#AnónimosSuburbios: Sobre un socialismo sin ideología – Parte 2

Por Irving Ramírez

Hoy, el gremio intelectual en México, huérfano de prebendas y privilegios se resiste a ceder su lugar a los pobres que han sido condenados a la miseria por un siglo entero. Por eso reaccionan en masa, salieron de sus cubículos y protestaron en las redes sociales porque tampoco es para ir a manifestar a la calle, eso no va con ellos. Firman manifiestos, creen en fakes news, reaccionan con las vísceras, y son de facto, oposición a un régimen que intenta destruir al neoliberalismo pernicioso, al menos una parte de él. Hay una identidad de rebaño que disfrazan de postura crítica, pero, claro, jamás han cultivado la autocritica ni cuando abusaban de becas y el presupuesto gubernamental.

Se gesta un nuevo socialismo que recupera la esencia de dar visibilidad y poder a los desposeídos por principio, y a devolver instituciones rectoras al Estado, así como el ejercicio de la democracia directa, la eliminación de gran parte de la burocracia y el trato constante entre el poder central y el pueblo, además del diálogo constante y circular.

El reto es que no sea de 6 años, sino mínimo de 12 para que consolide el desmantelamiento del viejo régimen, y sentar las bases del nuevo con la infraestructura iniciada, a pesar de la pandemia y que instaure una ideología plural y democrática que recoja tesis marxistas y del pensamiento de izquierda reciente.

LEER MÁS:  “No tengo duda de que es víctima de una venganza política”; AMLO respalda a Cristina Fernández

Volviendo al principio, ¿se puede construir un sistema político sin ideología? ¿Es posible, a pesar de usar algunos elementos del capitalismo, como productos culturales, consumo que no consumismo, modo de vida cómoda, persistir en el socialismo? ¿Revertir la descomposición social por la violencia producto de este abandono de los pobres y de la penetración imperial? Apelar a lo que Althusser propone “suprimir las contradicciones entre la esfera de la vida económica y la esfera política crea una verdadera democracia, donde el hombre no estará separado de los demás hombres por la necesidad egoísta. Esencia humana, el hecho de que los hombres se encuentren unidos y ya no aislados, la esencia humana esa es la verdadera colectividad de los hombres, el contenido de su esencia es la colectividad”.

“…El hombre está alienado porque es un egoísta, porque ve en otro hombre a un competidor. Encuentra la realización de esta alienación de la esencia humana en el dinero (Esto no es una tesis marxista, En el Capital el dinero solo es una categoría económica)”.

La relación de los intelectuales y el poder es compleja, y en México ha sido de sujeción o de convalidación o cuanto más, de tolerancia e indiferencia; no es el caso actual. Hoy la élite intelectual es oposición pasiva y opinadora, en provincia se da una actitud distinta: artistas e intelectuales no son viudas de prebendas, y mantienen distancia en general de la histeria golpista, y animadversión ante todo lo que provenga del Estado, aunque sea benéfico, lo que no hacían antes las élites donde ni protestaban ni opinaban sobre saqueos y represión sistemática; esta acaso “tendría que aprender a someter sus pasiones y prejuicios pequeñoburgueses” citando a Žižek. Poseen una creencia ANTES DE LA CREENCIA. O como contestó Sartre a Camus: “hasta los que no militan a ningún partido se comportan como si militaran en partidos imaginarios”.

LEER MÁS:  Diputados aprueban plan B de reforma electoral, llegó la austeridad al INE

Sin embargo, los intelectuales conservadores —que son la mayoría—, sólo reaccionan cuando tocan su ámbito, así se dejan manipular por noticias sacadas de contexto, interpretaciones, y suposiciones que los llevan a actuar como gremio escandalizado contra todo lo que provenga de la 4T, y olvidan los agravios de décadas, las injusticias, la persecución y, ahí sí, la censura, y luchan porque prevalezcan los privilegios, las chambas soñadas en el extranjero, los premios a la sumisión y el silencio, el olvido de los otros de abajo, siguen siendo una secta endogámica y esfídica. Viviendo en su ermita intelectual y separados del pueblo.

Video: Mujer tiró a la basura las cenizas de su esposo como venganza por violentarla