#Opinión: Más que piedra

Que hayan derrumbado la estatua de AMLO en Atlacomulco no significa que podrán tirar a un presidente como él.

Foto: Especial

Por Manuel Pedrero

RegeneraciónMx, 06 de enero de 2022.- Inicia 2022 y ni la Navidad ni los buenos deseos de año nuevo pueden corregir a la oposición. No importa cuántas uvas coman ni el color de la ropa interior que traigan puesta, mientras no enmiendan los errores que los llevó al fracaso serán oposición vitalicia… pero, ese es un asunto que ya ni me interesa analizar.

Inician el año, justamente, como lo terminaron: inundando a los simpatizantes del PRIAN en la atmósfera del falso triunfalismo, supuestas victorias que deberían marcar un antes y un después en el sexenio con el que van a derrocar al malvado dictador tabasqueño. Los experimentos ya fueron muchos, FRENA, TUMOR, BOA, Frente Cívico Nacional, Va X México, Los Plurales y los que todavía tardan en llegar.

Foto: Especial

El 29 de diciembre de 2021 el alcalde morenista de Atlacomulco, Roberto Téllez Monroy, develó una estatua del presidente AMLO a dos días de que cerrara su administración, gastando recursos para poner una estatua en la ciudad mas priísta de todo el país actualmente, en un acto de lambisconería supremo o haciendo un favor en lo oscurito para la siguiente administración que, por cierto, es priista.

AMLO, en alguna ocasión en su conferencia matutina, expresó sin ningún problema que, en su testamento, como última voluntad, quiere que su nombre sea utilizado para una calle, colonia o municipio. Nada de eso. Y, por supuesto, tampoco desea monumentos, ni bustos ni estatuas de su imagen y figura. El mejor homenaje para los héroes es siguiendo su ejemplo, dijo esa misma mañana.

Foto: Presidencia de la República

La madrugada del 1 de enero de este naciente 2022, la estatua ya estaba destruida y derrumbada. Tomó tan sólo unas horas para que los principales líderes de la opinión opositora del país hicieran tendencia esto en redes sociales, fue realmente un frenesí de pena ajena. Las fotos de la estatua eran acompañadas de textos que decían: “El pueblo pone y el pueblo quita”, #LópezCae y mucho, mucho más.

Foto: Especial

La radiografía de todo esto radica en una explicación bastante sencilla: como el hombre sediento que atraviesa el desierto sin la oportunidad de beber su propio sudor ve en la cercanía un oasis, tiene hambre, esta herido y pronto va a morir, pero ese oasis hace que permanezca viva su llama de esperanza para ver otro día. Justo así es como veo a la oposición festejando este derrumbe. Ellos realmente creen que este episodio es el reflejo del sentimiento nacional, lo están comparando con la caída de la estatua de Sadam Hussein, se sienten listos para iniciar el movimiento anárquico más grande de la historia y todo está listo, sólo excepto por un detalle: a AMLO no le importa.

La constancia de esto no sólo es lo que dijo en esa conferencia mañanera sino por lo que ocurrirá el 10 de abril de 2022: la revocación de mandato. A la oposición le digo que si realmente lo que quieren es mostrar que tienen razón, participen en la revocación de mandato, cualquiera puede tirar una estatua, pero pocos pueden tirar a un presidente como AMLO. Es más, traten de tirar otras cosas. ¿Podrán tirar las reformas constitucionales? ¿Podrán tirar el nuevo aeropuerto Felipe Ángeles? ¿Qué me dicen del Tren Maya o la Refinería?

Sigue a Manuel Pedrero en Twitter como @YosoyPedrero

#Opinión: Hakuna Matata

¿Se acuerdan de aquella historia en la que un sujeto llamado Scar mata a su hermano Mufasa para arrebatarle el reino? ¿Se acuerdan que en esa misma historia había un tal Simba? ¿Les suena Luis Donaldo Colosio Riojas?

Por Manuel Pedrero

Foto: Especial

RegeneraciónMx, 28 de diciembre de 2021.- Pocas veces la humanidad ve perfección en sus obras. Y, cuando lo logra, el resultado es maravilloso. Para mí, no hay duda de que la película animada perfecta es El Rey León, la versión infantil de Hamlet que Shakespeare jamás habría podido sintetizar para los niños. La historia es de lujo: un rey llamado Mufasa está destinado a gobernar el reino y tiene un hijo llamado Simba que, de inmediato, se convierte en el heredero. La situación causa celos en Scar, hermano del rey y quien desea perpetuarse en el poder hasta la muerte sabiendo que no sobrevivirá a menos que Simba abdique el trono. Scar mata a Mufasa y manipula a Simba para que nunca vuelva al reino hasta convertirse en rey y gobernar con puño de hierro para su beneficio.

Foto: Especial

Situándonos en el ahora político sobra decir que el trono predilecto con el que muchos sueñan para poner su principesco trasero es la silla presidencial. Podría decir que de lado de la 4T no me preocupa la falta de candidatos sino el exceso. Sin embargo, me preocupa más que cuando se sepa quien podría ser el próximo que gobierne a México los perdedores no sean lo suficientemente listos como para acoplarse al nuevo gabinete. De lado de la oposición es todo lo contrario: mientras que en la 4T salen presidenciables como tomates en Sinaloa, en la oposición salen como agua en Sonora, es decir, no hay nadie.

En el PAN todos están fritos por estar directamente relacionados con la tragedia nacional: Anaya, Zavala, Cabeza de Vaca, incluso los más decentes como Mauricio Vila jamás serían respaldados por la población ANTIAMLO, pues los ven como sumisos al mantener cercanía y diplomacia con la 4T. En el PRI ni hablemos, es decir, la única razón por la cual Moreira no se ha destapado es porque ya lo hizo Alejandro Moreno; están todos como pirotecnia en año nuevo, bien quemados. Las mismas caras de siempre, mujeres y hombres viejos que dicen combatir lo que ellos ocasionaron. Viejos, oxidados, sin futuro. Y es entonces que de todo esto sale la antítesis de lo que parecen, pero no de lo que representan: Luis Donaldo Colosio Riojas.

Foto: Twitter Donaldo Colosio

Lo estoy diciendo este 28 de diciembre de 2021. Luis Donaldo Colosio Riojas es el candidato perfecto para la oposición en 2024 y tiene que ir por un solo partido: Movimiento Ciudadano. El capital político que se buscaría sería el de la juventud (en este país hay mas de 30 millones de jóvenes) y como joven puedo decirles qué es lo que se dice por las calles de personajes como Samuel García y Luis Donaldo Colosio Riojas, y es que una parte significativa de mi generación ve a estos personajes como deidades. Colosio Jr. es el candidato perfecto por el ‘storytelling’ que pueden desarrollar para su campaña, es el hijo de Colosio, el mártir mas grande de la historia del México moderno, no porque nos agrade o porque así lo queramos, sino porque el propio PRI se movió lo suficientemente rápido como para introducir en la psiquis de la sociedad que Colosio era el rompe sistemas, el hombre que iba a cambiar al país, al que le dedicaron calles, colonias, auditorios, recintos, estatuas, y mucho más.

Su trágico fin se debió a la confianza que le tuvo al que en su momento fue su amigo, Carlos Salinas, e incluso hasta nuestros días esa idea se quedó en el imaginario colectivo de nuestra juventud. Basta con ver un par de entrevistas de Colosio Jr. como para saber que quiere ser presidente de este país, aunque no lo veo muy convencido que quiera eso en 2024. Sin embargo, los poderes mas grandes que él ya tomaron la decisión, poco importa si él quiere o no. No es gratuito que de un día para otro salga en las encuestas de los principales diarios de México, por ejemplo, EL REFORMA, que bien sabemos que el origen de EL REFORMA se encuentra en el periódico EL NORTE que, oh sorpresa, tiene su base en Monterrey, Nuevo León, lugar donde Colosio gobierna.

Foto: Especial

El presidente AMLO, creo, vio este mismo patrón y de ahí que expresara sus más recientes reflexiones sobre los jóvenes políticos, que no los usen como productos chatarra y los introduzcan al mercado con tanta facilidad. El primer acto de campaña de Colosio para la alcaldía de Monterrey fue hacer un video en Lomas Taurinas, Tijuana, con la estatua de su difunto padre como fondo. El chico hace política a base del chantaje emocional, un voto de lástima, apelando a la memoria y a los sentimientos de todo aquél que se haya conmovido con la muerte de su padre.

Qué perversa es la política. Estar aliado con los mismos que se echaron a tu viejo, híjole. En esta historia, Mufasa sigue muerto, pero Simba, cuando regresó, NO luchó contra Scar, es más, se hizo aliado de este león pelón, orejudo y maquiavélico como el carajo. No hay que subestimar al chico, pero si quieren posicionarlo, entonces nuestro trabajo será ponerle una tijera a los hilos que mueven a esta deprimente marioneta. Los jóvenes tienen que saber que este frasco que luce como nuevo contiene la más rancia de las lociones. Hakuna Matata.

Sigue a Manuel Pedrero en Twitter como @YosoyPedrero

#Opinión: Es el fin del mundo

Desde la victoria de Andrés Manuel López Obrador, cualquier síntoma negativo en el país es y será culpa de él, según la oposición. Con tantas aberraciones políticas, ¿estaremos en la antesala del apocalipsis, acaso?

Por Manuel Pedrero

Regeneración Mx, 13 de diciembre de 2021.- El 90% de la oposición nació mentalmente en 2018, pues no tienen memoria de los episodios que dañaron al país antes de ese año. Sin embargo, sí creen tener registro y conciencia de las dificultades que históricamente ha tenido México. De tal manera que la victoria de López Obrador en 2018, para ellos, causó una ruptura en la paradoja espacio-tiempo, porque, desde entonces, todo lo que se pueda presumir como un síntoma negativo será culpa de AMLO.

Foto: Presidencia de la República

Prueba de ello es que, tras la muerte de Carmen Salinas y Vicente Fernández, el exvocero de mediodía de la COPARMEX, Javier Lozano, se proyectó diciendo que AMLO debe de estar molesto que esos fallecimientos tengan más protagonismo que él, pues según Lozano ya nadie habla de él, mientras le dedica todo un tweet al tabasqueño, un mensaje que conglomera la miseria humana. Ni siquiera ignorancia porque tontos no son, pero sí muy mezquinos.

Todo se resume a una crisis de identidad y de inteligencia. Estamos en la pandemia de la locura, es el fin del mundo para la oposición y naturalmente, todo es culpa de AMLO. Todo comenzó hace unos meses con la supuesta represión que sufrió Lía Limón donde el cubrebocas le dañó la nariz y Jesus Zambrano, como presidente del PRD, se atrevió a decir que ese evento fue como un segundo halconazo. Así es, como si fuera el de 1971 en tiempos de Echeverría.

La odisea de exabruptos no se detendría y nos dejarían joyas como las del CIDE, un grupo elitista que no quiere perder sus derechos hacía uso de su libertad de expresión y, automáticamente, se volvían los héroes de la oposición y le pedían a AMLO que evitara a toda costa tener un 68 contra los estudiantes. Lo más deprimente de esto es que esta idea viene siendo promovida por los mismos profesores, un cinismo indolente al evento social más triste de la segunda mitad del siglo XX.

La cosa no acaba ahí, pues los partidos de oposición están pasando por una metamorfosis no vista desde Kafka. El PRI, convocado por Alejandro Moreno, vocifera a los 4 vientos que su partido ganará 2024 y que está listo para buscar la presidencia de México. Rubén Moreira anuncia que el PRI ahora es de centro-izquierda, que son social-demócratas, feministas, ambientalistas y progresistas. Denisse Dresser no duerme por las noches desde que presagió un inexistente Golpe de Estado, el PRD cambia sus estatutos ideológicos diciendo que ya no son de izquierda, Marko Cortés esta deshidratado de tanto llorar porque Maru Campos y Mauricio Vila andan de amigos con AMLO, Claudio X dice que es de izquierda más que Marx. ¡El Atlas fue campeón! ¡¿Qué es lo que has hecho AMLO?!

Foto: Alejandro Moreno Twitter

Para mí es muy claro: estoy convencido que vivimos en una transformación, pues la permanencia del estatus quo siempre proporcionó comodidad para el sistema político. Con la llegada de AMLO, en 2018, éste se sacudió al grado que todas las máscaras se terminarán cayendo. Ahora tenemos deformaciones y aberraciones políticas de toda clase, es la antesala del apocalipsis, la premier del fin del mundo, pobre oposición, pero sonrían que todavía falta mas por ganar o por perder.

Sigue a Manuel Pedrero en Twitter como @YosoyPedrero

#Opinión: El pueblo bueno

Por Manuel Pedrero

Regeneración Mx, 07 de diciembre del 2021.- Esta ultima semana, sin duda, estará en mi memoria como una de las mejores de mi vida, pues fui una de las 250,000 células que formaron parte del macroorganismo congregado el pasado 1 de diciembre en el Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Cuando AMLO tomó posesión como presidente de México empezamos a oírlo cada vez mas seguido sobre el concepto del ‘pueblo bueno’. Pero, ¿qué es el pueblo bueno? Cada sector de la población política, lo interpretó según a su conveniencia. La oposición calificaba este concepto de polarizador: el pueblo bueno es sólo el que está con AMLO y los malos somos nosotros por no pensar como él.

La concentración popular de la 4T lo adoptó como un manto de honor, orgulloso de portarlo por apoyar al gobierno de AMLO, pero después de lo que vi y después de lo que dijo el presidente creo que esto va más allá. Es algo muy profundo, porque siendo un hombre que ha recorrido los 32 estados de la República y los más de 2000 municipios, cada comunidad, hasta la más recóndita, sabe tal cual que no existe algo como un pueblo bueno o malo.

Es decir, si miramos nuestra idiosincrasia veremos que cuando nos referimos a la población más pobre lo hacemos llamándola, coloquialmente, gente humilde, incluso en connotaciones clasistas y racistas, varios conducen a este sector poblacional como gente de tez humilde. Ahora que, en el otro punto de la pirámide social, los ricos históricamente han tenido una visión negativa sobre ellos, siendo estrafalarios y arrogantes, que no ven por nadie mas que no sean ellos. Siendo AMLO una de las pocas personas en la historia de este país, que ha recorrido cada calle de México, uno de los que saben que el concepto de pueblo bueno NO es una clasificación social sino una oportunidad.

López Obrador se ha sentado en la misma mesa con personajes como Carlos Slim, Emilio Azcárraga y el propio Claudio X. González, y al mismo tiempo también se ha sentado en la tierra para platicar con los campesinos, con los obreros, con la gente de a pie. Sabe también, con toda la seguridad del mundo, que los conceptos del bien y del mal no son binarios, pues se ha topado con gente pobre pero muy rica en humanismo y también con gente pobre y muy vacía en humanismo; lo mismo con los ricos.

México, especialmente al ser un país donde la gran mayoría de los multimillonarios de hoy nacieron gracias al beneficio del Estado, se ha topado con ricos hijos de papi que no quieren pagar impuestos, pero también con gente adinerada con visión social y filantrópica que ha respaldado el progreso del país.

Hay una historia que funciona a la perfección para explicar sin dudas este punto. El de ‘Los Miserables’, de Víctor Hugo, situada en el año 1815 en Francia. El ladrón Jean Valjean sale de la cárcel tras cumplir 19 años de sentencia: cinco por robar pan y el resto por sus intentos de fuga. Nadie le da alimento ni posada, excepto el buen obispo Myriel, a quien Valjean roba un juego de platería. Las autoridades lo detienen, pero el sacerdote, en lugar de presentar una denuncia, le obsequia un par de candelabros más y lo exhorta a cambiar. Libre de nuevo, Valjean roba una moneda a un niño, pero el recuerdo del sacerdote le hace ver su propia crueldad y decide reformarse. Dado que sus antecedentes penales le cierran las puertas, adopta una identidad falsa bajo el apellido Magdalena. Pasados los años, se hace un próspero y querido empresario de la ciudad Montreuil-sur-Ille, donde llega a ser alcalde.

AMLO sabe que, como individuos –OJO, NO COMO SOCIEDAD– somos cabrones y negar el origen indisoluble del mexicano es inútil: la fusión del pirata europeo con el nativo libre. Cuando AMLO dice pueblo bueno yo veo una oportunidad para cada mexicano que en su cabeza, desde hace mucho tiempo, tuvo la Génesis del pensamiento: “todo los políticos son iguales”, “el que tranza no avanza”, “quítate tu porque voy yo”, “la moral es un árbol que da moras”, “un político pobre es un pobre político” y un largo etcétera. Las buenas acciones son contagiosas y, al igual que el ladrón de Francia, tenemos la oportunidad de cambiar como individuos para mejorar nuestra sociedad. Con esto no se está diciendo que tú a fuerza has hecho algo malo, de hecho, sentirse ofendido con este planteamiento demuestra la fragilidad del ego personal en lugar de sentir la fortaleza por el colectivo, ¿ah verdad?

La oportunidad es para quien la quiera tomar. México vive tiempos interesantes, no hay un pueblo bueno o un pueblo malo, hay una oportunidad de creer que México pueda ser un mejor país, pero si decidimos no tomarla entonces hemos renunciado permanentemente al derecho de querer una mejor vida. Yo la quiero no por mí, sino por los hijos y nietos que aún no tengo, pero que cuando vengan no tengan que pasar por lo que pasaron mis padres y abuelos, es más, con suerte jamás tendrán que escuchar un concepto como el del pueblo bueno.

Sígueme en Twitter como @YosoyPedrero

Nueve días de la FIL Guadalajara: el balance

#Opinión: En nombre del pragmatismo al diablo con el PRIANISMO

Por Manuel Pedrero

RegeneraciónMx.- En nuestra historia son incontables los movimientos sociales que, en nombre del pragmatismo, se han debilitado o fracturado. Ha habido de todo. Desde hombres de buena fe que creían en la reivindicación de los malos hasta personajes que estaban pagando favores políticos para mantener el orden y la estabilidad de sus entornos.

 

En las tres transformaciones de este país, dejando a un lado a Agustín de Iturbide, el objetivo era llegar a una nación libre e independiente de la corona española. La idea es que no hubiera rastro ni de virreinato ni de monarquía. Sabemos que Iturbide traicionó a todos para convertirse en emperador. ¿Y cuál fue el error? Incluirlo.

Al entrar al poder, Madero hizo reconfiguraciones en todos los niveles y esferas del gobierno. Sabemos que la seguridad de Madero era primordial ante los restos del régimen porfirista. Y por ello Madero le encargó su vida a Victoriano Huerta. No obstante, Huerta conspiró contra Madero para asesinarlo. Madero le perdonó la vida y lo mando al exilio. No habían pasado ni 24 horas y Huerta decidió asesinar a Madero y Pino Suarez, ¿El error? Perdonarlo e incluirlo.

Hoy, en pleno movimiento de transformación, me doy cuenta de dos realidades. La primera es que al tratarse de una conquista pacífica no debería de haber consecuencias tan funestas. Y la segunda es que el perdón y el olvido, eventualmente, tendrán costos más graves. El sábado, por ejemplo, explotó en redes sociales que Manuel Espino se afilia a MORENA y que buscará la gubernatura del estado de Durango. Se trata del expresidente de Acción Nacional que alzó el brazo a Vicente Fox, a Calderón y a Peña Nieto. Es el mismo personaje que dijo: “los gobernadores, alcaldes, legisladores, dirigentes y militantes del PAN respaldamos el gobierno del presidente Felipe Calderón en su acción decidida a favor de la seguridad de los mexicanos, apoyémoslo todos, es por nuestros hijos”. Así las expresiones del hombre que quiere ser gobernador (por MORENA) en Durango. Este sujeto, que no sólo reconocía a Calderón como presidente, sino que también avalaba y convocaba a las víctimas de la guerra contra el narcotráfico a apoyarlo.

En 2017 Espino, desde su cuenta de Twitter, le respondió a un usuario: “El Peje tiene mi respeto, pero jamás mi apoyo político. Sus ideas son ocurrencias. El odio lo desparraman él y sus trolls”. Un año después, en 2018, cuando todo mundo sabía que la victoria de AMLO era inevitable, Espino, milagrosamente, se purificó, y decidió correr a alzarle el brazo a López Obrador.

 

Pongamos un ejemplo: si un niño de tres años descubre una plancha y toca la parte caliente, sin duda, va a llorar por el inmenso dolor. Pero su conocimiento se ha expandido y ahora, en base a su experiencia, sabe que no debe de tocar la plancha, porque no sólo se va a quemar otra vez, sino que también se hará daño. MORENA tiene la misma edad (los mismos años en el poder) que ese niño de tres años, solo que el niño es más listo por no decir que menos estúpido. Cuando Lilli Téllez entro a MORENA los borreguitos dijeron: “hay que darle una oportunidad, no importa que haya participado en montajes en TV Azteca”, tocaron la plancha y la senadora chapulina brincó al PAN. Cuando Germán Martínez entró a MORENA los borreguitos dijeron; “hay que darle una oportunidad, no importa que haya sido expresidente del PAN”, tocaron la plancha y abandonó el IMSS porque no le dejaron hacer sus mañas, y como senador abandonó MORENA, restándole un voto a reformas que son necesarias.

Hoy los mismos borregos vociferan que hay que darle una oportunidad, que es incluyente el partido, que se peleó con Calderón. Pero olvidan que el sexenio siguiente le levantó la mano a Peña; dicen que apoya a MORENA desde 2018. Qué graciosos son. La mitad de la clase política del PRIAN también lo hizo porque sabían que MORENA iba a ganar. En la administración de AMLO, el señor Manuel Espino se encontraba en el área del Servicio de Protección Federal del cual depende el mecanismo de protección a periodistas, esto con información del comunicador y periodista Rafael Herrera. Pero basta ver la cantidad de periodistas asesinados con el mecanismo de protección para corroborar la eficiencia del señor Espino.

Mira aquí la videocolumna:

https://youtu.be/QYPdJcjxUH4

Muchos en MORENA, sincluso en la 4T, callan sobre la aspiración de Espino porque tienen que hacerlo o si no pierden sus posiciones en el poder, otros atacan a quienes evidenciamos la enorme contradicción que representa el tener a un miembro juramentado de la organización secreta de ultraderecha EL YUNQUE en un movimiento que se dice progresista, tan incluyente que integran a homófobos y conservadores y finalmente estamos quienes alzamos la voz.

 

Hoy, más que nunca, estoy orgulloso de haber tomado la decisión de no haberme afiliado al Frankenstein que es MORENA, porque como militante se me caería la cara de vergüenza argumentar y explicarme cómo una dirigencia prefirió a elementos del prianato que a sus bases y militancia. Ah, y que no los engañe Espino, ya salió a decir que todavía no se decide a buscar la gubernatura. ¡Patrañas! ¿O creen que pidió licencia de su cargo solo porque quería apreciar el invierno?

 

Creo en la 4T, creo en mi paisano AMLO, pero no creo en el MORENA de Mario Delgado. El pragmatismo mata movimientos. No olvidemos en ningún momento, el caso de Huerta e Iturbide. No hay necesidad de llevar a cabo alianzas atroces en nombre del pragmatismo. La verdad, al diablo con el prianismo.

 

Sígueme en Twitter: @YosoyPedrero

 

* Analista político.