Ahora que todo mundo se dice feminista se les olvida a varios partidos, como el PRI, que las mujeres se han quejado durante años por ser excluidas de las candidaturas y de las decisiones políticas; incluso hay antecedentes de denuncias por acoso sexual.

Políticos, falso defensor de las mujeres

Regeneración, 6 de marzo de 2021. La doble moral de muchos políticos salió a relucir para criticar al presidente Andrés Manuel López Obrador, a Morena y hasta a Claudia Sheinbaum por el caso de Félix Salgado Macedonio y las protestas de feministas.

Existen casos relevantes como el de Beatriz Pagés, que por medio de sus redes sociales acusa Andrés Manuel López Obrador de “ser el primer misógino de la nación”; pero se le olvida que durante todos los años de su militancia en el PRI nunca se pronunció en apoyo de las mujeres que se quejaron de desplazamiento político, marginación y hasta abuso sexual.

En algún momento, las priistas de Sinaloa cuestionaron el desplazamiento de las mujeres de la dirigencia estatal.

En ese momento, las mujeres priistas advirtieron que no permitirían que «disciplinen a la diputada local Francisca Corrales en sus aspiraciones a encabezar la candidatura del Distrito 06 Electoral”.

LEER MÁS:  Bolero entrevistado por Luisito Comunica es detenido por violación

Acoso sexual de priista

En 2018, el senador priista de Guerrero, Sofío Ramírez Hernández, quien fungía como delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en Chihuahua, fue denunciado públicamente de acoso sexual por un grupo de mujeres.

A través de un documento dirigido al entonces líder nacional del PRI Enrique Ochoa Reza, así como al presidente estatal de ese órgano político Omar Bazán, las priistas manifiestan su inconformidad; denunciaron “practicas del Delegado Nacional, Senador Sofío Ramírez, quien abusando de su posición ha chantajeado y ha pedido favores sexuales a cambio de posiciones políticas a mujeres del PRI en Chihuahua”.

Y no sólo eso, el acusado se convirtió en acusador. Califico la acusación como “falsa, grotesca, absurda y cobarde”; según dijo,  “no se puede hacer desde el anonimato un ejercicio de la política para señalar lo que no existe”.

Pero además presentó una queja formal ante el propio CDE del PRI, “para que me expliquen por qué se firmó de recibido el documento donde me acusan de acoso sexual”.

Y la señora Pagés, en su momento calló como momia.

LEER MÁS:  Bolero entrevistado por Luisito Comunica es detenido por violación

Priista pidió que prescribieran las acusaciones de acoso

Aún más, en 2019 la diputada priista Sara Rocha presentó, una iniciativa para modificar el artículo 517 de la Ley Federal del Trabajo; incluir que las faltas de los trabajadores o empleadores por acoso y hostigamiento sexual prescriban en un año a partir de que se tenga conocimiento de la falta.

En plena temporada electoral surgen como pregoneros los falsos defensores de la mujer; se quejan por las vallas en el Zócalo capitalino; sacan de contexto las declaraciones del presidente López Obrador; pero callan como momias ante los casos como el de
Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, quien se dice que utilizó su puesto y las oficinas del PRI para crear una red de prostitución.