Arce ferviente opositor al aborto y a los matrimonios entre personas del mismo sexo, señaló que su postura se debe a una que se le apareció la Virgen María. Arce narró esta experiencia en el congreso mariano “Guadalupe y Fátima: Mensaje de esperanza”, en la Basílica de Guadalupe.

Regeneración, 25 octubre 2017.- El conductor Esteban Arce, firme opositor y denostador de los matrimonios entre personas del mismo sexo, señaló que su postura se debe a una revelación divina: se le apareció la Virgen María durante una peregrinación que realizó al santuario de Medjugorje.

Arce narró esta experiencia sobrenatural en el congreso mariano “Guadalupe y Fátima: Mensaje de esperanza”, realizado el pasado 13 de octubre en la antigua Basílica de Guadalupe. Relató que, a instancias de su esposa, María de las Nieves Santiesteban, participó en esa peregrinación que cambió radicalmente su actitud ante la vida y la familia.

Contó que, junto con su esposa y otros peregrinos, iba subiendo la colina que da al santuario de Medjugorje, situado en el poblado del mismo nombre en Boznia-Herzegovina, cuando de pronto vio en lo alto la “figura luminosa” de la Virgen María que dejó asombrados a todos los feligreses.

“Lo que a mí me impactó fue que a mi lado iba una señora con una niña pequeña, quien al parecer estaba enojada; sin conocerme, me preguntó por mí nombre qué hacía ahí y por qué había ido de tan lejos, a la vez que lanzaba palabras ofensivas contra Dios y la Virgen. Me entró mucho miedo en ese momento, pensé que no la iba volver a ver; al día siguiente regresamos y volvimos a encontrarnos con la misma niña, quien ya estaba más tranquila”.

Siguió relatando, “a partir de ese día, he tratado, a través de la oración, de cambiar todo. Al regresar de aquel viaje a mi trabajo normal, decidí que en cada uno de mis programas dejaría un mensaje positivo, para promover la defensa de la familia, de los no nacidos y de los valores de la sociedad”.

También habló de los extravíos de su vida: vivía su fe de manera superficial, trabajó en un barco mercante e intentó ser futbolista profesional, incluso llegó a pensar en suicidarse ante tanto vacío.

Ante ello, Arce hoy se ha convertido en un ferviente promotor del derecho a la vida desde el momento de la concepción, así como del matrimonio entre hombre y mujer, posturas que comparte con la Iglesia.

Su testimonio en el congreso de la Basílica de Guadalupe fue retomado por la arquidiócesis de México, a través de su portal informativo Siame.

Las posturas de Arce han sido calificadas de “homofóbicas” por la comunidad lésbico- gay y por un amplio sector de la población. Por ejemplo, en un encuentro universitario en San Luis Potosí, Arce arremetió duramente contra los homosexuales y las familias homoparentales. Dijo ahí:

“Hay dos seres distintos y complementarios en este mundo: el hombre y la mujer, no hay más… hay perro y perra, no hay perrín”.

En su programa Foro TV, le ha dado espacio a miembros del Frente Nacional por la Familia (FNF), organización de católicos que defienden a la familia tradicional. Uno de los comentaristas de su programa es Mario Romo, integrante del FNF y director nacional de Red Familia.

 

Con información de Proceso y Excelsior