#Opinión: Kazajistán en la mira: la “línea roja” de Rusia y China

Kazajistán, recientemente, vivió manifestaciones y disturbios que desestabilizan (geo)estratégicamente a Asia Central, sobre todo, a China y Rusia. ¿Por qué están sucediendo protestas? ¿Son espontáneas o provocadas? Averigüémoslo.

Por José Manuel Fuentes

RegeneraciónMx, 13 de enero de 2022. – Iniciando el año 2022, en Kazajistán, un país poco conocido, surgieron manifestaciones contra el aumento en los precios del gas licuado de petróleo (LPG, por sus siglas en inglés). Sin embargo, la situación escaló hasta llegar a disturbios graves que ni el presidente kazajo hubiera imaginado que pasarían.

Incluso, el presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokaev, aseguró que hubo un intento de Golpe de Estado por parte de combatientes armados. Durante este conflicto implicó la participación de 20 mil elementos armados, entre extranjeros y kazajos.  Ante los acontecimientos en este país, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), cuyos integrantes incluyen a Rusia, mandó elementos para apoyar a Kazajistán; sin embargo, a Estados Unidos y sus aliados europeos no les cayó para nada bien la noticia.

Foto: Tomada de Twitter

Ahora bien, para ampliar el análisis nos debemos preguntar: ¿Kazajistán es importante para Estados Unidos o China? En primer lugar, vale la pena mencionar que, Kazajistán (cuatro veces el tamaño de Texas) pose, según el libro de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), en reservas de petróleo crudo 30 mil millones de bbl y de reservas probadas de gas natural posee 2,407 billones de metros cúbicos, lo cual lo coloca el décimo cuarto lugar de las mayores reservas a nivel mundial.

El geopolítico y geoestratega ruso, Alejandro Dugin, señaló que en Kazajistán está viviendo una revolución de colores y, asimismo, aseguró que detrás de las manifestaciones están “Estados Unidos y Biden, que están tratando de abrir otro frente contra Rusia en Eurasia«.

Por otro lado, China avisó que existen intentos por una “revolución de color” en Kazajistán, pero ¿qué es una revolución de color? Según RT (Russia Today), la revolución de color se les llama a las movilizaciones políticas llevadas a cabo, según sus teóricos, contra líderes “autoritarios”. Además, su nombre está relacionado con el uso simbólico de colores.

Ya son varios los especialistas geopolíticos que aseguran que Kazajistán se desarrolla un escenario muy típico de la revolución de color en donde se pide la renuncia del presidente, por lo tanto, cuyo objetivo es desestabilizar a sus vecinos, sobre todo a Rusia. 

Foto: Especial

Y un factor más: llama la atención el papel que jugaron las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) en Kazajistán, ya que ante las manifestaciones comenzaron a pedir una serie de demandas políticas y sociales para incrementar la demanda social. Ya sabemos el papel que juegan algunas ONGs para ayudar a la desestabilización de un país.

A mi modo de ver, Kazajistán es una “línea roja” común de Rusia y China frente a Estados Unidos, ya que es un país (geo)estratégico y vital para la Nueva Ruta de la Seda, la cual conecta a China con Asia Central. Por otro lado, pasan tres gasoductos principales por Kazajistán y los países de Asia Central, por ejemplo, el gasoducto de Turkmenistán (quinta potencia en reserva de gas natural a nivel mundial) y China.

Ahora bien, no podemos perder de vista que en Asia Central es un semillero del yihadismo, ya que la guerra contra el Estado Islámico en Siria y en otros países de Oriente Medio provocó que se esparciera a otros países de Asia Central y África. Por lo tanto, no podemos soslayar que el yihadismo posee 600 militantes que nacieron en Kazajistán.  El factor religioso juega mucho en Kazajistán ya que la religión que domina en el país es el islam, con el 72 por ciento de la población, y el cristianismo, con 23 por ciento.

No es ningún secreto cuál es el beneficio geoestratégico, para Estados Unidos, de tener a los yihadistas en países con pletóricas reservas de gas y petróleo. Veamos el caso Libia. Una pregunta: ¿Kazajistán será otro semillero de estos grupos como en Libia?

Por último, quiero enfatizar, querido lector, que las manifestaciones en Kazajistán se dan en una coyuntura geopolítica llamativa ante las tensiones entre Estados Unidos y sus aliados de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN; NATO, por sus siglas en inglés) y Rusia por Ucrania, y de igual forma, los integrantes de dicha organización pretenden derrocar al presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, para provocar a Vladimir Putin.

Vemos que Occidente intenta desestabilizar a sus rivales asiáticos, sobre todo a Rusia con Bielorrusia, Ucrania, Georgia y ahora reviven a Kazajistán. Una pregunta: ¿y dónde queda Turquía en todo esto?

Sigue a José Manuel Fuentes en Twitter como @JoseyyyJose

#Opinión: ‘Rápido y furioso’: el fantasma que aterroriza a Calderón y el gran reto de la 4T

La FGR informó que obtuvo órdenes de aprehensión contra dos funcionarios que sacuden la columna vertebral del sexenio de Felipe Calderón por su participación en la operación ‘Rápido y furioso’. ¿Qué impacto tendrá esta orden de aprehensión en nuestro país? Acompáñenos a descubrirlo.

Foto: Especial

Por José Manuel Fuentes

RegeneraciónMx, 11 de enero de 2022. – En un año elemental para definir el proyecto de la 4T (elecciones del 2022 y la revocación de mandato), la Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo órdenes de aprehensión en contra de siete personas –incluido Genaro García Luna, ‘El Chapo’ Guzmán y Luis Cárdenas Palomino– por su participación en el famosísimo caso ‘Rápido y furioso.’

La operación ‘Rápido y furioso’, como ustedes saben, nació como estrategia de combate al tráfico de armas (se movían ilegalmente más de dos mil armas de fuego de los Estados Unidos a México) e “identificar a sus usuarios”. Sin embargo, fracasó y se armó un escandalo a nivel regional.

No podemos olvidar, lector memorioso, que esta operación estaba incluida en la Iniciativa Mérida, la cual consistía en la cooperación antinarcóticos establecida por EU en un acuerdo con México y los países de centroamérica. La influencia estadounidense se pudo observar en la militarización de la seguridad pública en México en tiempos de Felipe Calderón.

Para enfatizar sobre esta operación ofreceré, como siempre, el contexto político e histórico. La Iniciativa Mérida fue creada durante la administración de George W. Bush (2001-2009) en EU, sin embargo, se concretó con el presidente Barack Obama y, de igual manera, se creó la operación ‘Rápido y furioso’ en 2009. Incluso, esta operación podría convertirse en un caso similar al ‘Watergate’, por ello desde el 2010, el congreso estadounidense investigó la operación, pero en México la justicia estaba atada y ciega.

De manera que la investigación sobre la operación ‘Rápido y furioso’ en México, por fin, tomó relevancia en la primera reunión entre el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y su homólogo estadounidense Donald Trump –el 8 de julio de2020–, en donde aseguraron el combate conjunto contra la corrupción.  Si concatenamos los hechos, como cuando el entonces embajador Christopher Landau respondió al gobierno mexicano para brindar información sobre la operación, podemos tener el siguiente escenario:

La “amistad política” de AMLO y Trump tenía un objetivo común: ir por Felipe Calderón y Barack Obama para llevarlos ante la justicia. No es casualidad que detuvieran (en 2019), durante la era Trump, a Genaro García Luna (GGL) en EU, ante acusaciones de aceptar sobornos del Cártel de Sinaloa. La administración Trump estaba preparando todo para llegar a Obama, desde que salió información del Juicio del Chapo (2018) hasta la detención de García Luna.

Foto: Twitter Felipe Calderón

Regresando al comunicado de la FGR, tal vez se pregunten: ¿a quién le afecta políticamente la orden de aprehensión en contra del superpolicía García Luna? La respuesta es obvia: a Felipe Calderón. La periodista argentina Olga Wornat, en su libro Felipe, el oscuro aludió que Calderón tuvo el conocimiento de “la riesgosa operación”. Aunque el expresidente niegue que nunca fue “notificado.” Y yo me pregunto: ¿quién le va a creer a Calderón que él no sabía nada? Dice que no fue notificado por la operación ‘Rápido y Furioso’ y tampoco sabe sobre las corruptelas de García Luna, ¿cree que somos idiotas? Él era el encargo de nuestro país.

A eso debemos agregar que ante el anuncio de la FGR crecen las esperanzas, en el pueblo mexicano, de que sean juzgados Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino (excoordinador de Inteligencia para la Prevención del Delito y brazo derecho de Luna) para llegar al espurio de Felipe Calderón.

Foto: Especial

También están los expertos en seguridad y en narcotráfico que no creen que García Luna sea juzgado en México y tampoco en EU, ya que sería un terremoto para ambos países, sobre todo, porque llega a funcionarios de alto rango.

Por el cierto, el periodista de investigación Jesús Lemus aseguró, en 2020, que Genaro García Luna se “declaró no culpable de los delitos de narcotráfico porque espera llegar a un acuerdo con Biden”, quien fue vicepresidente de Obama durante dicha operación.

Por consiguiente, en México no existe mucha fe en la justicia después de la exoneración de Cienfuegos, ya que el sistema judicial está secuestrado por jueces corruptos del antiguo régimen; además, el papel del fiscal general Alejandro Gertz Manero ha causado polémica durante este sexenio. No obstante, vale la pena enfatizar que la justicia mexicana está ligada con la estadounidense y, por lo tanto, los tiempos no son favorables para la 4T.

Una cosa es cierta: la Cuarta Transformación tiene el gran reto de terminar con los privilegios de los corruptos calderonistas y traer la justicia en México. No será una tarea sencilla, pero vale la pena intentarlo.

Sigue a José Manuel Fuentes en Twitter como @JoseyyyJose

#Opinión: El panorama geopolítico que nos espera para el 2022

Ya estamos a pocas horas para que se acabe este año (2021), por ello es momento de analizar qué nos espera en materia geopolítica para el año venidero (2022). Acompáñenos a descubrirlo.

Fotos: Presidencia de México / Especial

Por José Manuel Fuentes

RegeneraciónMx, 31 de diciembre de 2021. –  En 2021, vivimos un panorama geopolítico turbulento, como ya es costumbre, el cual quedó marcado (aún) por la pandemia y la llegada de un nuevo presidente en la Casa Blanca y, al mismo tiempo, se agudizó la ‘nueva guerra fría’ entre Estados Unidos (EU) y la dupla China/Rusia, sobre todo, en el factor regional (Ucrania y Taiwán).

Foto: Especial

Por otro lado, en 2021, la izquierda ganó terreno en América Latina (AL) con las elecciones presidenciales de Honduras (Xiomara Castro), Perú (Pedro Castillo), y Chile (Gabriel Boric). Sin embargo, Ecuador fue arrebatado por el neoliberalismo representado por Guillermo Lasso. Y aunque la izquierda ha ganado terreno, aún le quedan dos campos de batalla pendientes para 2022: Brasil y Colombia.

Por lo tanto, es momento de preguntarnos: ¿cuál será el panorama geopolítico para este 2022? ¿Cuáles son los retos que enfrentará el mundo –sobre todo América– en 2022?

Foto: Especial

México: lecciones estatales y revocación y/o ratificación de mandato

En el caso de México, para el 5 de junio de 2022, se celebrarán elecciones ordinarias en los estados de Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas.  A mi consideración, es importante que Morena (partido gobernante) gane en estados geoestratégicos, como es Tamaulipas (rico en hidrocarburos), donde se ubica la Cuenca de Burgos, la cual posee las más importantes reservas de gas del país. 

Asimismo, se celebrará la ratificación o revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en donde demostrará su poder popular, al cual le tienen miedo sus adversarios. No es para menos, ya que el mandatario es el segundo líder más popular a nivel mundial.

Foto: Presidencia de la República

Por esta razón, el tramposo Instituto Nacional Electoral (INE) –controlado por la élite mexicana– intentó posponer la consulta. ¿Por qué lo hicieron? Porque los neoliberales mexicanos tienen miedo a la auténtica democracia, ya que la consulta es una herramienta para darle poder al pueblo.  Y yo me pregunto: ¿La consulta será un éxito?

Brasil y Colombia: elecciones presidenciales

Pasando a otro punto, las elecciones de Brasil y Colombia, lo sabemos, definirán el tablero de ajedrez en América Latina, ya que si gana la izquierda se intensificará la segunda ‘marea rosa’ y definirá el papel de China en la región.

El 19 de mayo, los colombianos escogerán a su nuevo presidente ante una crisis económica y social gracias al gobierno de Iván Duque. En estos momentos, el candidato de la izquierda Gustavo Petro se dispara en la intención de voto, según la encuesta de Invamer. Por ello, quiero precisar que en Colombia no ha gobernado la izquierda como tal, por ello, si ganara Petro sería un cambio histórico de un país que ha estado sometido por el Uribismo y EU. Tiene grandes probabilidades de ganar.

Foto: Presidencia de Colombia

Por otro lado, está Brasil, en donde se celebrarán unas intensas elecciones presidenciales, en las que la izquierda tendrá que quitarle el poder al actual presidente Jair Bolsonaro. Por cierto, en este caso, Bolsonaro ya ofreció escenarios: “estar preso, muerto o la victoria”.  ¿Cuál se cumplirá?

Con base a ello, a mi modo ver, es posible que Lula da Silva sea el candidato del Partido de los Trabajadores, ya que es el candidato capaz de enfrentar al ultraderechista Bolsonaro y ganarle.

Foto: Especial

En efecto, será una elección intensa y dramática ya que Bolsonaro ha asegurado que habrá “fraude electoral” por parte de la izquierda y peleará el resultado. Esto me lleva a plantear el siguiente escenario: es posible que se repita una escena similar a la toma del Capitolio en EU, pero al estilo tropical. Pronto lo sabremos.

Elecciones legislativas en Estados Unidos

Otro campo de batalla será en EU entre demócratas y republicanos por la Cámara de Representantes y el Senado, en donde estarán en juego las iniciativas del presidente Joe Biden. Del mismo modo, esta elección será un puente para la carrera presidencial de 2024.

Y una más: The Cook Political Report, un boletín en línea que analiza las elecciones, muestra que el Partido Republicano tiene una “clara ventaja” en la batalla de 2022 por el control de la Cámara.  Además, el trumpismo estará jugando en estas elecciones y, al mismo tiempo, la gobernatura de Texas, en donde el actual gobernador Gregory Abbott buscará la reelección. En fin, nos espera un intenso e interesante 2022. ¡Feliz Año Nuevo, queridos lectores!

Sigue a José Manuel Fuentes en Twitter como @JoseyyyJose

#Opinión: La victoria de Boric en Chile: el fracaso neoliberal y la oportunidad para el dragón

El resultado electoral de las elecciones presidenciales en Chile trae un mensaje geopolítico y estratégico que vamos a descifrar en esta ocasión. Comencemos.

Foto: Twitter Gabriel Boric

Por José Manuel Fuentes

RegeneraciónMx, 24 de diciembre de 2021. –  El triunfo del joven Gabriel Boric –con 56% de la votación–, en las elecciones presidenciales en Chile demuestra la decadencia del modelo neoliberal en América Latina. Es de suma importancia este resultado electoral porque, como ustedes saben, Chile fue la cuna del neoliberalismo en Latinoamérica.

Los medios de comunicación y las patéticas encuestas pronosticaron que la elección presidencial sería apretada entre Gabriel Boric y el pinochetista José Antonio Kast, lo cual fue un grave error. La victoria de la izquierda fue contundente e histórica en América Latina y se suma a la segunda marea rosa lidereada por AMLO.

Foto: Twitter Gabriel Boric

A mi consideración estás elecciones las debemos analizar con un enfoque multidimensional y geopolítico. De igual manera ofreceré, como es costumbre, el panorama histórico:

Chile fue el primer país en Latinoamérica en llevarse a cabo el modelo neoliberal a través del Golpe de Estado (en 1973) de Augusto Pinochet, en donde se derrocó al presidente nacionalista Salvador Allende Gossens (1970-1971). Por cierto, este Golpe de Estado fue alentado por el dúo Richard Nixon/Henry Kissinger y fortalecido ideológicamente por Milton Friedman y los Chicago Boys. Incluso, Chile era el ejemplo para los neoliberales trasnochados mexicanos como Enrique Krauze y su pandilla.

Foto: Twitter Gabriel Boric

Sin embargo, el modelo está endeble y en plena decadencia, por ejemplo, el connotado economista Joseph E. Stiglitz, quien fue asesor económico de Bill Clinton, ya había sentenciado (en 2016) “la muerte del neoliberalismo”, tanto en los países en desarrollo, así como en los desarrollados.  ¿Stiglitz exageró? Por supuesto que no: las revueltas sociales en Ecuador y en Chile de 2019 demostraron el hartazgo social ante un modelo que ha aumentado la brecha entre ricos y pobres. En el caso de Chile, los jóvenes –lo más afectados y olvidados del modelo neoliberal– se levantaron en contra del gobierno de Sebastián Piñera saliendo a las calles para exigir el fin del modelo.

Lo cual se vio reflejado, posteriormente, en la aprobación de una reforma constitucional para destruir el legado pinochetista. El pueblo de Chile, con el 78.99% de los votantes, decidió que el órgano redactor de la nueva constitución fuese un 100% elegido por la ciudadanía chilena.

Me queda claro que los jóvenes definieron la victoria de Boric, lo cual se vio reflejado en la masiva celebración en la Alameda (Santiago de Chile) del pasado domingo.

Foto: Twitter Gabriel Boric

Pasando a otro punto, el resultado electoral en las elecciones chilenas se debe analizar con respecto al panorama geopolítico: la nueva guerra fría entre Estados Unidos (EU) y China. Como ustedes saben, Chile pertenece al ‘Triángulo del Litio’, que concentra más de 85 % de las reservas del ‘oro blanco’ (el litio).  Esto lo convierte en país atractivo para las potencias geoenergéticas.

No podemos soslayar que el millennial Gabriel Boric ganó en las regiones, según el medio ruso RT, de Atacama con 56.47% y Antofagasta con   59.76%, en donde se encuentra el mayor depósito de litio en Chile.  

En una ocasión, Gabriel Boric dejó claro en un tuit que el litio es “el mineral del futuro” y alertó que Chile “no puede cometer nuevamente el histórico error de privatizar los recursos y para esto crearemos la Empresa Nacional del litio.”

Foto: Twitter Gabriel Boric

Cabe recordar que Chile cuenta con 25 potenciales salares, lo más importantes son: Salar de Maricunga (540.000 ton de litio); Salar de Pedernales (380.00 ton); Salar La Isla (270.00 ton), y Salar de Atacama.

Por esta razón, el presidente chino, Xi Jinping, mediante un mensaje, felicitó a Boric por su triunfo en las elecciones, al tiempo que enfatizó que es de gran “importancia el desarrollo de los lazos bilaterales” entre ambos países y profundizó en “la cooperación en el marco del megaproyecto (geoestratégico) de la nueva ruta de la seda.“ ¡Esto huele a litio! Es obvio que litio forma parte de la agenda geoenergética de Chile.

En conclusión, el triunfo de Boric desmorona al modelo neoliberal y, de igual manera, enaltece a la juventud, quienes son los olvidados de este modelo putrefacto. Por otro lado, ya he señalado que el próximo campo de batalla entre EU y China será en ‘Triángulo del lito’ (incluyendo a Chile) y, asimismo, estamos en tiempos de definiciones en Latinoamérica, China o EU.  Y yo me pregunto: ¿Boric elegirá a Washington o a Pekín?

Sigue a José Manuel Fuentes en Twitter como @JoseyyyJose

#Opinión: ‘La cumbre por la democracia’: la nueva farsa de Estados Unidos

¿Con qué cara organiza Estados Unidos una cumbre por la democracia? ¿Aún se puede creer que el país dirigido por Joe Biden tiene una democracia ejemplar? Analicemos.

Por José Manuel Fuentes

RegeneraciónMx, 16 de diciembre de 2021. –  El 9 y 10 de diciembre se llevó a cabo, de forma virtual, la ‘Cumbre por la Democracia’, impulsada por Estados Unidos (EU) con el objetivo de “renovar la democracia y enfrentar las autocracias”

Joe Biden inauguró la cumbre advirtiendo que las libertades están en retroceso y exhortó a “defender los valores de la autodeterminación de los pueblos”. Y, asimismo, enfatizó en la unión de los invitados para rechazar el autoritarismo, un mensaje directo para Rusia y China.  

Sin embargo, esta cumbre es una farsa. En primer lugar –por obvias razones– no fueron invitados países como China, Rusia, Bolivia, Cuba, El Salvador, Nicaragua, Honduras y Guatemala. Tres preguntas: ¿por qué no invitaron a Bolivia, cuyo presidente es legítimo? ¿Por qué EU no invitó al presidente Nicolás Maduro, si el chavismo arrasó en las elecciones regionales el 21 de noviembre? ¿Por qué Biden invitó a Brasil, sabiendo que Jair Bolsonaro llegó al poder gracias a un juez corrupto que encarceló a su oponente, Lula da Silva?

Pero, eso sí, invitó a la isla de Taiwán, que se disputa con China. Por esta razón, aseguro que esta Cumbre por la democracia fue un disfraz creado por EU para servir sus intereses (geo)estratégicos y hegemónicos y, por otro lado, pretender ocultar su crisis democrática.

Incluso, vale la pena destacar que la cumbre se da después de la tensa reunión virtual entre el presidente Joe Biden y su homólogo ruso Vladimir Putin, y al mismo tiempo, está el boicot diplomático a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing.

Para profundizar en el análisis, es necesario preguntarnos: ¿la democracia estadounidense está bien para que EU pueda decidir qué país es democrático y cual no? La respuesta es un rotundo no. En primer lugar, vale recordar que el mundo occidental nos ha querido vender la idea que la democracia estadounidense es “ejemplar”. Lo cual es una falacia.

Después de la guerra de independencia estadounidense (1775-1783), como ya saben, los ‘padres fundadores’ redactaron la Constitución con la idea de replicar el sistema aristocrático inglés. Desde entonces, la democracia estadounidense es controlada por la plutocracia y bancocracia (conocido, también, como el establishment). En otras palabras, la democracia estadounidense es elitista: gana quien posee el dinero y el apoyo empresarial.

En ese sentido, enfatizaré que la población estadounidense tiene un impacto menor en las decisiones internas, ya que escogen de manera indirecta a sus gobernantes mediante el famoso Colegio Electoral, el cual es conformado por 538 miembros que escogen al presidente y gobernadores.

En la actualidad, la falsa democracia estadounidense quedó exhibida en las elecciones presidenciales de 2020, empezando por la elección interna del Partido Demócrata –que de democrático no tiene nada–, en donde el establishment demócrata (los Clinton) le arrebató, en dos ocasiones, la candidatura presidencial al senador Bernie Sanders para otorgársela a Hillary Clinton (2016) y Joe Biden (2020).

Por lo tanto, la disputa electoral entre Donald Trump y Joe Biden, demostró la fractura democrática. Por cierto, la toma del Capitolio por parte de los trumpistas (6 de enero de 2021) fue otro síntoma de la crisis democrática y no la causa, como lo vociferaron los medios de comunicación estadounidenses, quienes la mayoría respaldaron a Biden.

Dicho eso, me pregunto: ¿con qué cara Biden es el anfitrión de la ‘Cumbre por la Democracia’? ¿EU no se ha dado cuenta que ya no tiene la credibilidad de hablar de democracia?

Fotos: Especiales

Para terminar, ante los hechos ya mencionados, China ha utilizado la decadencia democrática de EU para mofarse de la ‘Cumbre por la Democracia’ y, al mismo tiempo, presumir y enaltecer su nuevo libro blanco titulado ‘China: democracia que funciona’.  En este libro se señala que el modelo democrático chino se basa en la voluntad popular. Y, de igual manera, los chinos la denominan “democracia socialista más amplia, genuina y efectiva.”

Lo cierto es que la ‘Cumbre por la Democracia’ abre la puerta geoestratégica para que China presuma su modelo democrático, el cual analizaremos próximamente.

Sigue a José Manuel Fuentes en Twitter como @JoseyyyJose

#Opinión: ¡China ya advirtió!: “la soberanía de Taiwán significa la guerra”

Por José Manuel Fuentes

De Buenas Fuentes. –  Durante mucho tiempo, la isla de Taiwán ha formado parte del tablero geoestratégico dentro de la región del indo-pacífico, sobre todo, porque está en disputa su soberanía entre China y EU.

Días recientes ha crecido esa disputa, de tal manera que a principios de este año (2021), China ha dejado claro que la isla de Taiwán está catalogada como un punto de seguridad nacional, por ello el portavoz del ministerio de Defensa Nacional de China, Wu Qian, advirtió que la “independencia” de Taiwán significaría “la guerra.” Ante esas advertencias, la administración Biden ha continuado provocando al “gigante asiático” y Taiwán ha caído en la trampa estadounidense.

Por si fuera poco, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, empoderada por EU, advirtió que la isla está “en primera línea en la lucha por su soberanía y, de igual manera, admitió sobre la presencia de entrenadores militares estadounidenses en Taiwán. Y yo me pregunto: ¿Taiwán sabrá que solamente es un peón de los Estados Unidos?

Estas declaraciones, por supuesto, provocaron la furia del dragón, asimismo, no fue gratuito que Global Times, un rotativo bajo los auspicios del Partido Comunista Chino, sentenciara que las tropas estadounidenses no deben estacionarse en Taiwán y, al mismo tiempo, catalogara a Taiwán como una “línea roja”.

Varios se preguntarán: ¿por qué Taiwán es tan importante para China y EU? Para poder responder a estas incógnitas, ofreceré, como siempre, un poco de contexto histórico.

Al terminar la primera guerra sino-japonesa (1894-1895), China ante la victoria de Japón tuvo que cederle Taiwán. Sin embargo, como ustedes saben, ante el rotundo fracaso de Japón en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), tuvo que abandonar Taiwán y dejarla a su suerte. Las relaciones de Taiwán con China no eran tan buenas al principio, sino hasta la muerte del presidente Mao Zedong.

Por cierto, ha existido la disputa de cuál es la “verdadera” China, ya que el nombre oficial de Taiwán es República de China. Al ver esta crisis, China le ofreció a Taiwan la muy famosa fórmula –aplicada en Hong Kong– de “un país, dos sistemas”, la cual rechazó.

Por otro lado, con Trump (en 2016), se revirtió la política estadounidense de no tener lazos de comunicación con Taiwán.  En efecto, la estrategia del expresidente Donal Trump para mermar el (gran) ascenso de China, era recurrir a la carta de Taiwán.  De igual manera, Joe Biden ha continuado por ese camino.

En ese sentido, Biden reactivó al cuadrilátero, el cual lo conforman EU, Japón, Australia e India. El ascenso de China, como ustedes conocen, ha incomodado a sus vecinos del indo-pacífico, por esta razón sostienen disputas geoestratégicas con China. Por lo tanto, EU está utilizando, de manera inteligente, estas disputas para armar una alianza regional en contra de China.

Asombró, por otra parte, que Biden lograra persuadir a Japón para adoptar (de nuevo) la agenda pro Taiwán, durante la administración del ex primer ministro Suga, dado que el último líder japonés en abordar el tema fue Eisaku Sato en 1969.

Retomando la pregunta: ¿por qué es tan importante Taiwán para China y EU? La respuesta es sencilla, Taiwán forma parte la “estrategia de cadena de islas” para destruir el ascenso de China.  Sin dudarlo, Taiwán forma parte de la estrategia de China para controlar la ruta comercial de la región. Además, al sur de la isla se encuentra el mar de la China Meridional, el cual es un punto geoestratégico dadas sus pletóricas reservas de petróleo y gas natural, sin olvidar que es ruta marítima importante.

Después del rotundo fracaso de EU en Afganistán y su fractura con sus aliados (naturales) del G-7, no podría enfrentar de manera directa a China. Pero, puede hacerlo a través de países colindantes a la región indo-pacífico y con el apoyo de Reino Unido, por ello se creó el acuerdo militar AUKUS, el cual permitirá a Australia recibir tecnología para construir submarinos de propulsión nuclear.

Por último, quiero precisar que el futuro de la relación de Taiwán y China es incierto e incluso el papel que jugará EU. En primer lugar, a EU no le conviene dejar a Taiwán, dado que su credibilidad no está nada bien por la derrota en Afganistán, pero tampoco le vendría bien una guerra caliente con China.  Y en segundo lugar, al parecer Taiwán no cederá, por esa razón, se está preparando para una posible invasión de China.

Dos preguntas, ¿India, Japón y Australia estarán dispuestas a irse a una guerra con China? ¿Cuál será la postura de Rusia con respecto a Taiwán?

Una cosa es cierta: Corea del Norte, la cual es una potencia nuclear, ya declaró su apoyo a China. ¡Vienen tiempos turbulentos en la región!

Estudiante de arquitectura y autor de más de un centenar de artículos de análisis geopolítico.  Sígueme en Twitter: @JoseyyyJose

#Opinión: AMLO opta por revivir el ALCA, ante el ascenso de China en Latinoamérica

Por José Manuel Fuentes

RegeneraciónMx. –  Desde hace unos meses el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha propuesto construir en América algo semejante a la Unión Europea (UE), “pero apegada a nuestra historia, a nuestra realidad y a nuestras identidades.”

Esta propuesta la llevó a la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), al decir que “la CELAC en estos tiempos puede convertirse en el principal instrumento” para consolidar las relaciones entre América Latina y el Caribe y, al mismo tiempo, alcanzar “el ideal de una integración económica con EU y Canadá.”

¿Dónde ya vimos esta propuesta? En el Área de Libre Comercial de las Américas (ALCA), una vieja arma geoestratégica de EU para controlar y desmembrar a América Latina. Por otro lado, sabemos que el planteamiento de AMLO es optimista, no obstante, también la intención es resucitar el ALCA para contrarrestar la influencia de China en la región.

Yo considero que revivir el ALCA será complicado, por ello ofreceré como siempre un poco de contexto histórico. La creación de un Área de Libre Comercio de las Américas –con excepción de Cuba– en 1994 (durante la era de Bill Clinton), fue un intento estratégico de las políticas particulares, de las corporaciones y del capital financiero de Estados Unidos (EU).  El ALCA nace en pleno auge de la globalización –liderada por EU– con el objetivo de destruir los conceptos de Estado-Nación en Latinoamérica.

Se necesita estar ciego para no darse cuenta de que el objetivo de EU fue (y sigue siendo) destruir la integración de Latinoamérica, apropiarse de sus recursos (geo)estratégicos y, de igual manera, destruir al Mercosur.

Sin embargo, el panorama geopolítico en América Latina (AL) cambió con la llegada de Hugo Chávez a la presidencia (1998), posteriormente, la izquierda fue ganando terreno en Brasil con Lula Da Silva (2003) y en Argentina con Néstor Kirchner (2003).

Los sueños neocolonialistas de EU fueron enterrados en la IV Cumbre del ALCA en Mar del Plata (Argentina) en noviembre de 2005, en donde resaltó la famosa frase: “ALCA, ALCA, al carajo” del comandante Hugo Chávez.

Cuando fue enterrado el ALCA, aún China no pintaba en el radar como una potencia emergente, sin embargo, en pleno 2021 es una superpotencia, por ello debemos preguntarnos: ¿Funcionará el ALCA 2 sin China? La respuesta no es nada sencilla, ya que China está invirtiendo en AL para implementar su Nueva Ruta de la Seda, dado que tiene grandes intereses (geoestratégicos) en AL porque es muy rico en metales y minerales geoestratégicos, alimentos e hidrocarburos.

Por otro lado, China ha logrado irrumpir en Latinoamérica de forma financiera, por ejemplo, el Banco de Exportaciones-Importaciones de China le ha prestado a Venezuela US$ 67.200 millones; a Brasil US$ 28.900 millones; a Ecuador US$ 18.400 millones; a Argentina US$ 16.900 millones, y a Bolivia US$ 2.500 millones (Fuente: Centro de Estudios Diálogo Interamericano).

En efecto, China les ha prestado a países que no han tenido acceso al mercado financiero global (liderado por Wall Street) ya que quedaron vetados por razones políticas, como fueron en los casos de Cristina Fernández Kirchner (Argentina) y Hugo Chávez (Venezuela).

Asimismo, la pandemia del coronavirus fortaleció la presencia de China en AL, por ejemplo, Venezuela, al principio de la pandemia, recibió 4.000 test de covid-19 poco después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) –lacayo de EU– negara los US$ 5.000 millones que había pedido Nicolás Maduro.

Pero mientras que el presidente AMLO pide una integración de América sin China (con el objetivo de una estabilidad geoestratégica), la expresidenta Dilma Rousseff aseguró que China es un país admirable y representa “luz” en “un momento de decadencia de occidente.”

Como podemos ver, China tiene una gran presencia en Latinoamérica, lo cual genera una disyuntiva: ¿Optar por Washington o Pekín? Sabemos que México ya tomó una postura, dada su posición geográfica (3,175 km de frontera con EU), Centroamérica está dubitativo y Suramérica tiene una cierta inclinación por China. Además, Venezuela y Nicaragua siguen siendo asfixiados con sanciones por Biden, por ello dudo que quieran formar el nuevo ALCA.

Es más: aunque México ya tomó una postura geoestratégica y regional aún falta mucho que ver en la política exterior, aún le quedan 3 años de gobierno a AMLO.  Tres preguntas, ¿AMLO trata de evitar más guerras entre China y EU en la región como pasó en Bolivia? ¿El ALCA 2.0 funcionaría en esta coyuntura geopolítica? Sabemos que Estados Unidos está debilitado, ¿con tal de detener a China dejará de vernos como colonias?

Estudiante de arquitectura y autor de más de un centenar de artículos de análisis geopolítico.   Sígueme en Twitter: @JoseyyyJose

#Opinión: Las guerras regionales han comenzado: Biden logra reactivar la cumbre de los tres amigos

Por José Manuel Fuentes

RegeneraciónMx. – Después de cinco años sin cumbre de Líderes de América del Norte (también conocida como la cumbre de los 3 amigos), se llevó a cabo el paso 18 de noviembre, en donde se reunió, por primera vez, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) con sus homólogos estadounidense Joe Biden y canadiense Justin Trudeau.

Los temas que se trataron fueron diversos e importantes, pero nosotros nos concentraremos en la coyuntura geopolítica y las guerras regionales que están por venir.

Esta cumbre se da en una coyuntura geopolítica inquietante, en primer lugar, se ha agudizado la rivalidad de Estados Unidos y China, la cual se vio reflejada en la cumbre virtual entre Joe Biden y Xi Jinping.

Por otro lado, la reactivación de la cumbre es importante porque forma parte de la nueva era de los “regionalismos”, como todos saben, ya la globalización (orquestada por EU) está agonizando como lo han señalado varios geopolíticos. Ahora, en el lugar de la globalización están resurgiendo los “regionalismos”.

A lo que nos lleva a preguntarnos: ¿América del Norte es un regionalismo? ¡Claro! Es uno de los más importantes a nivel mundial, el cual se fortaleció con la firma del T-MEC (Tratado de México-Estados Unidos-Canadá) durante la era Trump (2017-2021). En ese sentido, no podemos olvidar que Donald Trump reestructuró las reglas del regionalismo de América del Norte para competir con China.

Por su lado, China ha fortalecido la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés), el cual es un acuerdo de libre comercio y un regionalismo en el que participan los 10 Estados miembros del bloque de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y China junto con Japón, Australia, Nueva Zelanda y Corea del Sur.

Profundizando en el análisis, nos debemos preguntar: ¿Por qué le interesa el RCEP a China? la respuesta es sencilla, China pretende implementar su nuevo proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, por otro lado, Estados Unidos, de forma desesperada, pretende detener ese proyecto a través de regionalismos. Por esta razón, Canadá y México son socios (geo)estratégicos para Joe Biden, quien encabeza la (nueva) guerra fría contra China.

Por su lado, el presidente mexicano AMLO enfatizó, durante su discurso en la cumbre, que ante el crecimiento de China es necesario fortalecer las economías en América del Norte, lo cual me llamó mucho la atención. Porque no es la primera vez que AMLO aborda el tema de China, debemos recordar que, en su libro A la Mitad del Camino, mencionó que ante “el crecimiento desmesurado de China ha fortalecido en Estados Unidos la tendencia a vernos como aliados y no como vecinos distantes o como extranjeros peligros”. A mi modo de ver, el presidente sabe que estamos viviendo una nueva era de regionalismos, por ello aceptó el regionalismo de América del Norte.

De igual manera, AMLO, quien es un (geo)estratega, ha propuesto la creación de un tipo de Unión Europea (UE) en América Latina, lo cual sería un regionalismo fuerte para competir con China. ¿Está película dónde ya la vimos? ¿Se acuerdan? Yo sí, desde varios meses lo he alertado, la vimos en el ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) una vieja arma (geo)estratégica de EU, la cual fue enterrada por Hugo Chávez y Néstor Kirchner en noviembre de 2005.

Y yo me pregunto: ¿Biden utilizará la popularidad de AMLO en América Latina para revivir el ALCA? ¿Se podrá lograr una autentica unión americana? ¿Qué opinan Venezuela y Nicaragua de esta propuesta?

En fin, estamos siendo testigos del inicio de las guerras regionales/comerciales encabezadas por Estados Unidos y China. Lo que es un hecho es que Biden logró reactivar la cumbre de los 3 amigos después de su tensa cumbre virtual con China. Vale la pena dejar una pregunta: ¿Cuál será el papel de la Unión Europea (otro regionalismo) y Rusia?

Estudiante de arquitectura y autor de más de un centenar de artículos de análisis geopolítico.

Sígueme en Twitter: @JoseyyyJose

#Opinión: La crisis del «neocolonialismo verde»

Por José Manuel Fuentes

RegeneraciónMx. – La reciente crisis energética a nivel mundial, debida por la precipitada transición a la energía verde, provocó que la mayoría de los países tuvieran que recurrir (de nuevo) al carbón y al gas.  Aunque los globalistas-neoliberales intentaron satanizar las energías fósiles, para fortalecer su agenda verde, no les salió la jugada como esperaban.

La pregunta que nos debemos hacer es: ¿por qué se originó esta crisis energética? La respuesta es sencilla, se debe a que varios países aceleraron la transición a las “energías verdes”, sin embargo, el clima no jugó a su favor porque las energías solar y eólica son intermitentes.

Por otro lado, la revista The Economist, vocera de la élite global, reconoce que existen “graves problemas con la transición a la energía limpia”, de igual manera, considera que uno de los problemas es el poder geopolítico-petrolero de Rusia.

Algunos expertos (internacionales) señalan que esta crisis energética, sin exagerar, puede ser “comparable al embargo petrolero de la década de 1970.  Asimismo, esta crisis alcanzó a los productos de metales, lo cual provocó que frenaran su producción. Por ejemplo, la producción (mundial) de acero crudo disminuyó 144.4 millones de toneladas métricas, según la asociación Mundial de Acero. Toda esta crisis provocó el alza de los precios de petróleo y gas, por ejemplo, el crudo Brent está en $84 por barril, por otro lado, el gas natural aumentó más del 500%.

Por su lado, Joe Biden, durante la cumbre del G2O (en Italia) pidió a los miembros que aumentaran la producción de petróleo, lo cual me llamó la atención ya que faltaba poco para la cumbre de la COP26 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), en donde los líderes mundiales reafirman “la lucha contra el cambio climático.”

Joe Biden ha promovido, de forma hipócrita, la transición a la energía verde, pero se le olvida que durante la administración Obama (en la cual fue vicepresidente) promovió la “revolución del gas esquito”, en la cual se practicaba (y sigue practicándose) la contaminante “fracturación hidráulica”. Como falló esa “revolución energética, ahora están optando por la verde para dar un golpe (geo)estratégico a China y Rusia.

En efecto, los globalistas-neoliberales pretenden dominar al mundo a través de las “energías renovables.” Tal vez se pregunten: ¿Cómo lo podrían lograr? Volteando los papeles. Los neoliberales quieren hacernos responsables del cambio climático, cuando ellos lo provocaron a través de sus depredadoras empresas.

Por su parte, la reforma eléctrica de la 4T, con tintes nacionalistas, llega en una coyuntura geoenergética caótica, la cual se puede usar a favor para México. ¿Cómo? Buscando la autosuficiencia energética. Es momento, como ustedes saben, que México diversifique su forma de abastecer de energía al país, es decir, utilizar energías fósiles y renovables.

Ahora bien, la patética “oposición” (mexicana) argumenta que la reforma eléctrica del gobierno de la 4T “no abona” a la transición a las energías renovables, lo cual es una mentira. Argumentaré por qué lo es: esta reforma eléctrica le da prioridad a las hidroeléctricas y, al mismo tiempo, el gobierno ha dejado claro que modernizará 14 hidroeléctricas del país, lo cual duplicará la producción de energía limpia.

Pero la “oposición” (mexicana) defiende la energía solar y eólica porque es donde está el (jugoso) negocio para las empresas extranjeras como Repsol y Iberdrola, en donde algunos exfuncionarios (como Felipe Calderón) participaron como asesores. ¿Esas empresas no se les hace conocidas? Estas empresas junto con Naturgy y Endesa conforman los gigantes energéticos que controlan el mercado energético español que, por cierto, España (país admirado por la oposición) está viviendo un aumento de la tarifa de la luz. Según Europa Express (agencia de noticias española), el precio de la luz se disparó a un (nuevo) récord de 228.59 euros. ¡228.59 euros!

Es fundamental dejar claro al lector, que el sector energético de nuestro país es una cuestión de seguridad nacional, cuyo concepto posee un peso relevante para las potencias geoenergéticas (EU/Rusia/China/India).

En síntesis, se necesita estar ciego para no reconocer que México debe defender su soberanía energética y no caer en la trampa del “neocolonialismo verde” impulsado por Estados Unidos y la élite globalista.

 

Estudiante de arquitectura y autor de más de un centenar de artículos de análisis geopolítico.   Sígueme en Twitter: @JoseyyyJose