‘Pierden’ a perro en pensión de Coyoacán

La historia de la sospechosa desaparición de Duke, un schnauzer miniatura, y la forma en que su dueña no ha parado de buscarlo.

duke

Regeneración 20 de marzo del 2016.- El 10 de marzo del 2016, Duke entró a una pensión de perros en la colonia Hermosillo de la delegación Coyoacán, su dueña, Yazmín Guerrero, lo había dejado al cuidado de su madre quien después salió de la Ciudad confiando el cuidado del animal a la pensión cercana a su casa, llamada Cervero Training, supuestamente atendida por su dueño.

Para cuando Yazmín regresó de viaje, llamó para recoger a su perro y el encargado, supuestamente llamado José Luis Cervero le dijo que había perdido a su perro, sin explicación, ni intención de resarcir el daño.

“Regreso y hablo el 16 en la mañana para pasar por mi perro, le hablé por teléfono al señor y me dijo, así tal cual: ‘te tengo una mala noticia…’ y yo pensé, ‘este perro ya mordió a alguien’, pero me dijo, ‘no te puedo entregar a tu perro porque ya no lo tengo’.

‘¿Cómo?’

‘Sí, es que lo perdí’

Le pregunté tres veces cómo y me repitió ‘Lo perdí’

Y yo: ‘sí, te entiendo, pero ¿cómo pasó eso?’”, contó.

Primero, Cervera dijo que en un lado, luego en otro; que de una manera que de otra, se contradecía a cada paso, y cuando Yazmín preguntó si lo había buscado, él dijo que no, que esperaba que alguien lo devolviera.

LEER MÁS:  Delegado de Coyoacán intenta impedir acto de AMLO y Sheinbaum; se arma trifulca

Para Yazmín, la pérdida de su perro es un golpe muy duro, desde que lo vio por primera vez en la azotea de una casa en Tlapa, Guerrero, llorando y semi abandonado, tuvo la firme convicción de darle una mejor vida y ahora parece que ha muerto por lo mismo: maltrato.

“Estando en Guerrero de pueblo en pueblo vi muchos perros y animales en condiciones terribles”, contó, “perros con machetazos, con gusanos en los ojos; escuchar llorar a ese perro fue como un ‘ya no más’ y decidí traérmelo, y hacerme cargo de él.

“Es feo pensarlo y decirlo, pero creo que existe la posibilidad de que se le haya muerto o incluso que lo haya vendido, aún así, mientras no tenga la certeza, lo voy a seguir buscando”.

Luego de varias entrevistas telefónicas y presenciales con José Luis Cervera, en los que no se mostraba interesado en buscar a Duke, Yazmín le dijo que lo demandaría legalmente si Duke no aparecía.

“(José Luis Cervero) ya no me contesta el teléfono y ya no me recibe en la pensión, ya no me abre; antier hice la denuncia, estuve seis o siete horas en el Ministerio Público y pues ya quedó hecha la denuncia por daño a la propiedad”, compartió.

LEER MÁS:  Tim Burton se paseó por Coyoacán; inaugurará una muestra de su trabajo

Todo el mundo lo conoce y nadie lo ha denunciado

La pensión de la que Duke presuntamente escapó está ubicada en Prolongación Gemelos 27, colonia Hermosillo, Coyoacán, el encargado llamado José Luis ha dicho apellidarse Cerveros y Pelcastre en diferentes momentos, por lo que no se sabe a ciencia cierta cuál es el nombre correcto.

Luego de la desaparición de Duke, Yazmín averiguó que José Luis es conocido por otras pensiones y veterinarias por maltratar a los perros a su cargo, entrenar perros de pelea y vender sementales; las usuarios que antes dejaron a sus perros y se dieron cuenta de que los maltrataba no dijeron nada.

“A mí me parece sorprendente, incluso indignante, que la gente sepa que estas cosas pasan y que no haga correr la voz, que no denuncie, porque esto pudo no haberme pasado si gente que lo conoce lo hubiera difundido”, contó.

La negligencia la ha seguido

Cuando Yazmín tenía 10 años, su padre murió por una negligencia médica, su familia pasó mucho tiempo luchando contra los médicos que intervinieron a su padre, así que ahora no está dispuesta a dejar pasar que alguien no reciba castigo por sus actos.

LEER MÁS:  Tim Burton se paseó por Coyoacán; inaugurará una muestra de su trabajo

“Me da rabia que estas cosas se sepan y no se haga nada. Me da coraje la gente que llora porque le mataron al perro, pero no hace nada o porque le mataron al hijo y se queda llorando”, dijo.

“Ante cualquier cosa que te pase en la vida, eres un pendejo si te quedas callado y si permites que te pasen encima. Sobreponerte a la situación, a tu dolor, a tu pena a tu rabia y hacer lo que tengas qué hacer para que las personas sufran consecuencias por sus actos”, dijo.

Ella espera que se haga justicia y que el supuesto entrenador, no vuelva a tener a una animal cerca.

Cualquier información se agradecerá en la siguiente página de FB

Comentar con facebook