Mexicanos consideran a su gobierno ‘altamente corrupto’, pero aceptan pagar sobornos

33% de los encuestados reportaron haber pagado un soborno por alguno de los siguientes sectores: educación, sistema judicial, servicios médicos y de salud, policía, permisos, impuestos y servicios públicos.

corrupcion-proyectos-iluminacion

Regeneración, 15 de abril de 2017.- Según lo destaca el estudio: Revisión de la Integridad en México. Tomando una postura más fuerte contra la corrupción; los mexicanos consideran que el gobierno es “altamente corrupto”, sin embargo, aceptan pagar sobornos, evaden impuestos y so el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que con mayor frecuencia evita pagar el servicio de transporte público.

Cuando el Presidente Enrique Peña Nieto dijo que la corrupción era un mal de origen cultural recibió críticas. Desde entonces el mandatario ha repetido esa aseveración porque, dice, “para hacerle frente tenemos que partir de reconocer esta debilidad y del fortalecimiento de instituciones que permitan combatir prácticas de corrupción”. Los datos revelados por la OCDE ayer en relación a la corrupción, corroboran lo dicho por el gobernante: “En México, la tolerancia a la corrupción en ramos no gubernamentales es una preocupación constante que debe ser atendida. Por ejemplo, 33 por ciento de los encuestados mexicanos reportaron haber pagado un soborno por alguno de los siguientes sectores: educación, sistema judicial, servicios médicos y de salud, a la policía, permisos, impuestos y servicios públicos”, afirma el reporte.

En comparación con los otros 33 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el porcentaje de ciudadanos que aceptó haber pagado al margen de la ley para recibir un servicio es significativamente más alto, dice el estudio.

Se comparan los niveles de México con el promedio de países de la OCDE en cuanto al pago de sobornos de sus ciudadanos en el último año; mientras 10% de los ciudadanos de otros países de la OCDE sobornaron a un policía, 60% de los mexicanos lo hicieron.

En cuanto al Sistema Judicial de su país, 10 por ciento de los ciudadanos de miembros de la OCDE entregaron mordidas, contra 55 por ciento de los mexicanos. En el tema de servicios públicos el promedio internacional fue de 10 por ciento y el de México de 30 por ciento. Para obtener permisos, 25 por ciento de los mexicanos entregaron dinero, contra de 10 por ciento de otras naciones.

En cuanto al pago de impuestos, el estudio de la OCDE señala que la evasión fiscal redujo entre 20 por ciento y 38 por ciento de los ingresos del gobierno mexicano.

Otro de los comportamientos usuales del mexicano que genera preocupación en la OCDE es una práctica que el organismo nombró como freeriding o “viaje libre”, que consiste en evitar pagar las tarifas del transporte público.

“Entre los encuestados, de todos los países de la OCDE los ciudadanos mexicanos fueron los que se mostraron más a favor de evitar pagar la tarifa en el transporte público”.

Las naciones que más pagan el transporte público son Holanda, España, Japón, Australia y Corea del Sur; los que menos lo hacen son México, Suecia, Chile, Turquía y Estonia.

Este reporte que se publicó el pasado 30 de marzo, señala que los ciudadanos mexicanos han rechazado “rotundamente” a un sistema político y de gobierno que perciben como “altamente corrupto” y que limita sus posibilidades para tener una mejor vida.

Para los mexicanos, los problemas más graves que enfrenta el país son la inseguridad, el crimen, la violencia y el desempleo, en ese orden. Para este organismo internacional es preocupante que el comportamiento de la sociedad mexicana en la vida cotidiana eché atrás los avances y esfuerzos que representa la puesta en marcha del Sistema Nacional Anticorrupción.

Con información de: El Universal

Comentar con facebook