Compartir

Apple admitió que programó los iPhones viejos para que se desacelera el procesador cuando las baterías ya tenían cierto tiempo de uso

Regeneración, 22 de diciembre de 2017.- Hace unos días se dio a conocer que el procesador de los iPhones viejos se desacelera cuando las baterías ya tenían cierto tiempo de uso. Esto causaba diversos problemas a los usuarios del teléfono.

La misma compañía ya admitió que había programado los iPhones de esa manera “para evitar apagados abruptos” y ahora enfrenta las demandas de dos grupos civiles de consumidores por “desaceleración intencional”.

LEER MÁS:  Apple presenta el nuevo iPhone, así son las reacciones

Los demandantes colectivos provienen de California e Illinois, y argumentan que Apple no tenía el consentimiento de sus usuarios para desacelerar sus iPhone aunque fuese con la intención de alargar la vida útil de los teléfonos.

Argumentan además que las actualizaciones del sistema operativo iOS fueron diseñadas para “ralentizar deliberadamente la velocidad y el rendimiento” de los teléfonos “forzando fraudulentamente a los propietarios de iPhone a comprar el último modelo ofrecido por Apple”, lo que se conoce como obsolescencia programada.

Los demandantes exigen como compensación el reemplazo de sus teléfonos antiguo por la pérdida de uso y al valor de sus iPhone, y al reembolso de compra y sustitución de baterías nuevas.

LEER MÁS:  Estos son los celulares que emiten menos radiación

 

Con información de Hipertextual

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook