Ganan mercado suplementos alimenticios por problema de obesidad en México

Marcas como Herbalife, Omnilife, Natural Health y Amway aprovechan el grave problema de obesidad existente en el país y los incrementos en sus ventas han elevado el valor del mercado de los suplementos a 552.1 mdd.

obesidad

Regeneración, 2 de mayo de 2017.- México es el mercado más importante en Latinoamérica para los productores de suplementos y tés adelgazantes en ingresos, pues hasta el cierre de 2016 el sector reportó un valor de mercado de 552.1 millones de dólares, con un alza del 13.4 por ciento con respecto al 2011, impulsado principalmente por el grave problema de obesidad que enfrenta el país, según un estudio de la consultora Euromonitor.

El valor de mercado de México de suplementos de México superó a su competidor más cercano, Brasil, que reportó una cifra de 401.6 millones de dólares en ventas de suplementos al cierre del año pasado.

Este escenario es aprovechado por firmas como Herbalife, Omnilife, Natural Health y Amway.

“En un escenario muy fragmentado, Herbalife Internacional de México continúa liderando en vitaminas y suplementos dietéticos, representando una participación de 21.4 por ciento en 2016. Herbalife destaca por su posición establecida en México, que es el segundo mayor mercado de la compañía después de Estados Unidos”, reveló el estudio Vitamins and Dietary Supplements in México, de Euromonitor Internacional.

LEER MÁS:  Inflación en México está cerca de su máximo: Carstens

Herbalife tiene cerca de 67 mil 300 distribuidores en el país y al cierre de 2016 sus ventas en México sumaron 446 millones de dólares, según el reporte financiero de la compañía.

De acuerdo con Euromonitor, después de Herbalife, se ubica en un distante segundo lugar Farmacias Similares que tiene una cuota de mercado de 6.7 por ciento; la farmacéutica Bayer tiene 5.2 por ciento y en cuarto lugar la farmacéutica

Boehringer Ingelheim Promeco con 4.8 por ciento al cierre de 2016.

En México 82 por ciento de la comercialización de la industria de suplementos alimenticios se da bajo el modelo de venta directa, es decir de persona a persona, y el 18 por ciento restante en establecimientos comerciales, de acuerdo con un estudio realizado por Nielsen para la Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD).

La asociación también menciona que la participación en ventas por categorías la domina el segmento de nutrición con 46 por ciento, seguido por belleza con 40 y hogar con un lejano 7%.

LEER MÁS:  En México más que un Estado fallido, hay un gobierno mafioso

El presidente de la Asociación Nacional de la Industria de Suplementos Alimenticios (ANAISA), Octavio Moreno Escárcega, informó recientemente que la industria invertiría más de 470 millones de pesos para el periodo 2017-2020, la cual se destinará a investigación, desarrollo e infraestructura.

Entre los afiliados de ANAISA destacan Amway de México, Herbalife Internacional de México, Danisco Mexicana (Dupont) Nature’s Sunshine Products de México, Omnilife de México entre otros.

El ‘engordamiento’ de las firmas de suplementos proviene del hecho de que en México 7 de cada 10 mexicanos mayores de 20 años sufren sobrepeso u obesidad, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“Definitivamente hay una tendencia hacia arriba todos los años debido al estilo de vida que llevamos, ya que no tenemos tiempo de alimentarnos tradicionalmente tres veces al día de una forma correcta, por lo que la gente busca complementar o incrementar esta alimentación”, explicó Octavio Moreno Escárcega, presidente de la ANAISA.

Según el Informe Sobre la Salud de los Mexicanos 2015, elaborado por la Secretaría de Salud, la epidemia de sobrepeso en México inició en los años 90 y desde entonces a la fecha la tendencia es creciente en la población, debido en parte por los malos hábitos de dieta.

LEER MÁS:  ¿México siempre será una nación sumisa a Estados Unidos? (VIDEO)

“Algunos de los factores de riesgo son por el elevado consumo de carne procesada o bebidas azucaradas y otros porque el consumo es bajo de frutas, verduras, nueces, semillas, ácidos grasos y omega 3 entre otros”, se lee en el informe gubernamental.

Con información de: El Financiero

Comentar con facebook