Hidroeléctrica inicia labores en Sierra Norte de Puebla, violando la ley

La empresa Deselec-Comexhidro socia de Walmart, invadió terrenos con sus máquinas e inició labores detenidas previamente por el amparo otorgado a favor del pueblo Totonaku.

hidroelectrica puebla 1

Regeneración, 28 de febrero de 2017.- El día de ayer, la empresa Deselec-Comexhidro, introdujo maquinaria pesada en terrenos cercanos al río Ajajalpan, para iniciar labores de construcción de la Hidroeléctrica Puebla 1. Con esta acción, la empresa está violando la ley y pasa por encima de la suspensión que un Juzgado Federal concedió a pobladores de San Mateo Tlacoltepec.

El viernes pasado llegó a la comunidad una excavadora “mano de gorila”, y el sábado se abrió camino a la comunidad por San Mateo, rumbo al río. Existe la versión de Carlos Sánchez, quien permitió la entrada de la excavadora, argumentando que era para un proyecto que él había “bajado”, y que abriría un camino hasta su terreno que está hacia el río Ajajalpan.

Sánchez levantó sospechas en la población cuando se supo que había pedido copia de sus credenciales de elector a algunas personas para entregarles una despensa. “Cuando pidió las credenciales para votar y entregarles las dádivas estaba con el regidor de Comercio del municipio de Ahuacatlán”, aseguraron miembros de la Organización Totonaku-Nahua en defensa del territorio y de sus pueblos.

LEER MÁS:  Nuevo récord, junio es el mes con más asesinatos en los últimos 20 años

La excavadora cruzó a través de terrenos privados sin autorización de sus dueños, agregaron. Los recursos, informó Sánchez, los obtuvo Espiridión Melo Torres, que fungió como síndico municipal hace varios años.

El presidente auxiliar de San Mateo Tlacoltepec no estaba enterado de las supuestas gestiones y tanto Carlos Sánchez como Espiridión Melotrataron de obligar a la autoridad y a habitantes de la comunidad de asistir a una asamblea donde se entregarían las despensas, de parte de un diputado cuyo nombre no se dio a conocer.

La organización en defensa del territorio sospecha que las excavadoras pertenecen a la empresa Deselec-Comexhidro, socia de Walmart. Con estas acciones las autoridades municipales vendidas y las empresas no sólo violan la ley, sino que intentan provocar a la comunidad. Ya se había otorgado una suspensión de cualquier tipo de trabajo de la generadora de energía, ordenada por el Juez Primero de Distrito dentro del Juicio de amparo 598/2016, a favor del pueblo Totonaku.

Tres municipios serranos serán afectados por esta hidroeléctrica Puebla 1, San Felipe Tepatlán, Ahuacatlán y Talpacoya. Desde el 2009 la empresa especializada en hidroeléctricas y parques eólicos busca instalar una represa de 42 metros de altura a partir del río Ajajalpan, en noviembre del 2013 la particular obtuvo la autorización E/106/AUT/2013 para la concesión de autoabastecimiento de energía eléctrica por la Comisión Reguladora de Energía en noviembre de 2013.

LEER MÁS:  AMLO, Cárdenas, Julio Scherer, entre otros 'espiados desde hace años'

El 27 de junio del 2016, Enrique Peña Nieto anunció la construcción de la hidroeléctrica, y afirmó que en ésta participará la empresa canadiense Innergex, socia de Comexhidro. Para la construcción de esta hidroeléctrica Comexhidro, cuyos principales dueños  son Carlos Jinich Ripstein y Salomón Camhaji, obtuvieron un título de autoabastecimiento para las empresas Nueva Wal-Mart, Suburbia, Waldo´s Dólar, Operadora Vips, Colchas México e Ileana Jinich Mekler.

Los implicados se valdrán de la red nacional de distribución de energía, dejarán de ser consumidores de la Comisión Federal de Electricidad, bajarán sus costos y aumentarán sus ganancias, como hicieron con la hidroeléctrica de Zongolica en Veracruz.

Esta hidroeléctrica ha querido pasar por generadora de “energía limpia”, cuando está profundamente vinculada con proyectos mineros, de extracción de hidrocarburos y de privatización del agua del territorio Totonaku para beneficio de empresas canadienses.

La Organización defensora Totonaku había obtenido la suspensión de las obras, esta resolución judicial estaría vigente hasta que se dictara sentencia. Las obras de la hidroeléctrica Puebla 1, violan sus derechos colectivos, protegidos por la Constitución Mexicana además de por diversos tratados internacionales, entre ellos están su derecho a la consulta previa, informada, libre, en su idioma, y su derecho a la autodeterminación.

LEER MÁS:  Peña se reúne con primer ministro de Canadá, promete un buen acuerdo de TLCAN

Para permitir la construcción de esta hidroeléctrica, el Consejo Estatal Forestal de Puebla aprobó el cambio de uso de suelo. Hace pocos días el gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, aseguró que los megaproyectos serán revisados y considerados inviables en caso de que dañen ecosistemas con tala o contaminación de mantos freáticos.

 Los defensores de sus tierras y el agua han sido amenazados con ser encarcelados si continúan la defensa de su tierra.

Con información de La Jornada de Oriente y Radio Expresión

Comentar con facebook