Nueva tragedia en Colombia por lluvias, suman 300 muertos

Tras las últimas lluvias en Colombia, 9 personas siguen desaparecidas y 20 sufrieron heridas leves. Entre los 17 fallecidos hay dos menores de edad

 

colombia muertos heridos desaparecidos deslave avalancha

 

Regeneración, 20 de abril de 2017.- Al menos 17 personas fallecieron la madrugada del miércoles en el eje cafetero de Colombia tras varias avalanchas provocadas por las fuertes lluvias en la ciudad de Manizales dos semanas después de una tragedia que dejó más de 300 muertos en el sur del país.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos confirmó el número de fallecidos a su llegada a la zona de la tragedia y agregó que el gobierno evaluaría la situación de los afectados, ya que hasta el momento hay más de 500 familias damnificadas. Precisó que habría ayuda humanitaria y que entregarían alimentos y colchonetas.

El mandatario afirmó que sigue la búsqueda de desaparecidos y que luego de atender a los afectados se empezaría la planificación para reconstruir la zona.

“Fueron sepultados mientras dormían”, dijo el jefe de la Defensa Civil de Manizales, Jaime Gallego, quien especificó que entre los muertos hay tres niños y un policía. Nueve personas siguen desaparecidas, mientras dos decenas sufrieron heridas leves, según el último reporte oficial. Entre los 17 fallecidos hay dos menores de edad.

Los desplomes ocurrieron cerca de la medianoche del martes y hubo más de 75 casas derrumbadas en una decena de barrios residenciales de clase media de esa localidad de unos 400,000 habitantes, además de un área humilde de construcciones precarias que quedó muy perjudicada.

El director de la UNGRD, Carlos Iván Márquez, quien a pedido de Santos viajó de Mocoa a Manizales para coordinar las labores de búsqueda y rescate, anunció un plan de acción específico.

“Se espera que en las horas de la tarde de este jueves los puntos críticos estén restablecidos y la búsqueda de desaparecidos sea un hecho que se pueda ejecutar”, declaró, citado en un comunicado.

“Vamos a movilizar 26 máquinas para la limpieza de los diferentes puntos, complementaria a la que ya tenemos acá en el departamento de Caldas”, añadió.

Árboles caídos, vías tapadas y viviendas colapsadas se veían entre los socorristas que buscaban sobrevivientes, según imágenes divulgadas por medios locales.

Más temprano, el alcalde José Octavio Cardona había declarado que la ciudad estaba “literalmente incomunicada por derrumbes, deslizamientos, inundaciones”.

En Manizales, donde viven unas 400.000 personas, se suspendieron las clases, así como los servicios de agua, luz y gas en los barrios afectados como medida preventiva.

La UNGRD envió asistencia humanitaria para 500 familias y anunció que otorgará igual número de subsidios de arriendo para las núcleos familiares damnificados, dentro un convenio con la Cruz Roja Colombiana, pero financiados por el gobierno nacional.

Uno de los muertos fue identificado como el oficial de policía José Suárez, quien quedó atrapado por un deslizamiento de tierra tras “salvar a su familia y a un vecino”, informó el director de la Policía Nacional, Jorge Nieto.

 

Con información de El Economista y 24 Horas

Comentar con facebook