Opinión: Sacar al PRI de Morena

Por Ana María Vázquez

RegeneraciónMx.- En redes sociales se ha estado cocinando a fuego lento a Mario Delgado y al “Fisgón” monero, Rafael Barajas por la defensa que han hecho a la candidatura de Armando Guadiana a la candidatura por Morena en Coahuila, en uno de sus tuits, “el Fis” menciona: ¿No es Morena mucho más que un candidato? ¿No es todo un movimiento? ¿No vale la pena hacer un esfuerzo por lograr la unidad para sacar al PRI?

Las respuestas, unas con respeto y otras no tanto, acusan al partido y a Mario Delgado de dejar puertas abiertas al que llaman cacique (porque vaya que tiene historia) y otros increpan directamente ¿por qué el desprecio a los coahuilenses?; y otra más “por hacer lo que pides tenemos a Lily Téllez”; y ésta “¿Y dejar a un cacique explotador de gobernador por Morena?”

Así, el hilo de respuestas va desde los reproches hasta los insultos. Dos de las respuestas que más me movieron a la reflexión son estas: “Morena está dormido, todo lo tiene que hacer López Obrador” y “La democracia empieza respetando a las bases y al pueblo”.

Nadie duda de la buena voluntad de algunos de sus dirigentes en este muy joven partido, sin embargo, la política de puertas abiertas (lo he dicho ya en otras columnas), ha dejado a las bases a la deriva, confundidos, enojados, pensando hasta en que se negoció Coahuila a cambio del EdoMéx.

LEER MÁS:  Claudia Sheinbaum se compromete a industrializar el sur para detener la migración

Lo triste es que un movimiento que costó tantos años de lucha formar, presente ya tan pronto este tipo de grietas y que se pondere la discutible popularidad de un candidato por la probada honestidad de otro, aunque este último no sea conocido.

Morena, fundada un 2 de octubre de 2011 por Andrés Manuel López Obrador, actual presidente de México contradice el tuit con el que abrí esta columna: “¿no es Morena mucho más que un candidato?” la respuesta está en los hechos, sin López Obrador, Morena ni siquiera existiría.

Nuestro objetivo (dice textualmente el postulado del partido), es lograr un cambio verdadero, es decir, que se garantice a todas las y los habitantes del país una vida digna, con derechos plenos (…) y no haya exclusiones ni privilegios.

Con todo respeto pregunto a las dirigencias: ¿Por qué han dejado solo al presidente? ¿Por qué han abandonado a las bases? ¿Por qué sigue y no se ha expulsado a personajes como Ricardo Monreal? (de cuyo más reciente escándalo de falsificación de firmas y el dispendio por la publicación de sus libros no ha sido totalmente aclarado y menos judicializado).

LEER MÁS:  Morena denunciará a Xóchitl Gálvez por enriquecimiento ilícito

¿Por qué se han cerrado a proyectos de difusión masiva que las cúpulas parecen no ver ni oír y que es fundamental para informar con veracidad a los contaminados por el sesgo mediático corporativo? No se está en contra del movimiento, por el contrario, es un movimiento creado para abrir los ojos y despertar conciencias y exigir congruencia.

A muy poco de que desafortunadamente termine el periodo presidencial y que López Obrador se retire, la dirigencia partidista parece perdida cobijada por laureles del poder presidencial, pero ¿qué pasará cuando el máximo creador de este movimiento ya no esté para sostener al partido?

Aún es tiempo de rectificar y escuchar a las bases, el pueblo que los apoyó y los llevó hasta la formación del partido sigue ahí, aun es tiempo de sacar al PRI de Morena.

Sigue a Ana María Vázquez en Twitter como @Anamariavazquez

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.