Antártida: localizan punto terrestre más profundo del planeta

Antártida. Científicos lograron calcular un valle cubierto de hielo de tres kilómetros y medio de profundidad y su estudio servirá para estudios climáticos

Antártida, donde se encuentra el glaciar Denman

Regeneración, 13 de diciembre del 2019. Un cañón repleto de hielo con una profundidad de tres kilómetros y medio y se encuentra en la Antártida es el punto más profundo sobre la superficie terrestre, según reveló un grupo de investigadores de la Universidad de California Irvine.

Este hallazgo se encuentra debajo del glaciar Denman y está incluido en un nuevo mapa del llamado “continente blanco” de nombre Bed Machine Antartic, o “la máquina del fondo antártico”.

Comparable con valles oceánicos

Este cañón lleno de hielo tiene una profundidad de tres mil 500 metros debajo del nivel del mar.

Un valle sólo comparable a los que existen dentro de algunos océanos.

«Este es sin duda el retrato más preciso hasta ahora de lo que se encuentra debajo de la capa de hielo de la Antártica», dijo Mathieu Morlighem.

Descubrimientos clave

El profesor del Departamento de Ciencias de Sistemas Terrestres de la Universidad de California Irvine, trabajó en este proyecto durante seis años.

Y estos descubrimientos resultarán claves para la comprensión de cómo el sur polar podría cambiar en el futuro.

LEER MÁS:  Empresas producen 15 mil respiradores para pandemia por Covid

En los años previos, los instrumentos de radar han monitoreado la Antártida, enviando microondas para ver a través del hielo y rastrear la topografía de roca subyacente.

Intentos previos

Pero todavía hay vastas áreas en esta zona de la Antártida sobre las cuales hay poca o ninguna información.

«Ha habido muchos intentos de sondear el lecho de Denman, pero cada vez que sobrevolaban el cañón, no lograban verlo en los datos del radar», explicó el investigador.

Morlighem utilizó los principios de la física para llenar esos vacíos.

Método de cálculo

Por ejemplo, si se sabe cuánto hielo está entrando en un valle estrecho y qué tan rápido se está moviendo, el volumen de ese hielo se puede calcular.

Con esto se puede una idea de la profundidad y la aspereza del fondo oculto del valle.

Gracias a este método se pudo calcular que en el glaciar Denman, de 20 kilómetros de ancho, el hielo desciende a más de 3 mil 500 metros bajo el nivel de mar.

Generarán discusión

«Las fosas en los océanos son más profundas, pero este es el cañón más profundo en tierra firme», dijo Morlighem.

LEER MÁS:  Ahora es en el Polo Norte donde se abre la capa de ozono

Es posible que gran parte de lo que muestra el mapa de Morlighem no se vea a primera vista tan diferente de otros mapas de la Antártida.

Pero una vista más detallada muestra algunos detalles fascinantes que generarán una discusión considerable entre los expertos en temas polares.

Una cresta debajo

Por ejemplo, a lo largo de las Montañas Transantárticas hay una serie de glaciares que atraviesan la meseta oriental del continente y se alimentan del Mar de Ross.

Los nuevos datos muestran que debajo de estos glaciares se encuentra una cresta.

Esto será importante si en un futuro el calentamiento desestabiliza la plataforma flotante de hielo que actualmente se encuentra en la parte superior del Mar de Ross.

Cresta estabilizadora

Normalmente se espera que la eliminación de esta plataforma acelere el flujo hacia los glaciares.

Así, la cresta funciona como un estabilizador que protege el hielo que fluye a través de las montañas transantárticas.

«Si algo le sucede a la plataforma de hielo marino de Ross, en este momento está bien».

«Pero si algo sucede, lo más probable es que no provoque el colapso de la Antártida Oriental a través de estas ‘puertas’.

LEER MÁS:  Mexicali: 76% rechaza agua para cervecera Constellation Brands
Situación estable

«Si la Antártida Oriental está amenazada, no es por el mar de Ross», dice Morlighem.

Las montañanas Transantárticas está atravesadas por una cresta de hielo.

En contraste con la situación estable en las montañas transantárticas, el mapa muestra que hay pocos impedimentos para un rápido retroceso del glaciar Thwaites, que tiene el tamaño aproximado del Reino Unido.

Último retén

A los científicos les preocupa esto porque este glaciar se asienta sobre una base que se inclina hacia la tierra, una geometría que tiende a favorecer la retirada.

El nuevo mapa revela sólo dos crestas que podrían actuar como posibles frenos.

Luego de sobrepasar estar crestas, el retroceso del glaciar que se derrite podría ser imparable.

El nuevo mapa se incluirá en modelos climáticos que intentan proyectar cómo podría evolucionar la Antártida a medida que las temperaturas en la Tierra aumenten.