Nacen cinco crías de lobo gris mexicano en peligro de extinción (Video)

El Museo del Desierto anuncia el nacimiento de 5 crías de lobo gris mexicano. Es la especie de menor tamaño en Norteamérica y corre riesgo de desaparecer.

 

Regeneración, 10 de julio de 2017. El Museo del Desierto que se localiza en Saltillo Coahuila registró el nacimiento cachorros de lobo gris mexicano, se trata de tres hembras y dos machos. Esta especie se encuentra en peligro de extinción, por que se trata de un hecho trascendente para los esfuerzos de conservación de esta especie.

A través de redes sociales, el Museo del Desierto informó que los lobeznos están en buen estado de salud y conviven con sus padres y el resto de la manada.

El lobo gris mexicano es la especie de menor tamaño en Norteamérica y la que corre más riesgo de desaparecer.

Desde la década de los años 70 comenzaron los esfuerzos para salvar y recuperar al lobo gris mexicano. En la actualidad estos ejemplares sólo viven en centros de conservación y hasta hace poco fueron liberados algunos ejemplares a la vida silvestre y se están sentando las bases para su reintroducción paulatina.

El lobo gris mexicano de hábitos nocturnos, se alimentaba principalmente de venados, berrendos, pecaríes, borregos cimarrones y liebres, entre otros animales. Habitaba desde la región sur de los Estados Unidos de América hasta el centro de México. Fue a mediados del siglo XX cuando se dio su declive, pues con la afectación a su hábitat, algunos lobos atacaron ganado, y esto ocasionó protestas de los ganaderos se quejaban de que los lobos atacaban atos de ganado.

LEER MÁS:  Justin Trudeau llega a México y se suma como voluntario en la Cruz Roja

@museodeldesierto dio la buena noticia con un video en el que brindan información sobre este logro significativo para la reproducción del libro gris mexicano.

Tanto en México como en Estados Unidos se realizan esfuerzos para salvar y recuperar a la especie del lobo gris mexicano, y en opinión de grupos ambientalistas el alcanzar esta meta dependerá de que se cumplan los planes de liberación de ejemplares de esta especie a la vida silvestre.

En México se desarrolló el Programa de Acción para la Conservación de Especies en 2008 que incluyó al lobo mexicano, catalogado como “probablemente extinto en el medio silvestre” en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, e incluido en los listados de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

El Museo del Desierto de Saltillo reportó que en abril nacieron cinco ejemplares de lobo gris mexicano, considerada como probable extinta en vida silvestre y cuyas crías pueden ser ya vistas en su exhibidor, informó Fernando Toledo, encargado de fauna del desierto viviente.

Por tercer año consecutivo se han dado nacimientos de lobeznos de esta especie. Son ya 13 lobos con los que cuenta el museo y el propósito es continuar con esta labor.

Toledo también dio a conocer que también se dieron recientemente nacimientos de borrego cimarron, pecaries y perritos de la pradera.

El museo del desierto

Tierra dilatada y silenciosa de inabarcables horizontes, el desierto guarda secretos milenarios. En él, la vida nos es explosiva y notoria como en las selvas; se da discreta y en pequeño, al abrigo de las madrigueras, en la oscuridad de la noche, en la minúscula y precisa belleza de un cacto que puede tener más de 100 años de vida.

LEER MÁS:  OMS: México primer lugar en obesidad en AL; exigen reducir publicidad de chatarra

El desierto –concretamente el del noreste mexicano- es uno de los ambientes más ricos en biodiversidad de México y un sitio único para el estudio de nuestro pasado más remoto, en el que también se encuentran vestigios de una riqueza cultural prehispánica hasta hoy poco difundida.

El Desierto Chihuahuense en el que se inscriben diez estados de la República –Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Durango, Zacatecas, San Luis Potosí y parte de Hidalgo, Querétaro y Aguascalientes– y dos estados de la Unión Americana –Nuevo México y Texas– es el más grande de Norteamérica y el tema de estudio del Museo. Enclavado en el corazón del Desierto Chihuahuense, en el estado de Coahuila, el Museo del Desierto se ubica en la ciudad de Saltillo.

El proyecto Desierto Viviente del Museo es un programa de conservación y educación ambiental que busca dar a conocer especies de nuestro desierto que difícilmente apreciaran en su estado salvaje. Mostradas en modernos exhibidores y acompañados de un plan de manejo especializado en fauna silvestre, especies como el oso negro americano; el perrito de la pradera y el lobo mexicano pueden ser vistas de nuevo por los visitantes al Museo del Desierto.

El pasado del Desierto

Debido a su formación geológica, a los efectos de la erosión, en los desiertos se encuentran muchos de los fósiles que nos ayudan a entender el pasado más remoto. Estos ecosistemas son puentes que nos permiten viajar hacia tiempos prehistóricos y entender el origen y la evolución de la tierra. A través de exhibiciones interactivas y colecciones, el visitante conoce los orígenes de los desiertos y su distribución en el mundo. Espectaculares imágenes de los desiertos de México nos presentan formas y ritmos que la vida desarrolla para manifestarse y adaptarse en condiciones de escasez de agua. Con una interesante y valiosa colección, el visitante aprecia la riqueza mineral de la región, donde destaca el carbón que sólo se explota en esta zona del país.

LEER MÁS:  En México, cada 2 horas muere una mujer a causa del cáncer de mama

Los dinosaurios existieron en la tierra hace más de 65 millones de años. Fueron muy abundantes en el territorio que hoy ocupa el noreste de México.

Como el Quetzalcoatlus, un reptil volador con más de 12 metros de largo que vivió hace 65 millones de años en México.

Comentar con facebook