos como la exoneración de Peña Nieto por el conflicto de interés de la “casa blanca” o la publicación de reportajes relacionados con la figura presidencial.

La investigación indica que el Gobierno de México adquirió el software Pegasus a NSO Group apenas llegó al poder Enrique Peña Nieto. Ese programa, en teoría, sólo debe ser usado para investigar a criminales y terroristas.

 

Con información de El País 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook