Preocupación por dilemas éticos que representa clonar primates, incluidos los humanos

Regeneración 25 de enero del 2018. En una investigación publicada en la Revista “Cell” científicos chinos anunciaron la clonación de dos macacos de cola larga genéticamente idénticos. Los especímenes nacieron en el Instituto de Neurociencia de la Academia de Ciencias en Shangai. Zhong Zhong y Hua Hua nacieron hace seis y ocho semanas (Academia China de Ciencias)

El método con el que se logró la clonación de estos primates es el mismo que se utilizó para clonar a la célebre oveja “Dolly”.

En una entrevista con The Wall Street Journal (WSJ), el director del área de Investigación en Primates No-Humanos de la academia china agregó: «En principio se podría utilizar en humanos, pero no tenemos la intención de aplicar este método en humanos».

LEER MÁS:  China aísla Ómicron; avance que permitirá desarrollar vacuna

El objetivo declarado es utilizar a estos simios de ingeniería para estudiar el cerebro –por ejemplo, las enfermedades neurológicas—, ensayar drogas y probar edición genética.

A partir de la transferencia nuclear de células somáticas (el método que alumbró a Dolly hace 22 años y que desde entonces se utilizó para clonar 23 especies, desde toros a gatos domésticos, pasando por ponis), hace ocho semanas nació la primera de las dos hermanas, Hua Hua, y hace seis, la segunda, Zhong Zhong. 

Nada se sabía en el ámbito científico sobre su generación, hasta que el resultado se publicó en Cell.

El proceso, llamado SCNT (por sus siglas en inglés), incluyó el reemplazo quirúrgico del núcleo de tejidos fetales y el tratamiento químico para impulsar el desarrollo genético que requerían los embriones. Pero otros dos macacos creados al mismo tiempo, solo que a partir de células de donantes adultos, murieron a las pocas horas de su nacimiento.

LEER MÁS:  China aísla Ómicron; avance que permitirá desarrollar vacuna

La noticia causó asombro no solo por el secreto en el que se mantuvo la investigación, sino porque la financiación de estudios en primates ha disminuido mucho en los Estados Unidos y Europa por muchas razones, desde las económicas hasta las legales, pasando también por las éticas.

Por su parte el gobierno chino tiene la intención de aumentar drásticamente el tamaño del laboratorio y el proyecto. Dentro de cinco años debería haber de 20 a 30 instalaciones más creando clones de mono. Los investigadores quieren usar clones adicionales para estudiar enfermedades genéticas como el autismo, el Parkinson, el Alzheimer y el Huntington.

Con información del New York Times y Revista Cell