Consumo de carne roja propicia menstruaciones tempranas

La llegada temprana de la menstruación se asocia al riesgo de enfermedades en la vida adulta.

niña menstruacion carne

 

Regeneración, 13 de marzo de 2016.- Las niñas que consumen más carne roja suelen menstruar a edades más tempranas que el resto.

Comer carne roja parece ser el detonante para que las niñas comiencen a menstruar cinco meses antes en promedio que las que no, según ha revelado un estudio.

El estudio también descubrió que las niñas que consumen pescados como el atún y las sardinas más de una vez por semana comienzan a menstruar después que las que lo consumen una vez al mes o menos. Los investigadores de la Universidad de Michigan midieron la dieta usual de 456 niñas de entre 5 y 6 años en Colombia, antes de que éstas comenzaran a menstruar.

Las niñas tuvieron un seguimiento de seis años. Durante este tiempo, se les preguntó si ya habían tenido su primer periodo, conocido como menarquía. Las niñas que comían más carne roja comenzaban a menstruar a una edad promedio de 12 años con 3 meses, mientras que las que no la comían con tanta frecuencia menstruaban a una edad promedio de 12 años con 8 meses.

LEER MÁS:  Comercial de toallas femeninas rompe con tabú de la menstruación, muestra sangre

Aquellas que comían pescado más frecuentemente comenzaban a menstruar a los 12 años con 6 meses, y esto, dicen los expertos, “Es una diferencia importante porque esto se asocia al riesgo de enfermedades en la vida adulta,” dijo la autora del estudio, una doctorante de la Universidad de Michigan.

Una llegada temprana de la pubertad también se ha asociado con enfermedades del corazón, obesidad y la diabetes tipo 2, dijeron los investigadores. “Hay mucha evidencia que sugiere que el consumo excesivo de carne en diferentes etapas de la vida se relaciona con un cierto número de problemas de salud, especialmente con ciertos tipos de cáncer.

LEER MÁS:  Comercial de toallas femeninas rompe con tabú de la menstruación, muestra sangre

El estudio también revela que pubertades tempranas resultan en otros problemas de salud pública como son la actividad sexual prematura, embarazos adolescentes, y uso de drogas como el alcohol y el tabaco. Otros estudios han demostrado que el consumo de proteínas animales se relaciona con la llegada temprana de la pubertad, aunque este es el primer estudio que se dedica a observar específicamente el consumo de carne roja en la infancia y en particular en el ciclo menstrual de las niñas.

Aunque se sabe que la carne es un factor determinante todavía no se sabe con exactitud qué componente de ella es el que causa la menstruación temprana. “Podrían ser las proteínas o algunos micronutrientes presentes naturalmente en la carne, bio productos como hormonas que se crean durante la producción, la crianza, o el empaque de la carne, o substancias que se dan como alimento al ganado.

LEER MÁS:  Comercial de toallas femeninas rompe con tabú de la menstruación, muestra sangre

El estudio se publicó en el Journal of Nutrition, y puede consultarse aquí.

 

 

Comentar con facebook