Organizan ‘Caravana contra el miedo’ contra políticas antimigrantes de EU

Comaparte
Submit to reddit
Share

La ‘Caravana contra el miedo’ iniciará el 10 de abril, recorrerá la frontera con México en EU y culminará con con un paro nacional en mayo

 

'Caravana contra el miedo' contra políticas antimigrantes de EU

 

Regeneración, 9 de abril de 2017.- A partir del 10 de abril se iniciará, en Estados Unidos, a lo largo de la frontera con México, una Caravana contra el miedo, una movilización civil que busca resistir a las políticas antimigrantes del Gobierno estadounidense, encabezado por el presidente Donald Trump.

Posteriormente se llevará a cabo un paro nacional el 1 de mayo en dicho país.

Durante esos días se defenderán los derechos de miles de migrantes en EU, y de mantener a sus familias unidas, informa Arturo Contreras, del portal Pie de Página.

“Si no hacemos algo, se puede venir una crisis humanitaria”, asegura Ernesto Ledesma, miembro coordinador de la caravana. “La caravana es un acto preventivo para evitar una catástrofe humanitaria”, dice.

Hoy, a lo largo del territorio estadunidense, cientos de familias migrantes viven bajo la amenaza de ser separadas por las deportaciones. Al mismo tiempo, las organizaciones que abogan por esas comunidades, así como por sus derechos humanos y civiles, están sufriendo persecuciones y hostigamiento.

“Cuando decimos Caravana contra el miedo, no es un asunto menor, es un sentimiento que está permeando a una gran población en los Estados Unidos”, asegura Ledesma Arronte.

LEER MÁS:  China pide a Trump dejar de intervenir en Venezuela

De acuerdo con él, a la opinión pública le llega menos de la mitad de la información sobre el temor con el que viven las comunidades en ese país. Esto de acuerdo con la información que la caravana ha podido recabar en conjunto con más de 60 organizaciones que convocan a la movilización.

Por ejemplo, hay organizaciones de ayuda y regularización a migrantes cuya población de trabajo se ha reducido en 80 por ciento, porque las personas temen ser detenidos por autoridades migratorias en camino a sus instalaciones, asegura el coordinador.

La caravana quiere ser un movimiento en el que los diferentes actores de resistencia ante las políticas presidenciales de Trump puedan conocerse, y a partir de ese encuentro coordinen acciones conjuntas para echar atrás las políticas antimigratorias de la actual administración federal.

Una muestra de ello es que, con el recorrido, que atravesará California, Arizona, Nuevo México y Texas, la caravana busca convocar a la mayor cantidad de gente posible al paro nacional del día del trabajo, al que ya se sumaron cientos de organizaciones laborales y sindicales en todo Estados Unidos para hacer frente a Trump.

LEER MÁS:  Realizan manifestaciones a lo largo de Estados Unidos en pro de los dreamers

La huelga de ese día, evento con el que culmina la caravana, podría ser una manifestación civil histórica enmarcada en el día del trabajo, un día en el que en Estados Unidos no se suspenden labores.

Durante el recorrido, se busca que los actores de organizaciones civiles se encuentren con autoridades locales como jueces, alcaldes, congresistas e incluso policías que no están dispuestos a aceptar las medidas migratorias impuestas por el magnate.

No es para menos, las nuevas disposiciones fueron un shock para muchos habitantes del país vecino, porque las arbitrariedades con las que se implementaron se tradujeron en una pérdida de confianza en las autoridades. A diferencia de las sociedades latinoamericanas, en las que muy poco se confía en el gobierno, eso es inusual en la sociedad estadunidense, explica Ledesma:

“Ahora la gente se encuentra no solo con que se violan los derechos, sino que se viola ley que los protege. Hay un temor a la autoridad y a la ley, porque el Estado de Derecho es algo que se tenía en el ADN, se confiaba en ello, y ahora se topan con que las autoridades federales ya no respetan su propia ley”.

LEER MÁS:  Trump publicó gif en Twitter donde agrede a Hillary Clinton

La caravana espera tener un buen recibimiento, a pesar de que cruzará regiones en las que hay conocidos bastiones xenófobos, como Arizona y Texas donde podría encontrarse con oposición.

“Es seguro encontrarse con trabajadores, jornaleros, activistas y estudiantes que están en shock con la administración de Trump. Va a haber un buen recibimiento en la mayoría de los lugares, va a ser como cobijarlos y acompañarlos”, comenta Ledesma al respecto.

 

Con información de Pie de Página

Comentar con facebook