Nobel de Medicina a los descubridores de un “GPS cerebral”

El investigador británico-estadounidense John O’Keefe y la pareja noruega May-Britt y Edvard I. Moser fueron galardonados este lunes con el Premio Nobel de Medicina 2014 por haber descubierto un sistema de “GPS interno” en el cerebro. 

Una pantalla muestra unas imágenes de los investigadores John O'Keefe y May-Britt y Edvard I. Moser, distinguidos con el premio Nobel de Medicina el 6 de octubre de 2014 en Estocolmo
Una pantalla muestra unas imágenes de los investigadores John O’Keefe y May-Britt y Edvard I. Moser, distinguidos con el premio Nobel de Medicina el 6 de octubre de 2014 en Estocolmo

“Los laureados descubrieron un sistema de posicionamiento, un ‘GPS interno’, en el cerebro que hace posible que nos orientemos en el espacio”, indicó el jurado en Estocolmo.

Estos hallazgos “han solucionado un problema planteado por filósofos y científicos durante siglos”, el “cómo el cerebro crea un mapa del espacio que nos rodea y cómo nos movemos en un entorno complejo”, señaló.

Según el jurado, el hallazgo tiene repercusiones desde filosóficas hasta médicas, al ser susceptible de ser aplicado para tratar la enfermedad de Alzheimer.

En 1971, O’Keefe descubrió en ratas el primer componente de este sistema de posicionamiento: un tipo de célula nerviosa situada en el hipocampo -una zona del cerebro- que se activaba cada vez que el animal se hallaba en un lugar determinado de una habitación.

Otras células “de lugares” se activaban estando en otros sitios, llevando a O’Keefe a la conclusión de que éstas acababan formando un mapa de la habitación en el cerebro de la rata.

Más de tres décadas después, en 2005, May-Britt y Edvard Moser descubrieron una segunda clave de este “GPS” al identificar otro tipo de células nerviosas, de “red”, que generan un sistema coordinado para el posicionamiento preciso y el trazado de itinerarios.

Estas “investigaciones mostraron cómo las células de lugares y de red hacen posible determinar una posición y desplazarse”, según el jurado.

Éste destacó que los enfermos de Alzheimer a menudo se pierden y no reconocen su entorno.

“Por lo tanto, el conocimiento sobre el sistema de posicionamiento del cerebro puede ayudarnos a entender (…) la devastadora pérdida de la memoria espacial, que afecta a las personas con esta enfermedad”, agregó.

Una parte del cerebro en la que se localizan células de “red”, la corteza entorrinal, está estrechamente vinculada con la enfermedad de Alzheimer, según Torkel Klingberg, profesor de neurociencia cognitiva y miembro de la Asamblea Nobel.

“Es una de las primeras zonas afectadas, por eso estos descubrimientos podrían permitir entender los síntomas en el caso Alzheimer y otras enfermedades”, agregó.

May-Britt Moser indicó a la Fundación Nobel que estaba “anonadada” por el galardón. Su esposo, Edvard Moser, quien se enteró de ello al bajar de un avión en Múnich, declaró a la agencia de noticias sueca TT que “fue una verdadera sorpresa”.

“No me lo esperaba en absoluto, por eso no tenía la menor idea de lo que estaba pasando cuando me recibieron en el aeropuerto con flores”, agregó.

Refiriéndose a su marido y a ella, May-Britt Moser declaró: “Tenemos la misma visión, nos encanta entender y lo logramos hablando entre nosotros, con otras personas y después planteando las preguntas que nos interesan de la mejor manera posible”.

El jurado señaló además que el descubrimiento del “GPS interno” representa un “cambio paradigmático” en el entendimiento de cómo los grupos de células especializadas trabajan conjuntamente en el cerebro.

John O’Keefe nació en 1939, May-Britt Moser en 1963 y su esposo, Edvard, en 1962. Los ganadores se repartirán a partes iguales el premio de ocho millones de coronas suecas (1,1 millones de dólares, 881.000 euros).

El año pasado, el Nobel de Medicina fue para James E. Rothman, Randy W. Schekman y Thomas C. Suedhof, todos ellos estadounidenses, por su trabajo sobre cómo las células organizan su sistema de transporte. Los ganadores de 2014 recibirán el premio en una ceremonia formal en Estocolmo el próximo 10 de diciembre.

(AFP)

Comentar con facebook