Policías estatales asesinan a líder de Morena en Tixtla, Guerrero

 

Eduardo Catarino Dircio, dirigente de Morena en Tixtla, Guerrero, fue asesinado por policías estatales en su casa. Los agentes le sembraron un arma, “fue una ejecución extrajudicial”, denuncia la familia.

Regeneración, 5 de junio de 2017.- El gobierno de Héctor Astudillo Flores informó que la Policía Preventiva Estatal (PPE) “abatió a dos sicarios” esta tarde en Tixtla durante un enfrentamiento con civiles armados que se prolongó durante una hora.

En contraste, familiares de una de las víctimas informaron que es el abogado y militante de Morena, Eduardo Catarino Dircio de 43 años y denunciaron que su muerte fue “una ejecución extrajudicial” en manos de policías estatales.

El conocido militante de Morena se encontraba refugiado junto a su familia en su domicilio ubicado en la céntrica calle Insurgentes ante la balacera que se extendió por diferentes puntos de la población, señalaron.

Los uniformados irrumpieron en la vivienda de Catarino Dircio y le dispararon sin mediar palabra frente a su esposa e hijos. Después “le sembraron un arma”, indicaron con rabia e impotencia los familiares de la víctima, publica El Sur de Acapulco.

Por su parte, el gobierno estatal difundió públicamente una fotografía donde Eduardo Catarino aparece tendido sobre el suelo con una camisa amarilla, pantalón gris, un brazo recostado en el abdomen y, sobre las piernas, un rifle AK-47 con un cargador abastecido para 100 cartuchos.

Por la tarde el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG) Roberto Álvarez Heredia declaró en un boletín de prensa que la Policía del Estado abatió a dos sicarios en un enfrentamiento que dejó como saldo dos policías heridos en Tixtla.

Los familiares del abogado y dirigente de Morena, Catarino Dircio, se quejaron porque los uniformados irrumpieron en la casa de él y le dispararon a quemarropa. Cuestionaron las declaraciones de Álvarez Heredia que calificó de sicario al abogado, “sólo porque los policías le sembraron una pistola encima de su cuerpo”.

Enfrentamiento en Tixtla

De acuerdo con fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, a la 1:30 de la tarde recibieron reportes de balaceras en distintos puntos de Tixtla, entre ellos en los barrios de San Isidro, El Santuario, El Centro y en el rancho El Coyote, ubicado rumbo a la comunidad de El Troncón en el camino al municipio de Mochitlán y Quechultenango.

LEER MÁS:  AMLO se registra como Precandidato a la Presidencia de la República

Asimismo vecinos de Tixtla señalaron que también escucharon balaceras en el lugar conocido como Ojitos de Agua con dirección a Chilapa, barrio Fortín y La Laguna.

Las primeras versiones indican que policías estatales perseguían una camioneta Urvan con dirección de Chilpancingo a Tixtla y al llegar a la avenida Insurgentes ocurrió un primer enfrentamiento, cerca del Hospital Comunitario y el Colegio de Bachilleres, que dejó un saldo de dos muertos.

El enfrentamiento se prolongó por la avenida Insurgentes, que es la entrada principal a la cabecera municipal, y hacia la calle Alejandro Sánchez Castro hasta llegar al rancho El Coyote donde agentes estatales hicieron disparos al aire desde un helicóptero, según los reportes policiacos.

En estos hechos hombres armados utilizaron en dos ocasiones dos granadas de fragmentación en contra de los uniformados en la calle Murillo cerca del Colegio de Bachilleres y la avenida Insurgentes, y la otra cerca de la Laguna de Tixtla.

Según informaron testigos, que hombres armados iban en varias camionetas y al escapar se dirigieron hacia el rancho El Coyote, una camioneta azul Ranger intentó huir por la calle Alejandro Sánchez Castro y al llegar a una herrería ubicada lado del templo La Luz del Mundo, los civiles armados intentaron entrar al negocio y al no poder abandonaron el vehículo.

Los hombres armados al descender de la camioneta, se metieron al negocio de herrería y adentro hay un patio, después se saltaron la barda para entrar en las casas aledañas y escapar de los agentes estatales que los perseguían. Los vecinos del barrio Santuario denunciaron que los uniformados irrumpieron en sus casas, rompieron los vidrios de las ventanas y puertas para entrar y las catearon.

“Los policías entraron de manera violenta a las viviendas sin permiso, rompieron los vidrios, las chapas las averiaron y al llegar a nuestras casas o cuartos y catearon nuestras cosas en busca de algo e hicieron su desmadre”, declaró un vecino.

LEER MÁS:  Hombres pagan hasta $180 mil por niñas en Guerrero, buscan romper la ‘tradición’

En un recorrido por casas que se encuentran en la avenida Insurgentes, se observó que las chapas de las puertas estaba averiadas, los vidrios de las ventanas y adentro de los cuartos ropa tirada en el suelo y cama, luego de que policías estatales catearon las viviendas para buscar a los presuntos agresores.

Otra vecina narra que dejó cerrada su vivienda pero al regresar la puerta estaba abierta, “mis pertenencias estaba en el piso, cama y lo hicieron los policías porque andan buscando algo pero nosotros no escondemos nada y hasta se robaron un celular que se estaba cargando”.

Asesinan a Catarino Dircio

El secretario del Consejo de Abogados de Tixtla y militante de Morena, Eduardo Catarino Dircio se refugiaba en su casa junto con su esposa, hijo y sobrino mientras ocurría una balacera en la avenida Insurgentes.

El presidente del colegio Lucas Moisés Catarino, comentó que “sus familiares y su esposa vieron que policías estatales le dispararon al abogado y le sembraron el arma AK-47 para efecto de poder decir que es delincuente, pero no es delincuente, es un trabajador, la familia lo conoce y la ciudadanía”.

Dijo que es mentira la fotografía que difundieron los agentes de la corporación en la que aparece el cuerpo de Catarino Dircio y el arma calibre AK-47 y “eso no es cierto es un trabajador es una persona honrada y trabajadora”.

Un familiar de la víctima contó que el abogado y su familia se estaban escondiendo por la balacera que ocurría en la avenida Insurgentes, estaba con su esposa, su hija y mi niña, “llegaron los policías estatales abrieron el portón de la casa con la patrulla y entraron en la vivienda”.

“Al llegar los uniformados, su esposa dijo a los policías que eran los caseros que vivían en la casa, además el abogado también les comentó a los agentes y no le hicieron caso y le dispararon”, declaró.

Agregó que cuando llegaron paramédicos de la Secretaría de Protección Civil estatal para atender al abogado Catarino Dircio no tenía el arma y después de entrar los policías “ya le habían puesto el arma”.

LEER MÁS:  Ante omisión de autoridades, guerrerenses se unen para ahuyentar a balazos a criminales

Luego del asesinato de Catarino Dircio, cuando los policías estatales salían salir de la casa ubicada a tres cuadras del hospital comunitario de Tixtla, fueron agredidos a balazos por un civil armado quien murió. Ahí resultaron dos uniformados heridos.

La otra versión

Otra versión indica que cuando los tripulantes de la Urvan llegaron a la avenida Insurgentes, perseguidos por policías estatales, se encontraron con un grupo contrario y se enfrentaron a balazos y que después hubo otro enfrentamiento en el mismo punto cuando llegaron los policías.

Las balaceras causaron un ambiente tenso en Tixtla. Los negocios cerraron y los vecinos se resguardaron en sus casas aunque algunos han salido a ver la movilización policiaca.

Ante estos hechos hubo operativos de la policía estatal y militares y el sobrevuelo de un helicóptero de la SSP.

A las 6 de la tarde terminaron los peritos de la Fiscalía General del Estado de realizar las diligencias y durante seis horas policías estatales y militares bloquearon el paso en la avenida Insurgentes.

El Vocero de Seguridad, Roberto Álvarez Heredia, informó que en un boletín de prensa que los hechos iniciaron con una persecución en Chilpancingo cuando un grupo de delincuentes hizo caso omiso al alto total que obligó la policía estatal.

“Durante el enfrentamiento en donde los delincuentes utilizaron granadas, resultaron dos estatales heridos y dos delincuentes abatidos en las calles de Tixtla”, indica el comunicado.

Con información de: El Sur y Vanguardia

 

Comentar con facebook