Santos alerta que narcos mexicanos buscan sabotear la sustitución de cultivos ílicitos

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, advirtió que organizaciones narcotraficantes, entre ellos carteles de México, buscan sabotear el plan de sustitución de cultivos ilícitos lanzado este jueves por su gobierno.

santoscolombia

Regeneración, 12 de mayo de 2017.- “Tenemos que evitar a toda esa gente que está tratando de sabotear, por supuesto a los narcotraficantes en México no les gusta que su materia prima de pronto desaparezca y están en contra”, dijo el mandatario durante el lanzamiento formal del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS) en el municipio de Uribe, departamento de Meta (centro).

El jefe de Estado sostuvo que los narcotraficantes colombianos tampoco “están interesados” en que “prospere” la iniciativa con la que su gobierno busca sustituir 50.000 hectáreas de cultivos ilícitos este año y que beneficia a 100.000 familias.

Por ello, Santos pidió a la fuerza pública que esté con un “ojo avizor” para evitar que los narcotraficantes amedrenten a las comunidades que se acojan al programa gubernamental.
Colombia es el principal cultivador mundial de hoja de coca, materia prima de la cocaína, con 96.000 hectáreas de sembradíos, y también el mayor productor de esa droga con 646 toneladas en 2015, según la ONU.

La sustitución de cultivos ilícitos fue uno de los temas pactados en el acuerdo de paz firmado en noviembre entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), principal y más antigua guerrilla del continente.

Las FARC han reconocido haberse financiado con actividades relacionadas con el narcotráfico, como el cobro de impuestos a cultivadores de coca, base de la cocaína. Pero en el pacto de paz, la guerrilla aceptó desvincularse del negocio de la droga, combustible de la conflagración interna desde los años 1980.

El PNIS se ejecutará durante su primer año en 40 municipios, que actualmente producen más del 50% de la cocaína de Colombia, indicó la Presidencia en un comunicado.

La iniciativa arranca con 83.790 familias vinculadas en 61.193 hectáreas de 13 departamentos del país, agregó.

El plan otorga incentivos económicos y de asistencia técnica a los campesinos para sustituyan la hoja de coca por plantaciones legales.

Durante el lanzamiento, Santos estuvo acompañado del Embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, y el Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo.


Con información de: La Jornada

 

Comentar con facebook