Silvano Aureoles propone cárcel de 5 años a las mujeres que aborten

 

aureoles-belinda

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles propone pena de cinco años de prisión a las mujeres que se practiquen un aborto y una pena de uno a tres años a quien ayude a una mujer a interrumpir su embarazo.

Regeneración, 23 de abril de 2017.- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles propone cambiar el Código Penal del estado y castigar a las mujeres que interrumpan un embarazo con cinco años de cárcel.

Actualmente, si una mujer aborta de manera voluntaria puede ser sancionada con una pena que implica trabajo comunitario de seis meses a un año y de seis meses a dos años a quien ayude a una mujer a interrumpir un embarazo. Sin embargo, el gobernador Silvano Aureoles propone un nuevo Código Penal en el que se aplicará una pena de prisión de cinco años a la mujer que aplique un aborto y de uno a tres años. En el caso de que no haya sido con consentimiento de seis a ocho años.

LEER MÁS:  Contra la ‘objeción de conciencia’ de médicos en casos de aborto, clínicas especializadas

La propuesta de Código Penal del mandatario michoacano está siendo analizada por el Congreso del estado. Este tema de los derechos reproductivos de las mujeres se ubica en el polémico artículo 288 del código. Ahí se establece que se impondrá una pena menor de seis meses a un año de prisión si la madre que voluntariamente procure su aborto o consienta en que otro la haga abortar, solo si no tiene mala fama; que haya ocultado su embarazo y que éste sea fruto de una unión ilegítima. Si no cumple estos requisitos, se le aplicarán de uno a cinco años de prisión.

LEER MÁS:  Cada 4 horas se comete un feminicidio en México

En la propuesta del Ejecutivo se reducen las causas de no punibilidad en los casos en que el aborto sea causado sólo por imprudencia de la mujer embarazada, o cuando el embarazo sea resultado de una violación; y pretende eliminar la no acción penal en los casos de inseminación artificial no consentida, de procreación asistida no consentida o precaria situación económica.

La propuesta de Silvano considera la exención de penas, solo en caso de peligro de muerte para la madre o el producto, pero excluye la de malformación genética del feto.

Si el aborto lo provoca un médico, cirujano, comadrón o partera, además de las sanciones establecidas se le suspenderá de dos a cinco años en el ejercicio de su profesión (artículo 287).

Es decir, con esta propuesta, el gobernador Silvano Aureoles, pasa de ser parte de la llamada “izquierda moderna” a formar parte de las filas la derecha retrógrada que criminaliza a las mujeres que deciden sobre su propio cuerpo en caso de embarazo.

LEER MÁS:  México invisibiliza las muertes de la clase trabajadora en el terremoto: The Guardian

(Con información de Quadratín y del gobierno de Michoacán)

Comentar con facebook