En la UNAM crean sensores para detectar problemas ortopédicos en niños con sobrepeso

unam

Los sensores, en colaboración el Hospital General de México de la Secretaría de Salud están elaborados con materiales poliméricos (tereftalato), que registran presiones de bajo nivel de voltaje en la pisada de los menores.

Regeneración, 26 diciembre 2016.- Investigadores del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollan sensores de presión de bajo costo, para contribuir a detectar y valorar las alteraciones en pisadas de niños con sobrepeso en edad temprana y escolar (a partir de los seis años).

A parte  de las alteraciones metabólicas, la obesidad perjudica la postura, lo cual puede iniciarse con alteraciones en los ángulos de las rodillas o pie plano. Este último puede agravarse, pues la bóveda plantar es sometida a mayor peso y, por tanto, el arco tiende a aplanarse.

LEER MÁS:  Jóvenes con buena posición económica ganan espacios en la UNAM

Rosalba Castañeda Guzmán, especialista en ciencias e ingeniería de materiales de la UNAM, explicó, que a partir de esa edad es posible identificar a niños con sobrepeso y obesidad y prevenir padecimientos ortopédicos.

Son diversas las técnicas para detectar el pie plano; sin embargo, enfrentan ciertos problemas, pues en los pequeños con obesidad el cojinete graso podría simular esa disfunción.

Los sensores propuestos por los universitarios encabezados por Castañeda, en colaboración con médicos del Hospital General de México de la Secretaría de Salud están elaborados con materiales poliméricos (tereftalato), con propiedades semejantes a los piezoeléctricos cerámicos, que registran presiones de bajo nivel de voltaje en la pisada de los menores.

LEER MÁS:  Aspirantes de bachillerato acusan de fraude a la UNAM por error en exámenes

Castañeda señaló que su experiencia en sensores de presión y la colaboración de sus estudiantes de maestría permitieron encontrar un polímero que da una respuesta de presión similar a los sensores piezoeléctricos, en niveles bajos.

Los sensores desarrollados producen señales que son enviadas a una computadora que emitirá un diagrama, el cual indicará al médico los puntos que fueron presionados de más.

En la investigación “Sensores de presión de bajo costo para valorar alteraciones en pisada en niños eutróficos, con sobrepeso y obesidad”, los expertos realizaron pruebas del aditamento para utilizarlo como tapete en el que se almacena energía.

Tener el desarrollo tecnológico de bajo costo permite elaborarlo en cantidades masivas. El Hospital General ya tiene identificadas las escuelas donde se aplicarán los protocolos para detectar a los pequeños con esas condiciones.

LEER MÁS:  Eclipse de Sol se apreciará de forma parcial en México, mira donde y a que hora

 

Con informaciòn de Boletín UNAM

Comentar con facebook