El iceberg más grande del mundo puede afectar la vida del planeta: NASA


Tras el desprendimiento del iceberg más grande del mundo de la barrera de hielo Larsen C, en la Antártida, la NASA advierte de las consecuencias para el planeta que esto podría atraer. Hará inevitable el ascenso del nivel del mar. Tiene el tamaño de 4 veces la Ciudad de México o 10 veces Madrid.

Regeneración 15 de julio de 2017.- Por medio del Sensor Térmico Infrarrojo (TIRS), la NASA detectó la ruptura de dicho iceberg, cuya dimensión es de 5 mil 800 kilómetros cuadrados y un peso de un billón de toneladas.

De acuerdo con un estudio publicado en Earth and Planetary Science Letters, lo más preocupante no es el enorme bloque de hielo, sino el glaciar del que se desprendió, puesto que constituye una décima parte de la Antártida, añadiendo que tras este suceso, el glaciar podría desestabilizarse, e incluso, desprenderse en su totalidad.

Expertos señalaron que “las barreras de hielo como la Larsen C tienen una importante función de contención de los glaciares. Si una de ellas desaparece o se desprende. Si una de ellas desaparece o se desprende, los hielos llenan el vacío en cuestión de semanas, pero siguen avanzando y expandiéndose hasta hoy, sin la contención de la barrera”.

No obstante, la plataforma Larsen C se encuentra en su menor extensión desde el final de la última era de hielo.

Cabe señalar que dentro de las declaraciones emitidas por diversos científicos expertos en la materia, se han preocupado por dos cuestiones en especial, una de ellas enfatiza que las corrientes y vientos podrían desplazarlo hacia el norte de la Antártida, donde representa un peligro para el transporte marítimo y el segundo punto se especula que, de llegar a contraerse o desaparecer, el avance de los glaciares hará inevitable el ascenso del nivel del mar.

El inmenso bloque de hielo es 4 veces más grande que Ciudad de México, 10 que Madrid y equiparable a la mitad de Puerto Rico.

Y finalmente, este miércoles, esta enorme masa de hielo de 1 billón de toneladas se separó definitivamente de la Plataforma de Hielo Larsen C.

“El movimiento de los icebergs está controlado mayormente por los vientos de la atmósfera y las corrientes oceánicas que empujan al bloque de hielo que está por debajo de la superficie del agua”, le explica a BBC Mundo Anna Hogg, experta en observaciones satelitales de la Universidad de Leeds, en Reino Unido.

“Los rasgos topográficos importantes, como por ejemplo las pequeñas montañas en el fondo del mar, pueden ser lo suficientemente altas como para hacer que el témpano permanezca en el mismo sitio por un tiempo”, dice Hogg.

Si nada lo detiene, o si eventualmente se mueve de su posición original, comenzará a viajar alrededor del continente antártico, impulsado por la corriente costera que gira en sentido contrario a las agujas del reloj y está presente durante todo el año.

Una vez que llegue a la punta de la Península Antártica, “continuará viajando hacia el norte, en dirección al Pasaje de Drake, donde se irá disipando”, explica la experta.

Con información de BBC y Notimex.

 

Comentar con facebook