AMLO sobrevuela presa Peñitas en Tabasco, para supervisar labores de desfogue

El presidente informó que en conjunto con el Gabinete de Seguridad y el gobernador del estado, se atiende el problema causado por las inundaciones en Tabasco

Regeneración, 7 de noviembre de 2020. El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) realizó un recorrido en helicóptero por la presa Peñitas, en Tabasco, para supervisar las labores de desfogue.

A través de un video que publicó en sus redes sociales, abordo de un helicóptero de la Fuerza Aérea, López Obrador muestra el nivel de la presa y las acciones que se realizan para evitar que continúen las inundaciones en la entidad.

“Este es el vaso de la presa Peñitas, está completamente lleno, esa agua es la que se está soltando para que no reviente la presa, lo estamos haciendo con mucho cálculo”, dijo al informar que la capacidad actual de desfogue es de 1,800 metros cúbicos por segundo.

Por lo que aseveró que el objetivo es no agravar más la inundación en la planicie de Tabasco, “el problema que tenemos es que llovió mucho”.

LEER MÁS:  Es compromiso la justicia social a ferrocarrileros y electricistas: AMLO

“Esta agua es la que se está soltando, para que reviente la presa, lo estamos haciendo con mucho cuidado para no soltar más agua y agravar más la inundación en la planicie de Tabasco”, detalló.

Y dijo que el desfogue ya descendió a 1,800 metros cúbicos, “porque está lloviendo menos”.

Anuncia Plan Integral para las inundaciones en Tabasco

En conferencia de prensa después de una reunión del gabinete de seguridad en la que  estuvieron los secretarios de la Defensa  Nacional, Luís Cresensio Sandoval y de Marina, Rafael Ojeda, así como los titulares de CONAGUA y de la Coordinación de Protección Civil de la Comisión Federal de Electricidad, el presidente anunció un plan integral para resolver el problema de fondo de las cíclicas inundaciones en Tabasco.

Dicho plan consiste en el desazolve de ríos  y la emisión de un decreto que permita a la Comisión Federal de Electricidad desfogar las presas Peñitas, Chicoasen, Malpaso y Angostura y operar las hidroeléctricas que están impedidas como consecuencia de la reforma energética para favorecer a las empresas privadas.

LEER MÁS:  Pemex cerrará sexenio con 97% más producción de fertilizantes

Se trata de que estas hidroeléctricas puedan soltar agua paulatinamente, en especial en el periodo más intenso de lluvias entre septiembre y noviembre y evitar que se tenga que realizar el desfogue por situaciones de emergencia.

Además, recordó que parte del problema actual es el desfogue de agua que en algún momento llego a dos mil 500 metros cúbicos por segundo de agua, durante la primera inundación a principios de octubre, ante el riesgo de que pudiera reventar.