CNDH exige justicia a la Fiscalía de Veracruz por el asesinato de Jacinto Romero

El periodista fue asesinado, mientras conducía su automóvil, el pasado 19 de agosto en Ixtaczoquitlán, municipio de Veracruz.

CNDH exige justicia a la Fiscalía de Veracruz por el asesinato de Jacinto Romero

Regeneración, 22 de agosto del 2021. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó el homicidio del periodista Jacinto Romero Flores. Además, exigió que las autoridades realicen una investigación exhaustiva y expedita para esclarecer el asesinato porque al parecer está relacionado con su actividad profesional; pues su familia señaló que fue amenazado con anterioridad.

A través de un comunicado, la CNDH demandó a la Fiscalía General de Veracruz indagar los hechos y coordinar acciones para la atención integral de los familiares y víctimas indirectas en el caso.

LEER MÁS:  Identificados los asesinos de periodistas Mollinedo y García

Asimismo, indicó que estará atenta a la evolución de las diligencias que se realicen para identificar a los responsables, sean presentados ante las instituciones de procuración de justicia y sancionados conforme a la ley.

Al reportero le dispararon mientras circulaba en su automóvil el 19 de agosto en Ixtaczoquitlán, municipio de Veracruz. Romero Flores trabajaba en municipios indígenas en la sierra de Zongolica y Orizaba. Su trabajo se centraba en denunciar injusticias sociales e inseguridad.

El periodista trabajaba, principalmente, en municipios indígenas en la sierra en Zongolica y
Orizaba y era reconocido por sus denuncias por las injusticias sociales y la inseguridad.

LEER MÁS:  Cazatormentas mexicana murió en accidente en EE.UU

» Las agresiones a periodistas representan sin duda un atentado al ejercicio de la libertad de expresión y de prensa, pero es fundamental tener claras sus causas. En México, históricamente, las condiciones en que las y los comunicadores han desarrollado su profesión han sido generalmente adversas», manifestó en el comunicado.

En este sentido, señaló que por décadas ha imperado la censura, el espionaje, el cierre de medios, el destierro y hasta el asesinato, por el sólo hecho de disentir del poder. Aunado a ello, resaltó que el contexto de violencia es producto de la influencia del crimen organizado y de la impunidad.