Vampira mexicana: mujer Zeta bebía sangre y tenía sexo con ejecutados

Juana, apodada ‘La Peque’ de 28 años, se encuentra recluida en un Centro de Reinserción Social de Baja California y ella misma contó su historia como Zeta

 

Juana La Peque Zetas vampira bathory sangre violencia narcotráfico

 

Regeneración, 17 de agosto de 2016.- Como una ‘Elizabeth Báthory’ mexicana, Juana ‘La Peque’, integrante de los Zetas, tenía sexo con cadáveres de rivales ejecutados y bebía la sangre de éstos.

Juana, apodada ‘La Peque’ tiene 28 años, se encuentra actualmente recluida en un Centro de Reinserción Social de Baja California y ella misma contó esta historia desde ese lugar.

 

 

“Fui rebelde desde pequeña, luego me convertí en una adicta a las drogas y al alcohol”, explicó.

LEER MÁS:  Cárteles mexicanos trafican droga hasta en cubetas con mole

Cuando tenía 15 años, quedó embarazada de un hombre de 35 años y para mantener a su bebé se dedicó a la prostitución. Meses antes de empezar a trabajar para el cártel de los Zetas, éstos mataron a su hermano y ella se vio obligada a unírseles, en 2010.

Inició su vida criminal como ‘halcona’, es decir, se infiltraba para espiar a militares y policías. Si fallaba en este trabajo, los criminales la amarraban hasta por una semana y la alimentaban sólo una vez al día. Posteriormente se volvió sicaria de este grupo.

 

 

En una ocasión fue testigo de cómo los criminales golpearon a un hombre en la cabeza con un mazo para concreto. Ella se negó a limpiar el lugar y se fue a un bar a reflexionar tristemente, pensando que algo parecido podría ocurrirle a ella. Sin embargo, con el tiempo fue acostumbrándose a la sangre y a la violencia hasta llegar al punto de disfrutarlas.

LEER MÁS:  Narcos abatidos descansan en tumbas de hasta 6 mdp con incrustaciones de diamante (VIDEO)

Juana ‘La Peque’ terminó sintiendo excitación sexual por la sangre y la violencia al punto de darse baños sangrientos, beber sangre, e incluso usar los cuerpos desmembrados de sus víctimas para proporcionarse placer sexual.

Actualmente, en el Centro de Reinserción Social de Baja California, se prepara para terminar la preparatoria y aprende contabilidad de manera autodidacta, sin embargo aún espera su condena.

 

Con información de DenunciasMX, NarcoViolencia.

Comentar con facebook