Trump y Clinton empatados, sólo Sanders vencería al republicano

En una encuesta publicada por The HuffPost Politics se reveló que de el único que ganaría la presidencia con diez puntos sobre Donald Trump sería Bernie Sanders.

 

donald-hilary-bernie

Regeneración 25 de mayo de 2016.- Las predicciones menos convencionales las elecciones de Estados Unidos se están llevándose a cabo, pero quizás la menos esperada ya se está escuchando: el único que podría ganar a Donald Trump con una holgada diferencia es Bernie Sanders.

El senador de Vermont, quien hasta hace unos meses no daba “batalla” a Hillary Clinton, ahora parece colocarse como el candidato más fuerte en las elecciones nacionales.

Así lo reveló la encuesta que indica que mientras Clinton derrotaría a Trump sólo por dos puntos si la elección fuera hoy, Sanders le ganaría a Trump por 10 puntos, según los promedios calculados por HuffPost Politics, algo que por supuesto es resaltado por la campaña del senador por Vermont.

Y es que la sorpresa no se queda ahí, pues cuando Donald Trump anunció su candidatura varias voces pensaron que se trataba de un capricho de rico, hoy es el único pre candidato republicano, lo que lo coloca (a menos que algo muy terrible pase con él) en la carrera electoral contra Hillary o Sanders quienes aún se están dando con todo para conseguir la candidatura.

LEER MÁS:  AMLO teme que Peña Nieto entregue todo a Estados Unidos, llama estar pendientes del TLC

La candidatura de Trump ya encendió las alarmas, pues en las principales encuestas nacionales se registra por primera vez que Trump ha logrado empatar, y el algunas de las individuales, incluso superar a Clinton en las preferencias del electorado a nivel nacional, según cálculos de RealClearPolitics, que borra el margen de ventaja que mantenía la demócrata durante los últimas meses.

Eso detona cada vez más preocupación no sólo entre demócratas y liberales e incluso algunos republicanos tradicionales, sino entre observadores que ven algo muy ominoso.

“La república americana está amenazada por el primer líder de uno de los grandes partidos abiertamente antidemocrático en su historia moderna”, advierte el comentarista Adam Gopnick, de The New Yorker. Agrega que “hay una fórmula simple para las descripciones de Donald Trump: un calificativo, un guión y la palabra ‘fascista’”.

LEER MÁS:  Sanciones de Trump a Venezuela afectarán a Estados Unidos

Cuidado, que lo mismo pasó en Argentina: nadie creyó que ganaría el contrincante de derecha y de repente, ahí estaba dándole la batalla a los gobiernos “progresistas” que terminaron perdiendo frente a Macri ante el hartazgo social.

Y en la disputa de quién es mejor contrincante, los partidarios de Clinton insisten en que ella tiene una ventaja inacabable contra Sanders, pero otros Sanders rehúsa ceder, y deplora lo que llamó la designación de Clinton como la candidata. Ha intensificado sus críticas contra su contrincante y el liderazgo del partido, sobre todo la presidenta del Comité Nacional Demócrata, a quien acusa de favorecer a Clinton, y ha reiterado que se mantendrá en la batalla hasta la convención en julio.

Sanders es el candidato progresista más exitoso de la era moderna, quien ha logrado obtener hasta la fecha aproximadamente 45 por ciento de los delegados en las elecciones primarias, y la ola de apoyo que ha desatado no muestra interés en que esta campaña insurgente concluya.

LEER MÁS:  Trump vetó de ejército a trans; Canadá les abre las puertas

Falta unos meses para que sepamos qué pasará pero valdría la pena preguntarse qué tan conveniente es la candidatura de Clinton en un país que parece rechazarla.

Vía La Jornada

Comentar con facebook