A través del tiempo: Gerardo de la Torre, obrero petrolero y escritor empedernido

La cultura ha lamentado la muerte del escritor, quien plasmó la vida cotidiana y las luchas sociales de México en cada una de sus obras literarias, pero también escribió guiones para más de 500 programas de televisión, actuó en el cine y dejó un legado imborrable en miles de alumnos.

Fotos: Especiales

Por Karla Trejo

RegeneraciónMx, 16 de enero de 2022.- En los 70s, entre las filas de obreros de la refinería Azcapotzalco, en la Ciudad de México, había un ser excepcional y con talento artístico, fuera de serie, uno de esos hombres que a la oscuridad de su trabajo diario busca materializar sus sueños y explotar sus talentos. Con la diferencia de que, en éste, ese talento sí vio la luz y lo pudo conocer todo México.

Se trata de Gerardo de la Torre, a quien ese mismo México que un día lo vanaglorió en el mundo de las letras y el guionismo, ahora llora su partida. Murió el pasado 8 de enero a causa de una insuficiencia cardiaca, no del COVID-19, como lo han señalado algunos medios.

Pero, ¿quién es Gerardo de la Torre y qué hizo para tener derecho a la fama y el reconocimiento? Aquí un recuento de su paso por la Tierra:

Nació en Oaxaca el 15 de marzo de 1938. Sí, estaba por cumplir 84 años cuando la muerte lo sorprendió en la Ciudad de México, donde radicó por varios años. El anuncio lo hizo su propia hija, Yolanda de la Torre, a través de su cuenta de Facebook.

“Mi papá ha muerto. Mi hermano y yo estamos huérfanos.”

A los 15 años, según sus varias biografías públicas, el De la Torre mayor –como lo llama Yolanda – empezó a trabajar como mecánico en la refinería de Azcapotzalco, en el entonces Distrito Federal. ‘Chamba’ que dejó en 1972 para dedicarse a la escritura.

Para entonces ya había escrito su primera obra literaria: Ensayo general (1970), una novela protagonizada por dos jóvenes amigos que se enfrentan a diversos retos de la vida, pero situados en el movimiento sindical de 1958.

En ese mismo 1972 llegó a la televisión mexicana un programa de marionetas dedicado a los niños: Plaza Sésamo que, en esencia, enseña números, letras y valores a través de contenido mediático. Fue aquí donde Gerardo de la Torre dio sus primeros pasos en el guionismo.

Pero, no fue el único en el que participó como guionista educativo. Años después también le entró a las series culturales como Historia de Maestros (1980) e Historia de la educación, Por caminos y brechas, Museos y monumentos y El que sabe, sabe (por el que recibió un premio de la Unesco), entre 1981 y 1984.

Las series policiacas Hora marcada y Tony Tijuana también contaron con su aguerrido talento, al igual que otras producciones como Águila o sol, Haciendas mexicanas y Aprendamos juntos. En el guion de cine también destacó: escribió en Los niños de Morelia, por el que fue premiado en el Festival de Cine de La Habana.

En 1976 dio otro cambio en su carrera artística. Después de haber tomado clases con el gran actor y director Carlos Ancira, De la Torre se cruzó por el mundo del cine para actuar en Lo mejor de Teresa. Una década después, a finales de los 80s fue argumentista de la cinta Pero sigo siendo el rey.

Según un texto que escribió su propia hija Yolanda para el diario Milenio, Gerardo de la Torre daba clases porque creía que cualquiera podía convertirse en escritor. Así que repartió su talento y sabiduría en varios cursos, entre ellos algunos en la Escuela de Escritores de la Sogem (Sociedad General de Escritores de México).

Pero, lo suyo, lo suyo fue escribir. De tal manera que su legado más importante quedó en los más de 30 libros e infinidad de textos periodísticos (en Excélsior, El Universal y Novedades, entre otros) que dejó. Libros en los que retrató la vida común en México y, principalmente, sus luchas sociales.

En la década de los 70s hizo eco con obras como La línea dura (1971) y El Vengador (1973). En los 80s resaltaron Viejos lobos de Marx (1981), Relatos de la vida obrera (1988) e Hijos del águila (1989). Y en los 90s lo logró con Los muchachos de aquel verano (1994) y Morderán el polvo (1999).

En la mayoría, De la Torre plasmó su obsesión por el devenir y porvenir de los obreros, de aquellos hombres y aquellas mujeres de la clase media que experimentan la represión política y luchan por un mejor futuro para los suyos. Gerardo de la Torre murió, incluso, dejando listos algunos proyectos literarios. Su hija Yolanda de la Torre mencionó que tenía pendiente la publicación de una novela policíaca llamada Satán en San Xavier, continuación de Nieve sobre Oaxaca, así como la reedición de Instantáneas y terminar una novela sobre Los niños de Morelia.

Yolanda de la Torre asegura que el viernes 7 de enero, antes de la media noche, el escritor sufrió un infarto que libró gracias a la intervención médica, sin embargo, un segundo infarto en la madrugada del sábado 8 le arrebató la vida.

“No hubo sufrimiento: papá se desvaneció de pronto, inconsciente hasta el final… papá decidió irse, estoy segura, porque primero muerto que jodido”.

Yolanda recordó, además, que De la Torre ya había librado dos episodios complicados de salud en años pasados: el primero, un conato de infarto cuando tenía 60 años, y el segundo, un cáncer de vejiga a los 70, justo cuando impartía clases de cuento en la Escuela de Escritores.

A través del tiempo: Carlos Pellicer, el hombre detrás de los museos

Este domingo se conmemoran 125 años del natalicio de Carlos Pellicer Cámara, poeta, museógrafo y político mexicano.

Fotos: Especiales

Por Karla Trejo

RegeneraciónMx, 16 de enero de 2022.- Carlos Pellicer Cámara nació un 16 de enero de 1897 en la ahora llamada Villahermosa (antes San Juan Bautista), capital de Tabasco. Sin embargo, pasó su adolescencia en Campeche, luego de que su padre, Carlos Pellicer Marchena, se enlistara en el ejército constitucionalista.

Según datos del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INABAL), Pellicer Cámara inició su vida literaria a los 12 años de edad, cuando creó, aún en su natal Tabasco, sus primeros sonetos para ayudar en la economía de su familia.

En aquel momento y absorbido por la modernidad del siglo XX, el tabasqueño decidió hacer de la poesía su principal arma de talento e intelecto. Creció –en la literatura– al lado de Jaime Torres Bodet, Xavier Villaurrutia, Clementina Otero y Salvador Novo, entre otros.

Entre sus principales obras literarias están Seis, siete poemas y Oda de junio (1924), Discurso por las flores (1946), Dos poemas, Con palabras y fuego (1962), Bolívar, ensayo de biografía popular (1966) y Cuerdas, percusión y alientos (1976).

Estudió en la Escuela Nacional Preparatoria, pero después fue enviado a Colombia por el gobierno del entonces presidente de México, Venustiano Carranza.

En 1918, Carlos Pellicer fundó la revista San-Ev-Ank y un año después un nuevo Ateneo de la Juventud. En ese mismo año, el poeta se convirtió en secretario privado de José Vasconcelos Calderón.

Para 1921, el tabasqueño –y quizás el hombre más admirado por el actual mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador– ya había materializado su primer libro Colores en el mar y otros poemas, una obra llena de versos acerca del mar… en todas sus versiones.

En enero de 1922, Pellicer fundó el Grupo Solidario del Movimiento Obrero, junto a personalidades de la cultura como Diego Rivera, José Clemente Orozco, Xavier Guerrero y el político Vicente Lombardo Toledano. El objetivo de dicha corporación era estudiar los principales problemas de la sociedad mexicana y buscarles solución.

El punto era que los artistas e intelectuales hicieran algo a favor de los oprimidos…

Los próximos años, Carlos Pellicer Cámara colaboró en diversas publicaciones, como Falange, entre 1922 y 1923; Ulises, entre 1927 y 1928, y Contemporáneos, entre el 98 y el 31. Para entonces, también había fungido como profesor de poesía moderna en la Universidad Nacional Autónoma de México y como director del Departamento de Bellas Artes.

Pellicer Cámara no sólo se dedicó a la docencia por más de 20 años, según el INABAL, sino que además fue un gran promotor cultural, enfocándose en la museografía y las artes plásticas. Prueba de ello es que entre 1922 y 1924 impartió clases de lectura y literatura en la Escuela Nacional Preparatoria.

Su conocimiento también lo difundió en otras escuelas, como el Centro Industrial Nocturno de Cultura Popular, la Escuela de Verano de la Universidad Nacional y el Conservatorio Nacional de Música, en 1931.

Los museos de Carlos Pellicer

Después viajó a París, Francia, para estudiar museografía en la histórica universidad La Sorbona. Y cuando regresó a México se unió a la campaña presidencial de José Vasconcelos y dar clases de historia de México, historia universal y literatura castellana en la Escuela Secundaria No. 4.

Este regreso fue decisivo en la vida y obra de Carlos Pellicer, quien, impulsado por su interés en la arqueología, la historia y el arte, organizó el Museo de la Venta –en Tabasco–, el Museo Arqueológico de Hermosillo, y los museos Anahuacalli y Frida Kahlo en la Ciudad de México.

En 1953 ingresó a la Academia de la Lengua y en 1964 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el Campo de la Lingüística y Literatura. Para finalizar la década de los 60s e iniciar la siguiente, Pellicer Cámara dirigió la Asociación de Escritores de México, la Comunidad Latinoamericana de Escritores y otras organizaciones.

Según un recuento de la BBC, Carlos Pellicer fue decisivo en la vida profesional del actual presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien ha dicho sobre él que fue «un gran poeta, consecuente con sus ideas y actitudes».

«El maestro Pellicer era un hombre entero, con ideales, principios y un sentido del humor incomparable… Después de Pellicer, todos los tabasqueños somos de segunda», dijo AMLO en una entrevista para la revista Proceso.

Ambos se conocieron en su natal Tabasco, cuando Pellicer rondaba los 70 años de edad y AMLO unos 20. Según relatos, López Obrador viajó a la capital del país para estudiar Ciencias Políticas y Administración Pública en la UNAM, en gran medida, influenciado por el poeta.

«Mi relación con él fue muy estrecha y definitoria, porque conocí al maestro Pellicer en una etapa formativa muy importante para mi vida», agregó López Obrador a Proceso con motivo del 25 aniversario de la muerte del museólogo.

Carlos Pellicer Cámara, quien también tuvo una historia en la política tabasqueña, desde las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), murió a los 80 años el 16 de febrero de 1977 en la Ciudad de México. Sus restos, de acuerdo con el INBAL, descansan en la Rotonda de las Personas Ilustres.

México Grandeza y Diversidad, el libro que enmarca un país en transformación

El Gobierno de México editó dos libros para mostrar al mundo la historia de sus principales luchas y transformaciones: desde la Independencia hasta el inicio de su Cuarta Transformación, con el Gobierno de López Obrador.

Por Karla Trejo

RegeneraciónMx, 13 de enero de 2022.- ¿Cómo hablar de una cuarta transformación de México sin antes conocer las primeras tres? Una de las vías es cercándose a la lectura, conociendo de fondo el pasado, el presente y el posible porvenir del país. Adentrándose a cada uno de sus pasos y conociendo sus aciertos y desaciertos.

Y este es, justamente, uno de los objetivos del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien busca matar dos pájaros de un tiro en el ámbito cultural: fomentar verdaderamente la lectura entre los mexicanos y mostrarles con detalle el lugar al que pertenecen.

Esta mañana, durante la ya tradicional conferencia del presidente –quien permanece ausente tras haber dado positivo a COVID-19– se presentó el libro México Grandeza y Diversidad, un ejemplar que ofrece un panorama de lo que ha sido el país desde su fundación hasta la fecha.

Un recorrido por las tres transformaciones que ha tenido –la Independencia, la Reforma y la Revolución–, más la Cuarta Transformación, que está viviendo a partir de la llegada de López Obrador a la silla presidencial.


Foto: Especial

La presentación de este libro estuvo a cargo de Diego Prieto Hernández, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quien aclaró que la idea del libro no es hablar del tamaño territorial de México, sino de su diversidad cultural, natural e histórica.

“Tiene como propósito fortalecer el conocimiento de la profundidad histórica y de la diversidad territorial, cultural, étnica, lingüística y social de México. Este inmenso país que ahora mismo se encuentra en un importante proceso de transformación histórica”.

Prieto Hernández también hizo un reconocimiento a los 30 especialistas de diversas disciplinas y pertenecientes a instituciones como el INAH, la UNAM, el INEHRM y la UAM, entre otras, que contribuyeron en la creación del libro.

“Se trata de un libro histórico y antropológico, pero no es una historia oficial, porque en una sociedad democrática y plural no hay historias oficiales”, dijo el maestro en Ciencias Antropológicas.

México Grandeza y Diversidad hace un recorrido por la constitución de los paisajes del país, la formación de los primeros grupos humanos y los principales acontecimientos históricos, entre ellos las 3 grandes transformaciones que ha tenido.

La primera edición de México Grandeza y Diversidad consiste en 120 mil ejemplares que serán distribuidos gratuitamente entre profesores de secundaria que imparten historia, civismo y ciencias sociales, agregó Prieto Hernández.

Asimismo, será promovido en las bibliotecas escolares de primarias y secundarias, en la red de bibliotecas de la Secretaría de Cultura y bibliotecas municipales. Además, habrá 10 mil ejemplares a la venta para el público en general y un código QR para descargarlo gratis en versión digital.

Historia del pueblo mexicano

Por otro lado, el coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México, Eduardo Villegas, hizo la presentación oficial de otro libro llamado Historia del Pueblo Mexicano, con el que pretenden enfatizar las resistencias y las luchas que ha tenido el país.

Su hilo conductor, dijo Villegas, son las transformaciones que ha vivido México a partir de la firma del acta de Independencia, en 1821, hasta la actualidad. Y agregó que el ejemplar tiene un texto introductorio del propio Andrés Manuel López Obrador.

“Este es, sin duda, un Gobierno preocupado por la historia. Todos conocemos la enorme afición que tiene el presidente López Obrador por la historia. Y también es un Gobierno preocupado por la lectura, como nos ha mostrado la Secretaría de Educación Pública, con la presentación de la Biblioteca Centenaria”.

Para la primera edición se imprimieron 100 mil ejemplares con una inversión de $2,999,783.20 pesos. Contó con la participación de 23 escritores provenientes de ocho instituciones y tendrá como destino las 266 escuelas normales de México.

Tomás Mojarro a través del tiempo

El famoso escritor y locutor, mejor conocido como ‘El Valedor’ recorrió largo camino en las letras y la crítica, pero siempre con sencillez y rechazo a los reconocimientos. No lo hacía por fama, claro está.

Foto: Especial

Por Karla Trejo

RegeneraciónMx, 12 de enero de 2022.- Una serie de cursos que habían sido temporalmente suspendidos se quedará sin continuación, porque su titular se ha marchado para siempre del mundo terrenal: el periodista, escritor y locutor Tomás Mojarro Medina, mejor conocido como ‘El Valedor’.

Falleció este martes 11 de enero de 2022 a los 89 años, según informó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que, por varios años, le dio un espacio a la voz del también narrador zacatecano a través de un programa llamado ‘Domingo 6’ (antes ‘Domingo 7).

En RegeneraciónMx quisimos recordarlo a través del tiempo. Aquí su historia:

1932

En septiembre de este año, Tomas Mojarro Medina llegó al mundo en un municipio llamado Jalpa, ubicado a las orillas de Zacatecas.

Cuando creció y llegó la hora de elegir un destino, el hijo de Tula Medina y Juan Mojarro migró a otros lugares: estuvo Querétaro para estudiar filosofía y teología en el Seminario Conciliar del estado, y en Guadalajara para formarse en la carrera de filosofía y letras.

1958

A 26 años de su nacimiento, Tomás Mojarro ya daba pasos con fuerza en el mundo la literatura. En este año, ‘El Valedor’ fue becario del Colegio de México, y un año después, del Centro Mexicano de Escritores.

A partir de ahí se puede decir mucho de su labor como periodista, narrador y escritor. Por ejemplo, una de las publicaciones que se privilegió con su obra fue el periódico El Sol de México, exactamente en el suplemento cultural.

Según biografías no oficiales que rondan en internet, Mojarro Medina también figuró en revistas como Summa, la Revista Mexicana de Literatura, la Revista de la Universidad de México, y en el periódico Unomásuno.

1973

En este año, el afamado locutor de Domingo 6 (antes Domingo 7) dio una pausa a su humildad. Nunca se escuchó que recibiera uno y otro premio, porque, a decir por él mismo, nunca le gustó la fanfarria de los reconocimientos.

En alguna entrevista al diario mexicano Milenio, el siempre crítico de los gobiernos dijo que una de las palabras más chocantes para el ser humano era, justamente, premio. Tanto que algunos le agregaban uno de sus galardones a su nombre propio.

Sin embargo, en este 1973, Tomas Mojarro Medina aceptó el Premio México por su novela Trasterra. ¡Sabrá Dios porque decidió aceptar este reconocimiento! Pues según la mencionada entrevista a Milenio, rechazó hasta los nacionales de periodismo.

El maestro Mojarro, como bien lo llamaban en el mundo de la cultura en México, lo mismo criticaba a los políticos y exhibía sus corruptelas, como criticaba la forma de escribir de los periodistas en los medios de comunicación.

Y para muestra basta un botón: en su canal de YouTube hay una serie de videos de su programa radiofónico Domingo 6 en el que hacía pedazos las páginas de los periódicos, diciendo, literalmente “que alguien luego me explique porque no entiendo nada de lo que escriben”.

1983

El narrador también la hizo de actor. En este año participó en una película llamada Figuras de la pasión, de Rafael Corkidi, que retoma la pasión de Cristo. El maestro Mojarro interpretó al mismísimo Jesús.

1985

Dos años después, Tomas Mojarro Medina se unió a la Televisión Mexiquense con un programa llamado Charlas sin sentido, en el que condujo más de 100 cápsulas hablando de cualquier tema y con guiones escritos por él.

1988

Mojarro también fue creador de una historieta que aplastó con críticas a los gobiernos, pero también al funcionario público, a los burócratas, a los policías y hasta al ciudadano de a pie. Arrasaba con todo.

La historieta se llamaba, nada más y nada menos que, El Valedor. Una publicación en la que él mismo se representaba y que, según dicen las malas (o buenas) lenguas, estaba inspirada en La familia Burrón, de Gabriel Vargas.

Foto: Especial

Demos un salto para hablar de ‘El Valedor’ en los medios más actuales.

2015

Mojarro fue reconocido en últimas fechas por su participación en el ala radiofónica de la Universidad Nacional Autónoma de México, pero también por su participación en el diario Metro, cuyos artículos se conservan en su página oficial.

En dicho periódico estuvo hasta 2018. Pero, antes se integró a la revista Zócalo y creó su canal de YouTube, que alcanzó poco más de 9 mil suscriptores y tiene un amplio repertorio de sus programas de radio y algunas críticas.

2022

En su página oficial hay destacan dos cursos que el maestro dejó inconclusos: uno de teoría política y otro de lectura. Ambos con la leyenda “Temporalmente suspendido”. Quizás fue a raíz de la cirugía a que fue sometido a mediados de 2021 y de la que informaba su hija Mayahuel Mojarro.

A grandes rasgos así corrió la historia de aquel hombre que, con cómodas sudaderas de manga larga, afelpados chalecos y gorritos tejidos, aparecía haciendo pedazos hasta a los redactores de los periódicos, a los presidentes y a todo aquel que se cruzara en su camino.

La Universidad Nacional Autónoma de México, el Canal Once (donde también tuvo un programa televisivo), los lectores, políticos y la prensa mexicana han dado el adiós por todos los medios a Tomas Mojarro Medina ‘El Valedor’.

AMLO responde a investigación de RegeneraciónMx

El presidente AMLO reaccionó a una investigación especial de RegeneraciónMx sobre la UNAM y el pago de 30 mdp a González Iñárritu.

RegeneracionMx, 16 de diciembre de 2021.- El presidente Andrés Manuel López Obrador reaccionó a la investigación especial hecha por RegeneraciónMx sobre el pago de casi 30 millones de pesos que hizo la UNAM al cineasta Alejandro González Iñárritu por una exposición llamada Carne y Arena en 2018.

Ante el planteamiento de la situación, el mandatario dijo durante ‘La Mañanera’ que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al ser una institución independiente, debería tomar el caso e investigarlo. De tal manera que su administración mantendrá el respeto por la máxima casa de estudios y no va a intervenir en su actuar.

«No quiero opinar para que no se vaya a sentir que estamos interviniendo, porque hay que respetar la autonomía. Yo creo que la UNAM va a informar sobre esto», mencionó López Obrador.

Por otro lado, en el reportaje publicado por RegeneracionMx y firmado por el periodista Ricardo Sevilla, se incluyó el contrato firmado en la UNAM para dicha exhibición artística, instalada en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco entre 2017 y 2018 (recta final del gobierno de Enrique Peña Nieto) y cuyo objetivo fue recrear la travesía de los inmigrantes que cruzan de México hacia Estados Unidos.

¿QUÉ DICE LA INVESTIGACIÓN PLANTEADA A AMLO?

Entre las firmas del contrato están la de Jorge Volpi, entonces coordinador de Difusión Cultural en la UNAM; la de Ricardo Raphael de la Madrid, director general del Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT); la de Carla Humphrey, esposa del extitular de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), Santiago Nieto, y la de Irene Muñoz, esposa del periodista Raymundo Riva Palacio, columnista de El Financiero y socio de Eje Central, y que, dicho sea de paso, ha sido un crítico constante de la Cuarta Transformación.

Lo que parece ser un caso de corrupción, donde el pastel alcanzó para muchas manos en la Ciudad de México, se reduce a una pregunta: ¿es congruente que la UNAM esté rechazando miles de alumnos argumentando falta de presupuesto, al tiempo que destina millones de pesos a la carrera de un cineasta?

Al respecto, el presidente reiteró que tanto la UNAM como el INE son entiedades autónomas que deberán responder por el destino de sus presupuestos, pues no se trata de dinero federal. Sin embargo, sí aclaró que con todo y su autonomía, ambos tienen acceso al dinero de su Administración. «No es presupuesto del Ejecutivo, un presupuesto al que tienen derecho estos organismos autónomos», respondió.

Finalmente, Andrés Manuel López Obrador mencionó a la prensa crítica del Gobierno que dirige considerando que los señalamientos en su contra «ya se han vuelto un deporte».

Durante ‘La Mañanera’ de este jueves, el  presidente AMLO ahondó también en el caso Ovidio Guzmán, hijo de ‘El Chapo’ Guzmán, así como del cambio climático, en donde llamó «hipócritas» a quienes han organizado cumbres al respecto, peto siguen aprobando la extracción de petróleo. 

Nueve días de la FIL Guadalajara: el balance

Desde el regreso a la nueva normalidad tras un año de confinamiento, hasta los homenajes y la inclusión. Esto fue lo que pasó en la edición 35 de la afamada feria.

Por Karla Trejo

Tras dos años marcados por los cierres y quiebres mercantiles, derivados de la pandemia por coronavirus, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara mostró sobrevivencia, resiliencia y hasta una luz al final del túnel para la reactivación económica jalisciense.

Desde el personaje que vende recuerditos afuera de la Expo Guadalajara hasta las grandes cadenas hoteleras, todos por el rumbo obtienen un beneficio de la gran librería que, cada año, apuesta a ser un evento cultural de talla internacional.

En 2020 no se realizó por las medidas sanitarias, pero retomó su camino este 2021 con la llegada de unas 25,000 personas, según estimaciones declaradas en algunos medios por su directora general, Marisol Schulz.

Sin embargo –y es lo primero que resalta de la reciente FIL Guadalajara– retomó su modalidad virtual, que implementó el año pasado, para hacer frente a la clausura de eventos masivos. Así ha transmitido homenajes, presentaciones y espectáculos sobre su invitado de honor: Perú.

La bautizada FIL Virtual no ha dado mayor fruto, pues algunos de los videos proyectados no alcanzan ni las 1000 reproducciones en YouTube, considerando que el canal oficial de la FIL Guadalajara (abierto aproximadamente en 2008) tiene 16,300 suscriptores.

A lo largo de sus 35 ediciones, la FIL Guadalajara ha tenido invitados de gran notoriedad en el mundo de los libros, como Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, William Golding, José Saramago y el investigador británico Steve Boldy.

Este año, entre sus cartas fuertes estuvo el divulgador científico y youtuber español, Javier Santaolalla que, a decir de un comunicado de prensa de la propia feria, abarrotó el auditorio Juan Rulfo con miles de jóvenes que se desbordaron en elogios para el famoso.

Buen punto para las nuevas generaciones que han crecido informándose a través del internet. No obstante, y para no perder la costumbre, la feria reservó un espacio para Enrique Krauze, el llamado historiador y siempre crítico de Andrés Manuel López Obrador.

Y hablando de presidentes de México… Andrés Manuel López Obrador rompió la tradición y decidió no pararse por la FIL Guadalajara, como lo han hecho Miguel De la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Y es que el mandatario ha mostrado recientemente su rechazo a la feria: condenó en una ‘mañanera’ que la cabeza del evento, Raúl Padilla López, supuestamente hace invitaciones a famosos de la literatura con dinero público y premia a los detractores de la 4T.

“Más de 30 años poniendo, quitando rectores y con una feria del libro muy importante porque, sin límite, se utilizaba dinero público para traer a los intelectuales más renombrados del mundo con todos los gastos pagados”, dijo AMLO.

Lo cierto es que esta edición de la FIL Guadalajara, en cuanto a presidentes se refiere, no ha dado tema como en otros años: cómo olvidar a la mujer que le gritó “presidente espurio” a Felipe Calderón en pleno auditorio, y que fue sacada a jalones del evento.

O el épico momento que regaló Enrique Peña Nieto cuando no pudo responder una pregunta sobre tres libros que hayan marcado su vida. ¿Y ahora de qué hablará la prensa sobre la FIL Guadalajara?

En temas de premios y reconocimientos, la feria se ha anotado un buen punto al considerar a más mujeres en los mismos. Por ejemplo, el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances de este 2021 fue otorgado a la chilena Diamela Eltit.

Mientras que el Homenaje al Mérito Editorial lo otorgó a la mexicana Cristina Urrutia, fundadora de Ediciones Tecolote, y el Homenaje de Caricatura La Catrina a Adriana Mosquera Soto, humorista gráfica nacida en Colombia.

En artículos anteriores, Regeneración Mx hizo un recuerdo de los millones de pesos que recauda la FIL Guadalajara en sus nueve días de organización, sin embargo, pocos o tal vez ninguno de esos pesos va para los premiados, pues esos fondos se obtienen de diversas fundaciones.

Claro ejemplo es que el Premio de Literatura en Lenguas Romances está catalogado como asociación civil y lo conforman la UdeG, el Gobierno del estado de Jalisco, el Gobierno de Guadalajara, Fundación Universidad Guadalajara, Bancomext y demás.

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2021 también abrió, como cada año, un espacio para el público infantil, esta vez organizado en el Centro Cultural Universitario, ofreciendo talleres, artes escénicas y, por supuesto, un lugar de venta de libros.

En una época en la que se ha insistido por mejorar la alimentación de los niños, la FIL pone como patrocinadores de su pabellón infantil al chocolate Kinder Sorpresa, la refresquera Red Cola y la marca de frituras Totis.

Finalmente, FIL Guadalajara retomó su historia con la autorización de varias dependencias de salud, con una oferta literaria superior a los 240 mil títulos, protocolos de sanidad y horarios diversos para evitar aglomeraciones.

Pero principalmente, con la presencia de 255 expositores a los que rentó espacios por cientos de dólares. En Regeneración Mx queremos saber cuánto reditúa a las casas editoriales tener un espacio en la feria más afamada de México.

FIL Guadalajara: Los números y billetes que la rodean

Fotos: FIL Guadalajara

Más que un evento cultural, al Feria Internacional del Libro de Guadalajara podría pasar como una gran librería que recauda millones de pesos en solo nueve días.

Por Karla Trejo

Regeneración Mx.- Con la firme convicción de ser el evento editorial más importante de Latinoamérica, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL Guadalajara) arrancó una edición más este 27 de noviembre. Pero, ¿cuánto cuesta este evento y para qué sirve?

Seguro, querido lector, estás imaginando que la ya afamada FIL Guadalajara es un acontecimiento para promover el hábito de la lectura, presentar nuevos talentos y seguir vanagloriando a los que ya tienen un nombre bien forjado.

Todo parece que sí, sin embargo, el magno evento podría no ser un “extraordinario festival cultural” –como se describe en su página oficial–, sino una gran librería con beneficios para las casas editoriales y sus organizadores.

El tema ha sido puesto sobre la mesa por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien durante su tradicional conferencia mañanera retó a las cabezas de la FIL Guadalajara a revelar cuánto le han pagado al peruano Mario Vargas Llosa por acudir al encuentro.

“Cada vez que llega Vargas Llosa recibe un trato especial. Sería bueno que informaran cuánto le pagan, históricamente cuánto han destinado a Vargas Llosa”, dijo el mandatario, quien además cuestionó la relación de la feria con críticos y políticos opositores de la izquierda mexicana.

Cabe destacar que Raúl Padilla López, presidente de la FIL, formó parte de la campaña presidencial de Ricardo Anaya en 2018, donde propuso la descentralización de la cultura, un mayor presupuesto para el sector y la reestructuración de la secretaría correspondiente.

Foto: Ricardo Anaya Twitter

De acuerdo con un comunicado de prensa oficial, la FIL Guadalajara deja una derrama económica de 700 millones de pesos para el estado de Jalisco, lo cual, en este año, significaría un paso importante para la reactivación de la economía tras la pausa pandémica de 2020.

Pero, nada es gratis para nadie en un evento que se vende como promotor de la lectura. Se cobra desde la entrada a la sede (Expo Guadalajara) hasta los espacios para los expositores (editoriales), la publicidad y la renta de salones para lanzamientos de nuevos libros.

Esto, en cifras, se traduce de la siguiente forma:

El costo de entrada es de 25 pesos general y 20 pesos para niños, estudiantes, maestros y personas de la tercera edad o con discapacidad. Según ha dicho la directora general del evento, Marisol Schulz, la FIL Guadalajara estima recibir este año unos 25,000 visitantes por día.

Tan solo de los accesos recaudarían 4 millones 500 mil pesos, considerando que cada asistente paga 20 pesos y la feria dura nueve días. Pero estas cifras son estimadas en una edición atípica por la pandemia, pues en años ‘normales’´, la FIL recibía más de 800,000 asistentes en total.

Sin embargo, la oferta de ferias literarias en el país es bastante amplia. Tan solo en la Ciudad de México, la Secretaría de Cultura federal tiene registradas 51 eventos de esta índole, entre ellas la Feria Internacional del Libro en el Zócalo, con acceso gratuito.

La FIL Guadalajara también obtiene dinero de la renta de stands para los expositores, la venta de espacios para publicidad y hasta las mesas –por decirlo de alguna manera– para que los editores, bibliotecarios, ilustradores y demás profesionales de la industria busquen nuevos clientes.

Por ejemplo, si un traductor o un distribuidor quieren acudir al Centro de Negocios de Expo Guadalajara durante la FIL deben pagar un preregistro de entre 650 y 850 pesos, según la fecha en que se inscriban.

Este 2021, según el comunicado oficial, se esperan más de 3,000 profesionales, lo que significa un total de 1 millón 950 mil pesos si cada uno de ellos paga los 650 pesos que cuesta el preregistro en las primeras fechas de la convocatoria.

Y para facilitarles la vida, la FIL Guadalajara también funge como agencia de viajes, pues tanto para profesionales como para visitantes en general, el magno evento tiene convenios con las cadenas de hoteles más prestigiadas en la ciudad y, por supuesto, con aerolíneas.

Para quienes desean exponer sus libros en el afamado evento cultural, la historia no es diferente. Hay que arriesgarse a rentar un espacio para vender. Hay varias modalidades y, por tanto, también hay varios costos.

Un stand sin equipar en la FIL Guadalajara, es decir, que solo cuente con iluminación general y un enchufe, cuesta entre 175 y 195 dólares por cada metro cuadrado. Pero, además, es forzoso solicitar no de 18 metros cuadrados como mínimo.

Ya que, si eres una editorial pudiente o un sello arriesgado, puedes alquilar un stand mucho más equipado, con repisas, letrero, gafetes, mesas de recepción y hasta un par de sillas, con un precio de entre 211 y 245 dólares por metro cuadrado.

Suponiendo que cada uno de los 255 expositores que la FIL acogió este 2021 pagara un stand equipado de 9m2 (que es el mínimo que alquilan para esta modalidad), la feria se embolsaría 9 millones 684 mil 900 pesos mexicanos (si el dólar costara 20 pesos).

Aunado a esto, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara oferta espacios publicitarios en su página web, en el programa de actividades y el catálogo de contenidos, con precios que van de los 22 mil a los 40 mil pesos.

Regeneración intentó comunicarse con el área de prensa de la FIL Guadalajara para conocer el destino de los millones que se obtienen con el evento, así como la cantidad de personas a las que emplea y cuáles son sus sueldos, sin embargo, hasta el fin de esta nota no tuvimos respuesta.

La Feria Internacional del Libro en Guadalajara 2021 abrió con la presentación del ejemplar ‘Crítica al poder presidencial’, escrito por Enrique Krauze, uno de los detractores del gobierno de López Obrador.

Defendiendo los colores de los pueblos indígenas de México

Fotos: Secretaría de Cultura

Desde cartas a las marcas internacionales que han ‘plagiado’ los diseños textiles de las comunidades indígenas, hasta la promoción del consumo de prendas originales. Así ha sido la actual lucha del gobierno federal por la defensa de la cultura mexicana

Por Karla Trejo

RegeneraciónMx.- En mayo de 2021, la Secretaría de Cultura envió cartas a las marcas de ropa Zara, Anthropologie y Patowl por la “apropiación cultural indebida” de diseños textiles originarios de Oaxaca. Les pidió, literalmente, una explicación pública por privatizar una propiedad colectiva.

Las cuentas a Zara las pidió por un vestido corte midi, con escote en pico y manga corta que utilizaba elementos de los huipiles tradicionales de las mujeres oaxaqueñas. A Anthropologie por unos pantalones cortos bordados de la línea ‘Daily Practice’, con distintivos del pueblo mixe, en Santa María Tlahuitoltepec, también en Oaxaca.

Con Pawtol, el conflicto fue por unas camisetas estampadas, de estilo casual, en las que se observaba la indumentaria tradicional de la comunidad zapoteca de San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca, donde se valen de una compleja técnica llamada ‘Hazme si puedes’.

No era la primera vez que la Secretaria de Cultura alzaba la voz por el trabajo artístico de las comunidades indígenas mexicanas, pues en junio de 2019 ya había hecho lo propio con la firma Carolina Herrera y su colección de ropa ‘Resort 2020’, que incluía diseños con motivos culturales indígenas del país.

Y la historia no quedó ahí: este fin de semana, la Secretaría de Cultura presentó en el Complejo Cultural de Los Pinos un proyecto llamado ‘Original’, cuyo objetivo fue promover el trabajo artesanal de los pueblos y acercarlos a los consumidores.

Resulta que en México es común criticar la imitación de prendas ‘pirata’ de las marcas de lujo, como Dolce & Gabana, Gucci y Louis Vuitton –que, dicho sea de paso, ya también tuvo su momento polémico por supuestos plagios con México–, pero no por la réplica de los bordados típicos de comunidades indígenas.

De tal manera que ‘Original’ se convirtió en la prueba fehaciente de que la defensa sigue. En conferencias, pasarelas y exposiciones, los pueblos tuvieron la oportunidad de mostrar a los capitalinos su trabajo artístico. ¿Sabía usted que un huipil oaxaqueño toma hasta un mes en su realización?

En algún momento, según se difundió en varios medios de comunicación, Louis Vuitton explicó a México que tenía una especie de colaboración con los artesanos del municipio de Tenango de Doria, en Hidalgo, tras la venta de un sillón de su colección ‘Dolls by Raw Edges’.

Al respecto, la Secretaría de Cultura también les ha solicitado a estas grandes marcas que comprueben los beneficios que dejan a los artesanos mexicanos, a quienes el vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, ha considerado artistas.

Hasta ahora sólo se conoce la respuesta de Zara (perteneciente a la empresa Inditex) a un medio de comunicación estadounidense que lo cuestionó. Supuestamente, le dijo a través de un comunicado, que tenían «el mayor respeto por la Secretaría de Cultura y las comunidades de México».

En la carta, según informó dicho medio en junio de 2021, la firma española también se justificó diciendo que «el diseño en cuestión en ninguna forma intencional tomó prestada o se influenció por el arte del pueblo mixteco de México».

Resulta que, en palabras de la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, ‘Original’ reconoció el valor del trabajo artesanal y les dio un espacio a los creadores de ponerse ‘al tú por tú’ con los diseñadores de las grandes firmas, una oportunidad de alzar la voz y defender su trabajo con la frente en alto.

Este domingo finaliza la exposición, en la que, por primera vez, una dependencia del Gobierno pone sobre la mesa los colores, los bordados, el talento, las técnicas y las habilidades de las comunidades indígenas, para acercarlos a la ciudadanía. Que conozca, defienda y consuma lo originalmente mexicano.