Quinceañera realiza sesión en la Biblioteca de México, aunque está prohibido

Un trabajador sindicalizado solicitó el permiso para la sesión de su familiar; no es la primera vez que se viola el reglamento, Palacio de Hierro hizo un desfile en 2007.

quinceañera vasconselos

Regeneración, 17 de octubre 2016.-   El trabajador sindicalizado de la Dirección General de Bibliotecas (DGB), Héctor Gabriel González Miranda, solicitó un permiso para realizar una sesión fotográfica para una quinceañera en la Biblioteca de México “José Vasconcelos”. La solicitud fue otorgada por María Guadalupe Ramírez Delta, subdirectora de Tecnología de la Información de la Biblioteca de México, hecho que desconocía Eduardo Lizalde, director desde hace 20 años del lugar.

De acuerdo con el subdirector de Enlace Interinstitucional de la Dirección General de Bibliotecas, el hecho se debió a un asunto de aprovechamiento ventajoso.

“Esto se escapó, hubo un aprovechamiento, no sé si ingenuo o qué, de uno de los empleados de la DGB, porque la idea cuando se acercó a María Guadalupe Ramírez era una consulta para realizar algunas fotos personales en la biblioteca; en general los usuarios hacen alguna toma allí y la maestra Guadalupe le dijo que como usuario no había problema”.

LEER MÁS:  Revés a Emilio Lozoya, federación pelea casona de Lomas de Bezares

Sin embargo, el artículo 9 del Reglamento de la Red Nacional de Bibliotecas es claro: “Las instalaciones, el mobiliario, el equipo y el acervo serán de uso exclusivo de la biblioteca pública, por lo que ninguna persona o institución ajena a la misma podrán disponer o hacer uso de ellos para actividades que no sean los que a su naturaleza corresponden”.

Pero esta violación no es nueva, en 2007, el Palacio de Hierro utilizó las mismas instalaciones para realizar un desfile de modas para su catálogo primavera-verano y organizó un banquete tras el pago de 12 mil pesos.

LEER MÁS:  Revés a Emilio Lozoya, federación pelea casona de Lomas de Bezares

En este nuevo caso, todo parece indicar que no hubo un afán de lucro, pero sí existió un uso indebido del recinto cultural.

“La licenciada Guadalupe (Ramírez Delira) no visualizó la idea mayor que tenía este joven. Siempre hemos cuidado la cuestión de que no sea ni siquiera con sombrillita, con el reflector ni nada por el estilo, se hacen siempre fotos con celular o cámara sencilla”.

Con información de El Universal.