Se repartieron 450 mil condones sólo en la Villa Olímpica, es decir, 42 condones por atleta; buscan evitar enfermedades de transmisión sexual, zika y embarazos no deseados entre los atletas.

condones

Regeneración, 05 de agosto 2016.-  Además de los records deportivos que podrían abatirse durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, parece que también se espera quebrar los records de actividad sexual tanto entre la población como entre los atletas.

El Ministerio de Salud de Brasil envió 9 millones de condones, de los que, 450 mil se entregaron en la Villa Olímpica, donde 10,500 atletas de todo el mundo se hospedan, lo que da un total, de 42 condones por atleta para los 17 días que durarán las competencias, aunque al número habrá que sumarle los oficiales técnicos, así que el número de residentes sube a 18,000 aproximadamente.

Sin embargo, resalta que nunca antes se repartieron tantos preservativos ni en la ciudad ni en la Villa, es más, durante el Carnaval, se distribuyeron en todo Brasil apenas 5 millones de preservativos.

Recordemos que la entrega de condones a los atletas comenzó durante los Juegos de Seúl en 1988, después en Barcelona 1992 se repitió debido al temor global por el aumento de casos de VIH. Actualmente se triplicó el número de preservativos entregados, pese a que la cantidad de deportistas se ha mantenido más o menos igual.

La medida, explicaron, está enfocada en ayudar a evitar la propagación del virus del Zika, enfermedades de transmisión sexual y embarazos no planificados entre los competidores.

Además, los atletas podrán conseguir las “camisitas de Venus” (nombre del condón brasileño) de manera gratuita en la policlínica de la Villa Olímpica.

También,  se colocaron 41 máquinas expendedoras de preservativos en Barra de Tijuca, zona muy cercana al Parque Olímpico.

El medio argentino La Nación, asegura que en los pasillos de la villa se escucha que sí existe mucho sexo entre los atletas.

«Llegué a ver personas teniendo sexo al aire libre; en el paso, entre los edificios, en cualquier lugar. Distraíamos a los agentes de seguridad con nuestras medallas y llevábamos personas para los departamentos», dijo para el medio de Argentina la jugadora de fútbol estadounidense Hope Solo después de los últimos Juegos de Londres.

Con información de La Nación.