Compartir

Después de conocerse que el gobierno espía a periodistas, defensores de derechos humanos y activistas, según reportaje de The New York Times, Enrique Peña amenazó con investigar sobre lo publicado en el reportaje y aplicar la ley “a quienes han levantado estos falsos señalamientos contra el gobierno”. Periodistas acuden a la PGR a entregarse como protesta por la amenaza.

Regeneración, 23 de junio de 2017. Los resortes del viejo autoritarismo del PRI se dispararon con la revelación del espionaje gubernamental que hace de periodistas, defensores de derechos humanos y ciudadanos.

LEER MÁS:  Antimotines, grupos de choque y censura en Nicaragua

El reportaje del diario estadunidense The New York Times, revela una lista de personas que son espiadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto con el programa Pegasus. Entre ellas la periodista Carmen Aristegui, los abogados de los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Guerrero.

El gobierno de la República no ha negado que espíe a periodistas, defensores de derechos humanos y otros grupos de ciudadanos, utilizando software de alta tecnología supuestamente reservado para intervenir las comunicaciones de criminales y terroristas. Lo que afirma es que, a su juicio, no está demostrado que esté espiando. Y que si esto fuera cierto, no ha muerto ni se ha vulnerado ninguna seguridad a los espiados electrónicamente.

LEER MÁS:  Mark Zuckerberg pide perdón ante el Senado de EU por la filtración de datos de usuarios

Después de victimizarse comentar que él se siente “espiado” pero que por eso toma sus precauciones, este jueves, el presidente Peña fue más allá al amenazar con una persecución judicial a quienes se han atrevido a denunciar el espionaje: ‘‘Espero que la PGR con celeridad pueda deslindar responsabilidades y espero, al amparo de la ley, pueda aplicarse contra aquellos que han levantado estos falsos señalamientos contra el gobierno”.

Ante esta virtual criminalización del derecho a la libertad de expresión, este viernes, a las 6 de la tarde, decenas de periodistas acudirán a la sede central de la PGR (Paseo de la Reforma 211) “a entregarnos simbólica y masivamente como una forma de protesta”.

LEER MÁS:  Las autoridades deben asumir un compromiso con la libertad de expresión: CNDH

“Te invitamos a acompañarnos y a difundir esta convocatoria”, señalan los organizadores en las redes sociales.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook