Nixantolo, ‘Soy la fiesta de los muertos’, documental (Video)

 

Nixantolo es un documental sobre la fiesta del día de muertos en la Huasteca veracruzana, que aborda las tensiones entre globalización, identidad y tradición. Fue filmado en Chiconamel, pueblo que lucha por conservar sus costumbres ante todo.

Por Ana Duarte

Regeneración, 13 de septiembre de 2017.- Nixantolo, “Soy la fiesta del día de muertos”, producido por Bironga Films, aborda la fiesta de muertos en Chiconamel, Veracruz. El documental, realizado por Darío Duarte, Hiram Vázquez, Nicasio Hernández y David Cayetano –jóvenes dedicados a la defensa de los derechos humanos de pueblos originarios–, relata cómo se viven en Chiconamel las tensiones entre globalización, pérdida de identidad y la persistencia de los usos y costumbres, de las fiestas y de las tradiciones comunitarias.

David Cayetano, uno de los productores, relata que el objetivo es documentar y visibilizar las múltiples problemáticas que se enfrentan día a día los pueblos originarios.

“La intención de este trabajo fue documentar básicamente como se festeja el día de muertos en la huasteca veracruzana y cómo este sistema también ha hecho que se vayan perdiendo las raíces originarias”, comenta Cayetano.

El día de muertos en México, no sólo representa una fecha para recordar a nuestros seres queridos. Aquí, a diferencia de otros países, es una de las tradiciones más importantes y  antiguas de nuestra cultura.

Por su parte, los pobladores de Chiconamel relatan que los niños de ahora, celebran sin saber todo el significado que conlleva esta fiesta, desde los colores ofrecidos a sus deidades así como sus danzas que forman parte de su ritual.

La pérdida de su arraigo se ve desde el momento en que los jóvenes ahora empiezan a utilizar máscaras de plástico y no de madera tallada. Dentro de esta comunidad, los pobladores que danzan en este día, tienen que realizarlo por lo menos otros 7 años más de forma obligatoria, pues de esta forma representa la cosmovisión del respeto y lo sagrado que sus familiares y animales fallecidos representan para ellos.

Dentro del bailable se aprecia un arco, representando la entrada al paraíso terrenal, donde sólo el día de muertos los habitantes de Chiconamel sienten y viven a flor de piel la visita de sus seres queridos.

Actualmente, este documental sólo se ha proyectado en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán y en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Sin embargo, los artistas de este magnífico material han declarado que, “muy probablemente a mediados de diciembre este cortometraje se estrene en la Cineteca Nacional”.

Además, Cayetano preocupado por esta situación de pérdida de arraigo cultural, pide de manera fraterna a todos los mexicanos sentirse orgulloso de nuestra historia y nuestra riqueza cultural.

David Cayetano invita en su lengua materna, el náhuatl: “Hermanos de las comunidades indígenas y de los pueblos originarios que hablan un idioma propio, sigan hablándolo, no se avergüencen de ello”.

Comentar con facebook