Compartir

Según el columnista están preparando el camino para dar carpetazo al caso Odebrecht, ello abarca el despido de Santiago Nieto y la designación del nuevo fiscal.

 

Por Jenaro Villamil| Proceso-Homozapping

Regeneración, 10 de diciembre de 2017.- Sobe el escritorio del próximo titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) estará entre las 2 mil 415 carpetas de investigación en curso, una relacionada con el caso Odebrecht, la empresa brasileña que pagó sobornos en más de 12 países en América Latina, y en México habría destinado 4 millones de dólares durante 2012, en plena campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, y 6 millones de dólares restantes entre 2013 y 2014, los años en que fungió como director de Pemex, Emilio Lozoya Austin.

La investigación que inició desde agosto de este año el ex fiscal de delitos electorales Santiago Nieto, cesado de manera fulminante el 20 de octubre pasado, logró tener acceso a 43 transferencias realizadas a distintas cuentas bancarias, entre 2010 y 2014, y avanzó sobre la pista del presunto soborno de 4 millones de dólares de Odebrecht a cuentas cuyo beneficiario final podría ser Emilio Lozoya Austin, ex coordinador de Asuntos Internacionales durante la campaña presidencial de 2012.

Con la nueva reforma político-electoral de 2014, los delitos como los casos de financiamiento ilícito a las campañas electorales, a candidatos y a partidos políticos, regulados en el artículo 15 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, prescriben hasta dentro de 10 años.

Es decir, en el caso de Lozoya y Peña Nieto prescribirían hasta 2022 en el caso de los sobornos recibidos durante la campaña presidencial o hasta 2024, en el caso de sobornos para obtener contratos de Pemex. “Les urge dar un carpetazo”, confió a Proceso, una fuente de la FEPADE.

LEER MÁS:  Telmex se deslinda de llamadas contra AMLO y la FEPADE dice que ‘no son un delito grave’

Ante la serie de revelaciones mediáticas sobre el caso Odebrecht, tanto el procurador general Raúl Cervantes Andrade, como el fiscal Santiago Nieto Castillo abandonaron sus cargos. Ambos dejaron claras las pistas de este caso.

En su documento “Desafíos y acciones para consolidar el Sistema Pena Acusatorio”, presentado el 16 de octubre ante el Senado, junto con su renuncia, Cervantes advirtió que el caso de la empresa Odebrecht es “uno de los más importantes” en materia de corrupción y estaba siendo investigados en la Unidad Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos y Contra la Administración de Justicia, el área que realiza estas tareas ante la ausencia de un fiscal anticorrupción.

Dejó pendientes 1,134 asuntos en materia de corrupción (719 averiguaciones previas y 415 carpetas de investigación), entre ellas, el caso Odebrecht, iniciado en abril de este año, a raíz de las revelaciones mediáticas sobre la transferencia ilegal de sobornos por 10 millones de dólares entre 2010 y 2014.

Nieto Castillo iba a comparecer ante el pleno del Senado para defender su actuación y los avances en éste y otros de delitos electorales, pero fue presionado para abandonar el proceso de objeción. El 27 de octubre, en carta a la Mesa Directiva de la cámara alta, Nieto advirtió que no existían condiciones para que continuara al frente del cargo “en razón de la polarización política que ha rodeado este procedimiento de corte constitucional y la imposibilidad fáctica de regresar con la libertad de actuación anterior, dados los posicionamientos de las fuerzas políticas”.

LEER MÁS:  Pese a pruebas, no se castiga caso Odebrecht para no afectar al PRI en las elecciones: NYT

Porte Petit y Coello Trejo

En los próximos días, el pleno del Senado tendrá que elegir al nuevo titular de la FEPADE entre 8 aspirantes finalistas, de un total de 21. Senadores de las bancadas de PT-Morena y del PAN, consultados por Proceso, identifican al actual encargado de despacho, Alejandro Porte Petit González, como el futuro titular de la fiscalía y a quien le correspondería dar “carpetazo” al caso.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Justicia, el 6 de diciembre, Porte Petit fue muy claro al minimizar el expediente de Odebrecht y considerar que se trataba de un tema de corrupción “que no es un delito electoral”.

“Respecto del caso Odebrecht, tenemos cerca de 4 mil y tantos expedientes en su conjunto. Sé que hay temas que socialmente causan mayor alarma, mediáticamente son más sonados. Hay otros 4 mil 999 que tal vez nadie conozca dentro de la Fiscalía. No por ello quiere decir que la Fiscalía no tiene asuntos importantes”, afirmó Porte Petit al responderle al senador Luis Humberto Fernández Fuentes, de PT-Morena, quien le preguntó sobre el “elefante en la habitación” que era el expediente de la empresa brasileña.

Porte Petit adelantó en su respuesta que el caso Odebrecht será investigado en la PGR como tema de corrupción y no de delito electoral porque “yo no tengo facultades para investigar corrupción, no es un delito electoral la corrupción. Estaría incurriendo en un ilícito de meterme en un área que no es de mi naturaleza”.

LEER MÁS:  Luis Videgaray, el ocaso del vicepresidente

Las redes del actual encargado de despacho de la FEPADE conducen directamente al abogado Javier Coello Trejo, defensor del ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin. Uno de los colaboradores de Porte Petit es el abogado Francisco José Rivera Cambas Alvarado, quien trabajó para Coello Trejo en la PGR cuando éste encabezó la Subprocuraduría de Investigación y Lucha contra el Narcotráfico, entre 1989 y 1991.

Coello Trejo, conocido en la administración lopezportillista como el “Fiscal de Hierro” anticorrupción, se convirtió en “intocable” durante los dos primeros años del gobierno de Carlos Salinas de Gortari, al fungir como responsable de la lucha contra los capos de la droga.

Coello creó el “Grupo Tiburón”, formado por agentes judiciales federales, entre ellos, Guillermo González Calderoni, acusado después de vínculos con el narcotráfico. Rivera Cambas Alvarado, desde entonces, mantiene amistad y cercanía con Coello Trejo, cuyo despacho defiende los casos más polémicos y mediáticos, entre ellos a Emilio Lozoya y Odebrecht.

A finales de noviembre, Coello Trejo declaró que Lozoya ganó un amparo frente al caso Odebrecht. “La investigación continúa, lo que no se puede es judicializar la carpeta”, afirmó Coello en entrevista radiofónica. Es decir, se impedirá cualquier acción legal contra el ex director de Pemex hasta que su defensa tenga acceso al expediente.

El otro posible titular de FEPADE sería Héctor Marcos Díaz Santana, ex coordinador de asesores de la ex fiscal contra delitos electorales María de los Angeles Fromow. A Díaz Santana le correspondió dar “carpetazo” al escándalo del Pemexgate de las elecciones presidenciales del 2000.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook