Los abogados también puntualizaron que Quirarte fungió como administrador único
Charros de Jalisco demanda por 25 mdp a Salvador Quirarte
Charros de Jalisco demanda por 25 mdp a Salvador Quirarte

Regeneración 11 febrero 2021. El equipo de abogados que representa a unos socios del club de beisbol Charros de Jalisco acusó a Salvador Quirarte de cometer irregularidades financieras por cerca de 25 millones de pesos mientras fue presidente y administrador.

Durante una conferencia los abogados acusaron a Quirarte de haber realizado 43 transferencias por seis millones de pesos a una empresa que es propiedad de familiares directos.

Además se le hicieron préstamos de dinero entre 2017 y 2020 y no han sido devueltos 3.4 millones de pesos.

A la empresa Controladora de Kioscos que pertenece a familiares de Quirarte, también se le pagaron 3.2 millones de pesos por el servicio de análisis de mercado.

Otros 12 millones de pesos en mercancía de Charros de Jalisco salieron del club para dicha empresa sin que haya registro de un pago.

Los abogados también puntualizaron que Quirarte fungió como administrador único general pues ese cargo lo tiene otro socio llamado Armando Navarro.

Este hombre se convirtió en accionista de Charros de Jalisco a cambio de que aportara el título de la marca.

Postura de Quirarte

La semana pasada Quirarte explicó en una rueda de prensa que Navarro no aportó a la marca y tampoco es socio.

Indicó que el conflicto es porque Navarro quiere apropiarse de un porcentaje mayor al 11% que se le otorgó a cambio del nombre Charros de Jalisco.

Quirarte también responsabilizó a Navarro de los malos manejos financieros que pudieran existir, porque desde 2014 hasta 2020 fue administrador único.

El grupo de accionistas mayoritarios indicó que Quirarte abusó de la confianza de los socios al autoasignarse un salario mensual de 100 mil pesos y haber usado la tarjeta de crédito corporativa para gastos personales entre 2018 y 2020, con un daño por 5.3 millones de pesos.

También señalan que transfirió sin aval, 3.2 millones de pesos para patrocinar al club de basquetbol Astros de Jalisco, que es propiedad de Salvador Quirarte.

Los abogados indicaron que Navarro no aportó a la marca. Además dijeron que su intención no es meter a la cárcel a Quirarte sino que devuelva el dinero que usó indebidamente.

Por su parte, Quirarte señaló que Navarro debe dar la cara por los malos manejos.
“Yo no firmaba los cheques, esa responsabilidad la tenía Armando Navarro”, aseguró.