Odebrecht sobornó a Emlio Lozoya pensando que sería presidente de México

Rodrigo Tacla, abogado de la constructora brasileña Odebrecht, confirmó el pago de sobornos millonarios a gobiernos de doce países por parte de la empresa, enfatizando el caso de México por sus múltiples complicidades

Regeneración 29 de julio de 2017.–  La constructora Odebrecht apostó que Emilio Lozoya, ex director de Pemex, sería el próximo presidente de México, “y le gustaba esa idea. La constructora tenía mucho interés en Lozoya”, señaló Rodrigo Tacla en entrevista para El País.

Además, el abogado reveló que más de mil funcionarios, candidatos y presidentes fueron cómplices de estos sobornos que llegaban “desde gerentes de empresas públicas, hasta jefes de Estado”.

En tanto, Hilberto Mascarenhas, director del sector de Operaciones Estructuradas de Odebercht, aseguró que en el caso de Emilio Lozoya (también involucrado en un contrato fraudulento con la constructora española OHL), recibió en 2014 un soborno por 5 millones de dólares a cambio de nuevos y mejores contratos. Sin embargo, de acuerdo con las investigaciones se reveló que México al final recibió pagos ilegales por un monto total de 10.5 millones de pesos.

LEER MÁS:  En 2018, litro de gasolina podría llegar hasta 20 pesos

El abogado fue localizado en Madrid por los reporteros de la publicación, luego de ser arrestado en noviembre pasado por orden de un juzgado en Brasil acusado de soborno, blanqueo y pertenencia a organización criminal, ahora tras pasar 72 días en la prisión de Soto del Real, se encuentra en libertad provisional.

La justicia brasileña pidió la extradición de Tacla por presuntamente lavar 12 millones de euros, sin embargo, el abogado reconoció que a través de una entidad adquirida en Antigua y Barbuda, Meinl Bank, la cual fue empleada para lavar los fondos de los sobornos, se llegaron a manejar hasta 2 mil 200 millones de euros.

LEER MÁS:  Familia del embajador de México en EU estaría ligada a Odebrecht

“A través de la firma, cobraron desde gerentes de empresas públicas a jefes de Estado. Solo en Brasil hay 500 personas afectadas. Y existen políticos y altos funcionarios brasileños cuyos nombres todavía no han trascendido”, aseguró.

No obstante, Lozoya negó en todo momento tener relación con los sobornos realizados por la empresa, argumentando que solo prestó sus servicios durante cinco años en donde dice ser testigo de cómo la empresa se especializó en comprar voluntades, campañas electorales, regalos y demás a diversos servidores públicos.

Con información de: Proceso

LEER MÁS:  Corrupción es un sistema en México, políticos pactan ‘con el mismo Satán’: Arquidiócesis

 

Comentar con facebook