Soprano indígena comparte la lengua mixe con el mundo

Para este 2017 tiene como objetivo grabar su primer disco, el cual ha esperado por mucho tiempo; además tienen una propuesta de llevar los sonidos de la lengua mixe a varios puntos de Nueva York, Estados Unidos y espera que se dé la oportunidad

soprano_indigena_mariareyna

Regeneración, 4 de marzo del 2017.-Orgullosa de ser una mujer indígena oaxaqueña, la soprano María Reyna González comparte al mundo los sonidos de la lengua mixe, y así promueve la riqueza cultural del estado y de México.

Originaria de la comunidad Santa María Tlahuitoltepec, en la región de la Sierra Norte de Oaxaca, la artista lucha para que la gente valore su lengua materna, en este tiempo donde los padres ya no la trasmiten a las nuevas generaciones.

“Me gustaría que la gente viera que sí hay mucho que aprender cuando uno canta, lee cuentos, declama poesías; con mi canto yo quiero transmitir que respetes, que valores tu lengua materna”, dice a Notimex la joven de 26 años de edad.

María Reyna se siente orgullosa de llevar sangre indígena en sus venas y de haber nacido en un pueblo de músicos, donde los niños antes de leer o escribir prenden a tocar un instrumento musical.

Su deseo más grande es que a través de su canto, los niños, jóvenes y adultos comprendan la importancia de rescatar las lenguas originarias de sus comunidades y así evitar que desaparezcan.

LEER MÁS:  Asesinan a machetazos a exalcalde de Asunción Ocotlán, Oaxaca

Una historia de lucha y perseverancia

A los ocho años edad, la joven indígena descubrió su pasión y el talento por la música. Cuando se encontraba estudiando la primaria tuvo curiosidad por experimentar algo nuevo.

“Es donde empieza todo, entré a un coro, me escogieron como solista porque a mi maestro le gustó mucho mi voz que destacaba en las voces entre todos los niños”, recuerda con gran alegría la soprano mixe.

Aunque en su casa ninguno de sus hermanos tocaba un instrumento musical, María Reyna inició cantando en restaurantes, bodas, fiestas de 15 años, y los recursos que obtenía los utilizaba para cubrir gastos de la escuela y apoyaba en casa.

Cuando concluyó sus estudios en la secundaria, decidió romper con la tradición de casarse con un hombre de la comunidad para dedicarse al hogar y formar una familia.

Sus padres no tenían la posibilidad de continuar pagando sus estudios, por lo que decidió viajar a Guadalajara, Jalisco, dónde por cinco años se empleó como trabajadora doméstica y así pudo concluir sus estudios de preparatoria e iniciar la licenciatura.

Además de que le costó mucho trabajo dejar su casa, su familia y sus amigos de la comunidad, también le fue difícil llegar a la ciudad porque no hablaba español.

LEER MÁS:  Mar arrastra a jóvenes en Oaxaca, localizan sólo un cuerpo

A los 19 años de edad empezó de manera más profesional, tomando clases de vocalización y solfeo con el maestro Joaquín Garzón. Nunca imaginó cantar ópera, siempre pensó interpretar música regional, como lo hacía en las fiestas de su pueblo.

Pisar los escenarios, un sueño hecho realidad

En el año 2012, la voz de María Reyna llegó a más personas gracias a un video que se subió a Internet y en el que interpreta una canción a su madre.

Al mes siguiente de haber publicado ese video, fue contactada para ofrecer su primer concierto como Opera Mixe en el Teatro Juárez de Oaxaca, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer.

María Reyna también tuvo la dicha de presentarse en la explanada de Bellas Artes, cantando junto con Natalia Lafourcade, Ana Díaz, entre otras artistas; posteriormente fue invitada para cantar en al Alcázar del Castillo de Chapultepec, dentro de la entrega del premio Nezahualcóyotl de Literatura, en 2014.

En el marco del homenaje a Francisco Toledo en la sala Manuel M. Ponce del palacio de Bellas Artes, el 15 de julio de 2015 participó con dos canciones en Mixe y una en zapoteco.

LEER MÁS:  Fiesta de adolescentes en Oaxaca se sale de control, hallan a menor desnuda y con huellas de sangre

El año pasado, la música y la lengua mixe llegaron a Chile, donde María Reyna se presentó el 20 de Octubre en la Feria Internacional del Libro en Santiago.

La cantante mixe narra a Notimex que es increíble ver cómo su música toca los corazones del público: “he visto gente llorar, he visto gente que escucha algún concierto mío, me dicen ´gracias, no entiendo lo que dices (…) pero sí me llegó en el corazón´ y es algo que se agradece”.

Para este 2017 tiene como objetivo grabar su primer disco, el cual ha esperado por mucho tiempo; además tienen una propuesta de llevar los sonidos de la lengua mixe a varios puntos de Nueva York, Estados Unidos y espera que se dé la oportunidad.

(Notimex)}

 

Comentar con facebook