Compartir

“¿Cómo van las ventas?”, “Imparables, mi amor”, fueron los mensajes que expusieron tanto el narcotráfico como la infidelidad del Chapo a Emma Coronel

Mensajes de texto hunden marital y judicialmente al Chapo en juicio

Regeneración, 10 de enero de 2019. El pasado miércoles, en la audiencia del juicio de Joaquín Guzmán Loera, conocido mundialmente como el Chapo Guzmán, el gobierno de Estados Unidos presentó como prueba contra el narcotraficante una serie de mensajes de texto intercambiados entre el capo, su esposa y otras personas asociadas al tráfico de drogas.

Dichos mensajes “hundieron” al Chapo, como lo refirieron medios nacionales, pero también habrían podido dañar su relación con su esposa, Emma Coronel, quien se encontraba en la sala mientras los leyeron.

LEER MÁS:  Perdonados de sentencia a muerte, vuelven los 3 mexicanos de Malasia

En los mensajes de texto interceptados y leídos por el agente especial del FBI, Stephen Marston ante el jurado en la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, Nueva York, se prueba la participación del Chapo en el tráfico ilegal de drogas en Estados Unidos.

Además expuso cómo utilizaba a su esposa, Emma Coronel, y a Agustina Cabanillas Acosta, alias la ‘Fiera‘, presuntamente socia y amante del capo.

El colombiano Cristian Rodríguez, quien fue jefe de comunicaciones de El Chapo, fue quien alertó al FBI de sus comunicaciones.

En 2008, Rodríguez colocó un sistema comercial de espionaje llamado FlexiSpy en los teléfonos Blackberry encriptados que entregó a Agustina Cabanillas y a Emma Coronel.

LEER MÁS:  Perdonados de sentencia a muerte, vuelven los 3 mexicanos de Malasia

Los mensajes que delataron tanto el narcotráfico como la infidelidad en los que participaba el sinaloense fueron dos breves líneas:

“—¿Cómo van las ventas?

“—Oh, como abejas ocupadas: imparables, mi amor.”

Al quedar expuesta, Cabanillas Acosta soltó insultos contra Guzmán Loera, a quien calificó de idiota y afirmó que era más inteligente que él.

El Chapo utilizaba a Cabanillas Acosta como mensajera para arreglar ofertas de drogas, según detalló el FBI durante la presentación de pruebas.

El colombiano que traicionó al Chapo

Cristian Rodríguez en el 2010, empezó a trabajar con el FBI usando el mismo sistema de comunicaciones que le instaló al Chapo para que el gobierno estadounidense interceptara sus llamadas, sus mensajes de texto, correos electrónicos y lo pudieran ubicar.

LEER MÁS:  Perdonados de sentencia a muerte, vuelven los 3 mexicanos de Malasia

Según las declaraciones del agente Marston:

“Christian podría ser elegible a recibir los cinco millones de dólares que ofrecía el Departamento de Estado por información que conllevara a la ubicación y captura de El Chapo”, declaró.

El colombiano es ahora testigo protegido del FBI, no está acusado de ningún delito en Estados Unidos pese a colaborar con los Cifuentes y el Chapo en el tráfico de drogas proporcionándoles los sistemas de comunicación encriptados.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook