Honduras: con apoyo de Estados Unidos, policía asesina manifestantes

Fuerzas hondureñas, entrenadas y financiadas por EEUU, siguen disparando a manifestantes en Honduras: SOA Watch

Regeneración, 26 de enero de 2018. “SOA Watch condena los asesinatos brutales que está cometiendo el Estado hondureño y recordamos que ellos han sido asesinados por exigir su derecho básico a ser gobernados por un gobierno elegido democráticamente por la gente”.

SOA Watch es “una organización independiente que trabaja para cerrar, bajo cualquier nombre que tenga, la Escuela de las Americas (SOA por sus siglas en inglés) del ejército de los Estados Unidos, a través de las vigilias y los ayunos, manifestaciones, la protesta no-violenta, y también con el trabajo de difusión a los medios de comunicación y el trabajo legislativo”. 

El recuento de las muertes en Honduras

En estos días, fue asesinando Telmo Villareal, de 62 años, quien simplemente pasaba por una demostración el pasado sábado 20 de enero. También fue asesinado Ramón Fiallos, un coordinador local del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) la noche del 22 de enero. 

Horas después fueron asesinados por fuerzas estatales, el 23 de enero, Geovanny Díaz Cárcamo, otro miembro del MADJ y activo en las protestas a favor de la democracia y la lucha de su Comunidad que defiende el Río Mezapa.  Aquella misma mañana, otro manifestante a favor de la democracia, José Armando Mariona, de 21 años, fue asesinado.

LEER MÁS:  Indemnizarán con monto millonario a grafiteros en Nueva York

Mientras los militares y la policía abiertamente asesinan a civiles, como Telmo Villareal y Ramón Fiallos, y detienen a manifestantes, el sistema de justicia hondureño está procesando y encarcelado a manifestantes a favor de la democracia, a menudo con cargos falsos y arbitrarios; crece la lista de prisioneros políticos. 

El activista Edwin Espinal, es uno de los prisioneros políticos. Fue detenido el viernes pasado por la noche y posteriormente acusado, irregularmente, dentro de una base militar.

Edwin ha sido un activista conocido en Honduras, desde el golpe militar 2009, cuando su compañera, Wendy Ávila (en la foto), fue muerta a consecuencia de intoxicación por gas lacrimógeno lanzado por fuerzas estatales. Mientras aquellos responsables de su muerte nunca han sido juzgados, Edwin repetidamente fue apuntado por el estado hondureño. En octubre 2013, la policía militar asaltó la casa de Edwin Espinal. 

Mientras ahora los que asesinan a manifestantes, a plena luz del día, están libres y siguen imprudentemente disparando balas vivas a la muchedumbre; Edwin se encuentra encarcelado en una prisión de alta seguridad, bajo investigación por cargos de terrorismo y asociación ilícita en un proceso irregular. 

Lamentablemente, Edwin es solamente uno de muchos otros prisioneros políticos encarcelados por el régimen hondureño en una tentativa de criminalizar la protesta social e intimidar a la población para que guarde silencio. 

LEER MÁS:  Billy Graham falleció a los 99 años, el pastor evangélico más conocido del mundo

Muchas de las detenciones de manifestantes a favor de democracia son arbitrarias y donde las autoridades identifican a los líderes de las protestas y participantes de demostraciones para después ser detenidos y acusados injustamente por hechos donde no han participado.

La oposición públicamente ha acusado al gobierno de “infiltrar” las manifestaciones y de ser los verdaderos responsables del daño a la propiedad en una tentativa de criminalizar las protestas.

Numerosos manifestantes han sido encarcelados, y muchos han sido acusados de cargos serios que podrían conducir a años en la cárcel. 

A pesar del riesgo de recibir un tiro por parte de la Policía Militar o de ser encarcelado, la gente, en toda Honduras, sigue fluyendo en las calles exigiendo su derecho de elegir democráticamente a su presidente. 

En las palabras de Víctor Fernández, un líder con el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, “estamos conscientes del riesgo implicado en la lucha y hace muchos años nosotros decidimos asumir esto. A pesar de los miedos naturales, no perdemos nuestro espíritu decidido para construir un nuevo país. Tampoco vamos a permitirles privarnos a nosotros de la alegría y de las aspiraciones de justicia y dignidad para todos”. 

LEER MÁS:  Loaiza se declara inocente y le imponen fianza de 250 mil

Soa Watch emitió el siguiente llamamiento:

– Compartir esta información con su comunidad y organización

– A llamar o escribir a las autoridades de su país para pedir el rechazo al fraude electoral que ha sucedido en Honduras y condenar al gobierno ilegal y criminal de Juan Orlando Hernández.

– A organizar actividades de solidaridad denunciando la grave crisis de Derechos Humanos que sigue viviendo Honduras desde el golpe de Estado del 2009 a la fecha y donde han sido asesinados cientos de activistas sociales y defensoras y defensores de Derechos Humanos.

– Únete en Redes Sociales a la Acción en Solidaridad con Honduras este 26 y 27 de enero 2018

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás ninguno.

Comentar con facebook