Según los diputados panistas, la Ley de Remuneraciones que recién fue aprobada en la Cámara Baja, contiene imperfecciones y podría ser descartada por la Corte.

 

Regeneración, 17 de septiembre de 2018.- La Ley de Remuneraciones recién fue aprobada por la Cámara de Diputados, contiene imperfecciones que podrían hacer fácil su derogación, consideraron legisladores panistas.
Según el coordinador del PAN en San Lázaro, Juan Carlos Romero Hicks, se trata de un texto confuso y «desactualizado», dijo. «No podemos legislar al vapor a sabiendas de que el nuevo ordenamiento puede terminar en controversia constitucional».
«La Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, reglamentaria de los artículos 75 y 127 de la Constitución, aprobada en su mayoría por Morena, es un texto totalmente desactualizado, con relación a una serie de reformas que se han presentado desde el año 2002».
Una de las imperfecciones a las que se refiere es a que en un pasaje de la Ley, se refieren al Instituto Nacional Electoral como IFE, la vieja denominación que tenía el organismo. La ley, además, plantea que ningún funcionario público gane más que el presidente, pero el legislador panista expuso que no propone los mecanismos, ni los criterios técnicos por los cuales se fijarán las remuneraciones de los servidores públicos.
Por otro lado, un diputado priista comentó que las inconsistencias podrían provocar una lluvia de amparos que después tendrán que decidir los ministros de la Corte, quienes ganarán dos o tres veces más que AMLO.
«Y la verdad es que los jueces de la Corte, que ganan dos o tres veces más de lo que ganaría López Obrador, asi que no llamaría la atención que puedan tumbarla por inconstitucional», afirmó el priista.
Ahora esta propuesta pasó a manos del Ejecutivo Federal y mientras tanto, en su gira de agradecimiento, Andrés Manuel López Obrador aprobó la decisión del Congreso de aprobarla, aunque agregó:
«Yo sé que hay algunos que no les gustó que se aprobara esta ley porque piensan que no es justo, deben también pensar que el campesino y el obrero cuando tienen trabajo, el salario mínimo es de 88 pesos».
Varios legisladores aseguran que estas inconsistencias podrían generar una avalancha de amparos en contra de la ley.

LEER MÁS:  Fallece René Juárez, expresidente nacional del PRI