“Cuando vuelvas, aquí tendrás tu casa, tu café y nuestro amor”; escribe hijo de Javier Valdez

Share on WhatsAppSubmit to reddit
Share

“Ahora estás en paz” escribe Francisco Javier a su papá y asegura que hablará de él a sus hijos y dirá “lo valiente y chingón” que fue. Defenderá su memoria y levantará su brazo en cada progreso.

hijodejavier

Regeneración, 19 de mayo de 2017.- Padre, ¿dónde estás?, escribió Francisco Javier Valdez Triana, hijo del periodista Javier Valdez Cárdenas, asesinado el pasado 15 de mayo en Cualiacán, Sinaloa.

“Te busco en todas partes, en cada espacio, en cada objeto que palpaste, te busco en mis sueños, pero no te veo. No veo tu cara, tu cuerpo grande y ya desgastado, ya con medio siglo”, continúa el texto compartido a través de Facebook.

Francisco Javier Valdez pidió no olvidar a su padre, no dejarlo solo.
“Ahora, ¿quien me ilustrará, quién me regalará libros a montones, quién me abrazará como tu lo hiciste, quién me aplaudirá en mis logros, quién me brindará el amor tan cálido? Me han dejado sin tu amor, sin la mitad de mi corazón. Me robaste el corazón, te ganaste mi cariño, te di lo mejor de mi: mi amor. Te puedo sentir, en cada paso, en cada verso que leo, en cada poema que escribiste y escribí. Me quede con tu música, con tus películas, con tus libros, con tus lentes, con tus plumas sin tinta, con tus abrazos, tus besos, tus sonrisas, te conozco de la forma más profunda. Ahora, ahora te tengo en mis brazos, y te abrazo y te apapacho cómo tu lo hiciste cuando yo era un bebe”.

LEER MÁS:  Gobierno federal duplicó gasto en seguridad pero no hay resultados

El hijo de Javier Valdez añade que ahora le toca a él defender la memoria y exigir justicia al tiempo que recordará todas las cosas que compartieron juntos.

“Eres la persona que más me ha motivado, tal vez seamos muy diferentes, pero eres el mejor ejemplo que tengo en mi vida, por que siempre hiciste lo que quisiste, lograste lo que muchos quisieron, te desvelaste, lloraste, cantaste, bailaste, sonreíste en momentos tan turbios de tu vida”.

“Ahora estás en paz” escribe Francisco Javier a su papá y asegura que hablará de él a sus hijos y dirá “lo valiente y chingón” que fue.

“Ya muerto, yo le dije al oído que nunca te íbamos a olvidar, y así va a ser papá: voy a alzar tu brazo en cada progreso, voy a saludar cómo tu lo hacías, por qué yo soy tú, cada vez que se haga justicia va a ir a nombre tuyo también. Es solo un poco de lo que te quiero decir, y que cuando vuelvas, aquí tendrás tu casa, tu silla, tu café, y todo nuestro amor de todos los que te amamos. NO DEJEMOS A MI PADRE SOLO, ÉL OCUPA LA AYUDA DE TODOS, ES TODO LO QUE LES PIDO”, finaliza el texto.

LEER MÁS:  Ejecutan a seis en Oaxaca, entre ellos un empleado de la AEI y un funcionario municipal

El 22 de septiembre del 2011, el periodista Javier Valdez recibió el Premio Internacional de Libertad de Prensa del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés). En su discurso, Javier dijo que en Culiacán era un peligro estar vivo y “hacer periodismo es caminar sobre una invisible línea marcada por los malos que están en el narcotráfico y en el gobierno”.

“Esta es una guerra, sí. Pero por el control del narco, pero nosotros los ciudadanos ponemos los muertos y los gobiernos de México y Estados Unidos, las armas”, continúo.

“Dedico este premio a los periodistas valientes, a niños y jóvenes que viven una muerte lenta, he preferido darles rostro y nombre a las víctimas, retratar este panorama triste y desolador, estos pasos agigantados de tomar atajos hacia el apocalipsis en lugar de contar los muertos y reducirlos a números”.

LEER MÁS:  Un muerto y tres heridos deja balacera en Coyoacán

Y finalizó “con ustedes, con este premio, puedo decir que tengo donde guarecerme y sentirme menos solo”.

Javier Valdez, periodista fundador de Ríodoce y corresponsal de La Jornada, también fue autor de libros sobre narcotráfico como Malayerba, Miss Narco, Huérfanos del narco y Narcoperiodismo.

A Valdez lo atacó un sujeto armado disparándole en repetidas ocasiones cuando salía de la redacción de Ríodoce.

Comentar con facebook