México es un ‘agente migratorio’ de EU: Amnistía Internacional

El gobierno de México actúa en la detención, deportación y devolución de miles de personas que buscan migrar de sus países por encontrarse en situaciones de peligro y coadyuva con Estados Unidos utilizando prácticas ilegales para que centroamericanos no crucen la frontera.

TULTITLAN, México.- Cientos de migrantes centroamericanos, entre los que se identifican a Hondureños, Nicaraguenses y Salvadoreños, se reúnen a un lado de las vías en Tultitlán para poder abordar a “la bestia” como es conocido al tren que ha cobrado la vida de muchos de sus compañeros; ya han recorrido gran parte de su camino cuando llegan a esta parte del estado de México, han sorteado muchos peligros como asaltos, secuestros y violaciones. Hombres, mujeres y niños se sientan a un lado de las vías a esperar el paso del tren que los llevará a cumplir el sueño de mejorar en esta vida y sacar adelante a su familia, los llevara a tratar de cumplir su “sueño americano”. Agencia MVT / Crisanta Espinosa. (DIGITAL)

Regeneración, 15 de junio de 2017.- Amnistía Internacional (AI) afirmó que la política de control fronterizo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, coloca ante un “muro de crueldad” a quienes buscan asilo huyendo de la violencia en Centroamérica.

En el informe “Enfrentando muros: Violaciones de los derechos de solicitantes de asilo en Estados Unidos y México”, AI criticó las políticas de “mano dura” que adoptaron ante la ola de refugiados provenientes de El Salvador, Honduras y Guatemala.

México “toma el papel de ser el agente migratorio número uno de Estados Unidos”, afirmó Madeleine Penman, investigadora para las Américas de AI.

LEER MÁS:  Destape de Meade fue impuesto por Estados Unidos: Barbosa (video)

El documento señala que Estados Unidos pone obstáculos al proceso de solicitud de asilo, y el gobierno de México actúa en la detención, deportación y devolución de miles de personas a situaciones de peligro.

Por ello, AI pidió al presidente Enrique Peña Nieto que su gobierno cese la detención de los niños migrantes, ponga fin a “las prácticas ilegales de devolución (de migrantes) y garantizar que esas prácticas sean castigadas y seguidas de medidas disciplinarias contra los funcionarios implicados”.

Amnistía Internacional insistió en que los muros jamás han logrado su “propósito” de “impedir que la gente cruce fronteras”, por el contario, fomentaron la creación de nuevas rutas migratorias que al final, resultan “infinitamente más mortales”.

“Los datos indican que las políticas de mano dura de control fronterizo no impiden que la gente migre o huya de su país, sino que la condenan a seguir unas rutas más precarias y fortalecen las redes delictivas violentas que alimentan el tráfico de seres humanos”, añade el texto.

LEER MÁS:  Corte Suprema de EU aprueba veto migratorio de Trump en su totalidad

AI criticó el Plan Frontera Sur lanzado por Enrique Peña Nieto en el verano de 2014 y que desencadenó un incremento de los operativos antimigrantes en los estados colindantes con Guatemala y Belice.

“El Plan Frontera Sur ha puesto a las personas migrantes en un peligro adicional y las ha obligado a tomar otras rutas más peligrosas”.

Asimismo, la organización mencionó que a través de la Iniciativa Mérida, el gobierno de EU aporta ayuda financiera y entrenamiento a las autoridades mexicanas para contener el flujo de migrantes centroamericanos en la frontera sur.

En el informe también se advierte sobre la orden ejecutiva que firmo Trump el 25 de enero sobre seguridad fronteriza viola el derecho internacional al permitir retornos forzados y la detención de solicitantes de asilo y familias por tiempo indefinido durante varios meses, en este caso, AI solicitó al Congreso que no aprueba la legislación de la orden y niegue fondos para la detención de solicitantes de asilo, familias y menores en centros de detención para inmigrantes.

LEER MÁS:  EU cerraría la mitad de sus bases militares

Con información de La Jornada y Proceso

Comentar con facebook