México se desperdicia el 37% de alimentos que produce

Mientras una buena parte de los alimentos se desperdicia, 28 millones de mexicanos pasan hambre o no satisfacen sus necesidades alimentarias

 

alimentos desperdicio mexico pepenadores supermercados alimentación hambre

 

Regeneración, 9 de abril de 2017.- El desperdicio de alimentos en México es de más del 37% de lo que se produce cada año en el país, se pierde o se despilfarra, advierte la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Mientras las latas desparecen de los estantes y las verduras se quedan en los surcos del campo, 28 millones de mexicanos pasan hambre o no satisfacen sus necesidades alimentarias, según datos oficiales.

Ricardo de Alba, de 77 años, uno de los 1,2 millones de mexicanos que subsisten gracias a las donaciones que reparte la red nacional de Bancos de Alimentos, cuenta: “vivimos con una mano adelante y con otra detrás, la ayuda que recibimos es la diferencia entre comer y no hacerlo en un día”.

La organización se fundó hace 20 años y se encarga del acopio y distribución de víveres a través de 56 sucursales en el país.

Este almacén está lleno de cientos de hogazas de pan y paquetes industriales de jamón york, grandes bolsas de frutas y legumbres que fueron donados por los comerciantes locales y envases abollados de salsa o vegetales que no llegaron a los estantes de los supermercados por estándares estéticos. Lo que no es digno de unos marca la diferencia para otros. “¿Vergüenza? Me da más pena no tener que comer”, afirma sin rastro de pudor María de la Luz Ibarra, de 58 años.

El director nacional de la organización, Rubén oliva señala que “ha cambiado el concepto de banco de alimentos, antes se pensaba que era un lugar donde te daban lo que no servía”, él lamenta que exista “una cultura del desperdicio” y que el gobierno no asuma la responsabilidad de hacerse cargo del problema. “Nadie tira alimentos porque quiere, hay cada vez más consciencia, pero se necesita crear una alianza para todos los actores públicos y privados para afrontar el problema.

Ocurre que desde el campesino que no cubre los costos de producción para levantar la cosecha o el productor masivo que no aprueba los estándares de exportación hasta la falta de consciencia y las sobras que se arrojan al cubo de la basura, los motivos se extienden por toda la cadena de producción. Cuando es del lado de la oferta se le llama pérdida, cuando se habla de la demanda, desperdicio. La suma de toda la merma sería suficiente para que 7,4 millones de pobres extremos con carencias alimentarias se alimentaran de forma digna. “Erradicar el hambre en México no pasa por la cantidad de comida, hay alimentos suficientes, incluso si se desperdicia más de un tercio”, apunta Fernando Soto Baquero, representante de la FAO en México.

 

Alimentos más desperdiciados en México

De acuerdo a datos de la FAO, la siguiente lista de productos, son los que más se descartan al año en México:

  • Guayaba: 57.73%
  • Leche de vaca: 57.14%
  • Mango: 54.54%
  • Pescados y sardinas: 54.07%
  • Aguacate: 53.97%
  • Plátano verde y tabasco: 53.76%
  • Nopal: 53.26%
  • Arroz: 46.87%
  • Pepino: 45.46%

La FAO calcula que en América Latina se pierden al año 127 millones de toneladas de alimentos, 10 veces la capacidad de la central de abastos de la capital mexicana, el mercado mayorista más grande del mundo.

El órgano de Naciones Unidas colabora con las autoridades federales para llegar a mediciones más precisas y ha asesorado al Gobierno de la Ciudad de México en la creación de la ley de donación altruista de alimentos, que establece sanciones contra el desperdicio y entró en vigor en febrero pasado.

 

Con información de: El País y FAO

Comentar con facebook