Explotan a tres soldados estadounidenses en Afganistán; hieren a tres más

Tres soldados estadounidenses resultaron muertos y tres heridos, luego de que un artefacto improvisado explotara en Ghazni, Afganistán.

Regeneración, 27 de noviembre de 2018.- Tres soldados estadounidenses muertos y cuatro heridos fue el resultado de la explosión de un artefacto improvisado en la ciudad de Ghazni, Afganistán.

El ejército estadounidense precisó que en la explosión fueron heridos otros tres soldados y un contratista de nacionalidad estadounidense, también.

Los agentes heridos y el contratista, fueron evacuados y actualmente reciben cuidados médicos.

En tanto, los nombres de los soldados muertos no se revelarán hasta que se informe a las familias.

Hasta el momento no se han dado detalles del ataque, pero se cree que tiene que ver con la reciente fortaleza de la fuerza talibán en el país.

LEER MÁS:  10 años de cárcel a pareja de enamorados por bailar en público en Irán

Ghazni, ciudad ubicada en el centro de Afganistán, fue capturada por los talibanes en agosto, a pesar de que las tropas afganas fueron apoyadas por ataques aéreos y fuerzas terrestres de Estados Unidos.

Desde entonces, el control de la ciudad ha fluctuado entre el grupo terrorista y el gobierno afgano, y los ataques a las tropas antagonistas han aumentado.

A principios de este mes, por ejemplo, los militares talibanes mataron al menos a 13 soldados y policías de un puesto de control del gobierno local.

Autoridades afganas y EU retroceden en control del país

Un informe reciente publicado por el ombudsman de la guerra del gobierno de Estados Unidos, muestra que el gobierno afgano ahora controla el 56% de los distritos en el país, frente al 72% en noviembre de 2015.

LEER MÁS:  Exdirector del Cisen dice que Calderón era quién decidía, no García Luna

La influencia o el control insurgente ha aumentado al 12.5% de los distritos desde solo 7%, y aproximadamente un tercio de Afganistán es un área «disputada».

Actualmente, los talibanes controlan o influyen en algo más de la mitad de los 407 distritos de Afganistán.

Por si fuera poco, han surgido nuevos grupos como el Estado Islámico-Khorasan (IS-K, por sus siglas en inglés), compuesto principalmente por talibanes pakistaníes, y por agentes de Al-Qaeda.