Lydia Cacho informó que un magistrado ratificó la sentencia de 93 años contra el empresario Succar Kuri, quien lideraba una red de trata de niñas en Cancún. La cual reveló la periodista en su libro Los demonios del Edén.

Succar Kuri pasará 93 años en prisión, magistrado rechazó amparo: Lydia Cacho

Regeneración, 21 de octubre del 2020. El magistrado Oscar Rodríguez Álvarez ratificó la sentencia de 93 años para el empresario Jean Succar Kuri, quien está acusado de pornografía y abuso sexual infantil. También rechazó el amparo que el criminal realizó en febrero del año pasado y con lo que el primer tribunal colegiado del circuito 27 revocó la sentencia de 112 años de prisión dictada en julio de 2016.

La periodista Lydia Cacho informó a través de su cuenta de Twitter que el magistrado no se vende, ni se asusta. Además, recordó que Succar Kuri encabezaba una red de trata de niñas y de pornografía infantil en Cancún; la cual dio a conocer en su libro Los demonios del Edén.

Asimismo, recordó que tras su publicación, el empresario Kamel Nacif y el exgobernador de Puebla, Mario Marín, la torturaron y encarcelaron injustamente

La periodista destacó que «la batalla en el poder judicial es inmensa», ya que mientras la magistrada Suárez Préstamo liberó a Kamel Nacif «con argumentos propios de la mafia», el magistrado mantiene la sentencia firme contra el pederasta de Cancún, por quinta ocasión.

La batalla de la periodista con el Poder Judicial

El pasado 13 de septiembre, Cacho pidió, por segunda ocasión, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que atrajera su caso «ante la evidente corrupción de los tribunales que han liberado al pederasta y torturador Kamel Nacif Borge».

Esto se debe a que el 15 de julio el Tercer Tribunal Colegiado en el estado de Quintana Roo otorgó un amparo al empresario que lo exonera de cualquier responsabilidad por el delito de tortura contra la periodista.

El órgano judicial consideró que la aprehensión y tortura, hechos ocurridos el 16 y 17 de diciembre de 2005, no tuvieron relación con la publicación de dicho libro. Lydia Cacho denunció que la magistrada Selina Ahidé Avante Juárez y la secretaria del Tribunal, Graciela Bonilla González, recibieron un soborno para conceder el amparo.

Por ello, la magistrada fue removida de su cargo el 21 de septiembre por la Secretaría Ejecutiva de Adscripción del Consejo de la Judicatura Federal (CJF).