12 presos discapacitados atados con cadenas, al sol e incluso violados

En Puerta Grande, Jalisco; presos con discapacidad psicosocial fueron torturados de manera continua por tres días por otros reclusos del autogobierno

Presos con discapacidad torturados en Jalisco

Regeneración, 21 de abril de 2022. Defensores de de derechos en Jalisco exigen investigar a fondo abusos contra presos de Jalisco. Además exigen que la autoridad reconozca los hechos y acaben con el autogobierno, el hacinamiento y la sobrepoblación.

Y es que se denuncia que 12 hombres presos con discapacidad psicosocial fueron atados con candados a unas bancas.

Además de ser puestos al sol durante días e incluso 2 de ellos sufrieron violencia sexual.

Presos

En ese sentido los portales recogen las denuncias tanto de la prensa como de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En ese sentido tanto se indica que Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) documentó los actos de tortura.

Mismos que fueron cometidos por el autogobierno contra presos en la Comisaría de Sentenciados de Puente Grande.

Por ello la asociación denominada Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad) pidió a la Secretaría de Reinserción Social retome las riendas del complejo penitenciario.

Tortura

Así según lo documentado, 12 hombres presos con discapacidad psicosocial fueron atados con candados a unas bancas.

LEER MÁS:  Narco cobra 50% de fiestas patronales a parroquias al norte de Jalisco

Ahí, permanecieron hasta tres días bajo el sol sin permitirles realizar sus necesidades básicas.

Además de que un par de personas fueron violadas, todo cometido presuntamente por integrantes del autogobierno en la prisión.

-«Se sugiere que no sólo actuaron con el permiso de las autoridades penitenciarias», denuncia el centro de derechos.

Asimismo puntualiza que «los responsables habrían obedecido órdenes de las y los servidores públicos que laboran en dicha institución».

Atención

Por ello, según lo dado a conocer por el medio de comunicación, se brindó atención psicológica a los afectados.

E incluso, se removió del cargo al subdirector de Vigilancia y Custodia de la Comisaría de Sentenciados, Juan Hernández Hernández.

Sin embargo, ante la gravedad de los hechos, los defensores señalaron que dicha destitución no es suficiente.

Por ello, el Cepad hizo un llamado a la autoridad penitenciaria y de reinserción social para que se implementen programas de monitoreo permanente.

Esto, para verificar que se garantice la seguridad y las condiciones de gobernabilidad en los centros penitenciarios.

Junto con ello, se instrumente un programa de mejora continua que contemple su control y gobierno de forma integral.

LEER MÁS:  Narco cobra 50% de fiestas patronales a parroquias al norte de Jalisco

Y, que se identifique a las personas servidoras públicas que indebidamente propician o facilitan las condiciones de autogobierno y/o cogobierno entre presos.

En consecuencia, demandan se proceda contra ellas administrativa o penalmente.

Derechos

Por otra parte se destaca que por lo menos desde 2011 la CNDH ha documentado violaciones a derechos de los presos.

Al tiempo que los mismos señalamientos han sido expuestos por la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco (CEDHJ).

Esto sin que a la fecha se hayan tomado las medidas adecuadas para atender esta problemática.

También se han enunciado la falta de personal de seguridad y custodia de presos, mismas que han propiciado la comisión de violaciones a derechos humanos.

-«En este sentido, se ha solicitado al Secretario de Seguridad, a la Dirección General de Prevención y Reinserción Social, así como al Congreso del Estado destinar mayores partidas presupuestales».

Lo anterior señaló CEPAD «para que se contrate al personal de seguridad y custodia necesarios».

Además de que se lleven a cabo las medidas necesarias a fin de erradicar el autogobierno, el hacinamiento y sobrepoblación.

Lo anterior porque además de ser violatorias a los derechos humanos, «propician la falta de control en los centros penitenciarios».